José Luis Moreno y la última obra maestra del rey de la caspa

El empresario y showman ha decidido morir matando: programa disparatado para TVE y demandas para tapar las críticas a su estilo y a sus impagos laborales

Foto: José Luis Moreno y la última obra maestra del rey de la caspa
Autor
Tiempo de lectura7 min

Primero vinieron a por la casta… y no dijimos nada. Ahora vienen a por la caspa… y ya es tarde para detener el enésimo linchamiento a un icono de los años locos de la democracia: José Luis Moreno (JLM). Amigos de España: ¿Qué nos está pasando?

En efecto, el pueblo le tenía muchas ganas a Moreno. Tras años de ver como el erario público financiaba sus espectáculos de varietés, la chavalada ha dicho basta. Ha sido estamparse su nuevo programa,  La alfombra roja palace, y afilarse los cuchillos en los cuartos de estar/cuentas de Twitter del país. “¡A POR MORENO! ¡A POR MORENO!”, brama desaforada la turbamulta, que amenaza con empalar a Monchito si TVE no entrega la cabeza de ventrílocuo en las próximas horas... Y ojo que el siguiente mito en ser demolido por la turba puede ser Bertín Osborne, que vuelve a TVE a 70.000 euros por programa. 

Armagedón judicial

La respuesta de Moreno al vapuleo popular ha estado a la altura de su leyenda correosa: Activar el apocalipsis judicial. Querella criminal incluida contra la web de televisión Bluper, que había publicado varios artículos críticos con el morenismo. 

 

Alfombra roja, que hoy emite su segunda edición en medio de una loca expectación, aterrizó la semana pasada con un escuálido 5,8% de cuota de pantalla (poco más de la mitad de la media de La 1). Cómo sería el primer programa que hasta el director de TVE lo calificó de M pinchada en un palo: "En TVE tiene cabida un buen programa... no lo que vimos el sábado pasado", contó José Ramón Díez, qué achacó los problemas a una mezcla de "falta de tiempo y excesiva ambición, se han querido hacer muchas cosas sin los suficientes ensayos". La crítica televisiva, por su parte, habló de “bochorno” y “bodrio”.

Ocurre que escandalizarse porque un chou de Moreno no tiene ni pies ni cabeza es un poco como rasgarse las vestiduras por la deriva personalista de UPyD (oigan: su cartel electoral en las generales de 2008 fue una reproducción gigante del DNI de Rosa Díez) o que te pille de sorpresa que Rocco Siffredi enseñe el pajarito en una de sus películas. ¡Acabáramos!

He aquí al Moreno tardío: más barroco y autoparódico que nunca

Alfombra roja, por tanto, no sería otra cosa que la gran obra maestra de JLM, su último gran ejercicio de estilo, el Moreno tardío más barroco y autoparódico que nunca (voluntaria o involuntariamente). Con la chorra fuera, vaya, que el señor ya tiene una edad (68 años) y no tendría sentido echar el freno ahora tras toda una vida perpetrando indescriptibles sainetes catódicos.   

En efecto, Alfombra roja es un producto tan churrigueresco que es difícil explicar de qué va exactamente. Que el showman dijera antes del estreno que se trataba de “una bocanada de aire fresco”, no ayudó precisamente a aclarar las cosas: que José Luis Moreno presuma de traer "aire fresco" a la televisión tiene que ser necesariamente una broma punk.


Aquí hay música, humor y actuaciones, es decir, la santísima trinidad del morenismo. Repetimos: Música, humor, actuaciones... dicho así suena de lo más prosaico e inofensivo, pero combinado por Moreno en un mal día puede mutar en tu peor pesadilla cerebral. Alfombra roja, de hecho, es un caso paradigmático de tormenta perfecta: el grosor temático y estético característico del morenismo se ha juntado esta vez con la improvisación y la debacle técnica. O cómo realizar un show de tres horas en directo sin ensayar lo suficiente: presentadores que farfullan el guion y se pisan constantemente, micrófonos que se suben y se bajan sin ton ni son, etc, etc, etc.

