La traca final de Miley Cyrus

¿Le queda alguna performance escandalosa por hacer a la reina del pop? Lluvia de ideas absurdas para que 2016 sea su año más espectacular, descacharrante y barroco

Foto: Miley Cyrus
Miley Cyrus

Si creen ustedes que Mariano Rajoy es un hombre bajo una gran presión, es que no están familiarizados con las tribulaciones cotidianas de Miley Cyrus. ¡Ella sí que es una mujer bajo una gran presión! Nadie ha tenido que superar un listón más alto en 2015 y nadie tendrá que superar un listón más alto en 2016. Máximo respeto pues.

El asunto es el siguiente: en 2013, Miley se convirtió en la reina del mambo (pop) gracias a su 'performance' erótica festiva en la gala de la MTV. Había nacido un mito: cada vez que Miley pisaba un escenario, subía el pan. La gran diva del escándalo porno pop.

La cantante inició entonces una escalada performativa: de fumar canutos de hierba delante de millones de espectadores a lucir atuendos cada vez más diminutos.

Cuesta abajo y sin frenos

En portada
En portada

Todo apuntaba a que Miley llegaría con la lengua fuera a 2015 tras todo ese trasiego, pero no: en los últimos 12 meses la hemos visto jaleando el lesbianismo, haciendo apología del consumo de ayahuasca y posando desnuda con gorra y porra fálica de agente de la ley.

El colofón a su año más loco ha sido su aparición estelar -semidesnuda y atada a un pene gigante de goma- en un concierto en Vancouver. En tres palabras: muy a tope.

El punto débil de Miley es que su frenética actividad como agitadora pop no se ha visto acompañada de demasiadas canciones dignas de tal nombre. La diva está aún lejos de los pepinazos musicales que jalonan la carrera de, por ejemplo, Beyoncé.

Así que, a falta de un buen disco que llevarse a la boca, no hay que ser un lince para deducir que Miley subirá la apuesta por el astracán en 2016. Pero, ¡ay!, una vez que una se ha vestido de Ágatha Ruiz de la Prada y agitado un pene de tamaño descomunal, no es sencillo superarse a sí misma.

La traca final de Miley Cyrus

Perder los papeles

Por todo ello: vamos a darle a Miley 10 ideas descabelladas y absurdas para que 2016 sea un año aún más espectacular, descacharrante y barroco que 2015.

-Perrear a un elefante rosa en los premios de la MTV.

-Copular con varios enanitos (de tripi) en su nuevo vídeo.

-Casarse con un armadillo.

-Tomar una cantidad ingente de peyote; pasar por los siguiente estados anímicos en 30 segundos: encontrarse a sí misma, extraviarse a sí misma y vivir el mejor y el peor momento de su vida.

-Viajar al Tíbet, ver la luz y caer redonda tras pasar 173 horas seguidas en la posición flor de loto.

-Copular con varios enanitos (de tripi) subida a un elefante rosa.

-Pinchar a cuatro platos en Monegros con la ayuda de un tejón (DJ Pelazo).

-Quemar su pasaporte estadounidense y declararse ciudadana de Chiquitistán.

-Aprender el lenguaje de los delfines; pasar los siguientes seis meses hablando en 'delfinés'; ingresar en un centro de desintoxiación para adictos al helio.

-Caerse rodando por unas escaleras el 1 de enero de 2016 y aterrizar el 31 de diciembre de 2016.

Y ya... Y todavía habrá alguien que se escandalice. ¿No es maravilloso? 'Show must go on'. Gracias Miley. 'We love you'.

La traca final de Miley Cyrus

Animales de compañía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios