Por qué los fans de Sabina no quieren que pague impuestos
  1. Cultura
  2. Animales de compañía
Carlos Prieto

Animales de compañía

Por

Por qué los fans de Sabina no quieren que pague impuestos

Los nuevos datos sobre la ingeniería fiscal del cantante podrían generar el enésimo choque con Montoro. Y le obligarían a otra gira para pagar multas a Hacienda...

placeholder Foto: El cantante Joaquín Sabina.
El cantante Joaquín Sabina.

Un despacho de asesores fiscales investigado por la Audiencia Nacional por ayudar a evadir impuestos a vips culturales. Y una estrella del pop que ha creado una estructura societaria para conseguir deducciones sospechosas. 'Habemus' drama y tormenta fiscal sobre Joaquín Sabina...

Las nuevas informaciones de este periódico sobre las lucrativas relaciones entre Sabina y Nummaria podrían tener consecuencias sobre el 'rush' final de la carrera del cantante: de la jubilación dorada al frenesí artístico. ¿La musa que lleva a Sabina a componer y girar como un loco? Cristóbal Montoro.

Foto: El cantante español Joaquín Sabina. (EFE)

Las tirantes relaciones entre Sabina y Montoro vienen de lejos. A finales de 2014, Hacienda reclamó al cantante cuatro millones de euros por considerar que facturaba como sociedad en lugar de como persona física, con el consiguiente ahorro.

En febrero de este año, 'El País' entrevistó al cantante y le preguntó si iba a volver a dar conciertos:

—¿Volverá a los escenarios?

—Mucho me temo que Montoro sigue pisándome los talones y tendré que hacer otra gira.

Y eso era antes de que estallara el escándalo Nummaria y se conocieran los vínculos de Sabina con el despacho. De lo que podría deducise (maliciosamente) lo siguiente: a) que al cantante le puede crujir Hacienda a lo grande en cualquier momento; b) que el cantante va a estar tocando y componiendo hasta el desplome; c) que su nueva e interminable gira se llamaría: "Canalleo fiscal con Sabina & Montoro".

Casualidad o no, Sabina publicará este invierno su primer disco en siete años...

Excelentes noticias pues para los fans de Sabina: deben estar deseando que se descubran nuevos trapis fiscales que obliguen al cantante a seguir en activo. Y malísimas noticias para sus detractores: van a tener que comer ripios canallas sabineros hasta el fin de los días. Sí, nunca llueve a gusto de todos...

PD: cuando Zapatero estaba en la cresta de la ola, dijo una frase inolvidable: "Bajar los impuestos es de izquierdas". Pregunta a los amigos progres de 'la ceja': ¿bajar las cantidades que pagáis a Hacienda a golpe de ingeniería fiscal también es de izquierdas? Que no pare la fiesta.

Joaquín Sabina Caso Nummaria Música