El programa tiene, para empezar, graves problemas de identidad. Moreno mezcla impunemente el talent show infantil, los sketches de Matrimoniadas y las canciones de estrellas decadentes sin orden ni concierto. Por el escenario desfilan niños cantores, chistes gruesos, doña Rogelia ebria, una asistenta aún más ebria, culturistas en celo, maridos despechados, la voz en off de Moreno, un desfile de modelos y una cantidad absurda de presentadores (en serio: quizá estemos ante un récord mundial). En resumen: Uno ve una hora seguida de Alfombra roja y está dispuesto a confesar un crimen que no ha cometido con tal de que alguien ponga fin a aquello. He aquí un intento urgente y desesperado por resumir la filosofía del programa en una frase: Moreno ha ingerido un tripi en mal estado (no hay otra explicación plausible).

Festival del humor

¿Exageraciones de plumilla de medio pelo? Escuchen algunos de los tropecientos aforismos procaces salidos de la boca de presentadores y cómicos durante el programa (ojo: no pasa nada por hacer unos chistes verdes malísimos de vez en cuando, igual hasta es lo suyo, pero todo el rato y sin venir a cuento, es para hacérselo mirar, ¿no?):

"Tú, Juncal, que eres nieta de ferroviario, ¿te molesta que te digan que estás como un tren? Pues estás como un tren" 

“Correr todos los días favorece las relaciones sexuales plenas”

“Lo que los hombres buscan en una mujer es que sea ardiente y sensual a la vez que creativa y desenvuelta”

“Llegar o no virgen al matrimonio es polémico”

“La unión de las familias españolas ayuda muchísimo a superar la crisis española, se merecen un aplauso, me encanta todo lo que la familia española está haciendo”

“La Alfombra roja apoya la Marca España”  

Sí, han escuchado bien. Todo el programa está regado con disparatadas invocaciones a la Marca España, vía presentadores o rótulos de pantalla, como si José Luis Moreno hubiera decido acabar de hundir a Mariano Rajoy; en efecto, como todo esto llegue a oídas de Angela Merkel, igual manda los tanques a la sede de RTVE (por gastarse tres millones de euros –13 programas– en semejante astracanada).

'La unión de las familias españolas ayuda muchísimo a superar la crisis española'

Activado el escándalo, Moreno habló el pasado miércoles en M80. Y dijo:

“El debate en Facebook y Twitter demuestra que lo vio todo el mundo”

“Me extraña tanto debate por un programa que no hace daño a nadie”.

José Luis, sin acritud, lo del “no hace daño a nadie” merece una refutación: ver entero la Alfombra roja palace es el equivalente periodístico a cubrir un conflicto bélico; o quizá peor: el Síndrome de Vietnam tiene cura, pero los daños neuronales de la exposición a tres décadas de morenismo catódico quizá sean irreparables. ¿Para cuándo la creación de un Observatorio Internacional de Víctimas de José Luis Moreno? ¿Dónde está Rajoy cuando se le necesita, eh, dónde?

Resumiendo: Moreno ha reinventado el cuñadismo televisivo en su nuevo programa. ¿Quién dijo que estaba acabado? Al César lo que es del Cesar.

 

Si todo esto les parece a ustedes un vodevil televisivo insuperable, quizá es que no conocen las aventuras de José Luis Moreno en la vida real. Atentos a su última performance empresarial:

El próximo lunes, el Ayuntamiento de Valencia recuperará el control del Teatre El Musicial… tras desembarazarse de Moreno. El empresario ganó un concurso para hacerse con la gestión del teatro público a cambio de un canon/subvención. Hace unos meses, el Ayuntamiento decidió suspender el contrato tras comprobar que Moreno no estaba pagando ni a Hacienda ni a la Seguridad Social. Más tarde llegaron las denuncias de Esquerra Unida: “Lleva más de un año sin pagar sus contratos a los artistas”.

'Me extraña tanto debate por un programa que no hace daño a nadie'

No es la primera vez que ocurre algo así. Un juzgado madrileño condenó a Moreno en 2013 por vulnerar los derechos salariales de sus actores. El año anterior ya le habían embargado algunos bienes por no pagar a sus trabajadores.  Mientras eso ocurre, las empresas y administraciones públicas siguen contratando a Moreno como si aquí no pasara nada. Y Moreno, lógicamente, sigue a lo suyo:

Monchito: Quiero cobrar.

Moreno: ¡A la caja, Monchito!   

El Ayuntamiento de Valencia y los directivos de TVE alegaron exactamente lo mismo cuando contrataron a Moreno: siempre trae la oferta más barata. En ahorrar costes, en efecto, Moreno es un maestro. Show must go on

Animales de compañía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios