Deniro: nacidos EN LA ERA DIGITAL

¿Cuánto cuesta mantener un grupo de rock?

Esta banda madrileña es la muestra de la dificultad que existe en España para salir a la luz pese a que los elementos estén perfectamente alineados para ello: calidad, puesta en escena y crítica

“Esto no deja de ser una apuesta”, cuenta el vocalista Dave Gómez a El Confidencial en el local de ensayo de su grupo, Deniro. Una apuesta realizada a través de su último disco, Sueño que arde, en el que han invertido más de 20.000 euros. Deniro tiene una excelente crítica por parte de la prensa musical, una calidad extraordinaria en su sonido y una gran puesta en escena para defender su trabajo sobre la madera. ¿Qué le falta para triunfar?

El ‘mantenimiento’ de la banda no tiene nada que envidiar al de grandes artistas. No escatiman en recursos para obtener un resultado de una calidad profesional. Nano Ruíz, líder y guitarrista del grupo, analiza la trayectoria de Deniro desde la experiencia que le otorga el haber visto crecer de la nada a su anterior gran banda, Habeas Corpus, la cual nació en el año IX a.I. (antes de Internet, marcado sobre 2001, cuando la industria musical comenzó a caer en picado) y triunfó poco después. “Si Deniro hubiera nacido a principios de este siglo no tengo la menor duda de ahora mismo estaríamos en un nivel superior”, asegura Nano, quien notó cómo entre “2004 y 2005 ya se vendía la mitad de antes” sin haber dado motivos para ello por parte de los músicos.

El tiempo refleja que un grupo musical se ha transformado en una empresa cuya supervivencia depende de los factores que le rodean. Antes de Internet, las posibilidades de que un grupo saliera a la luz dependía -en una inmensa mayoría- de la propia formación. Si eras bueno, básicamente, tenían muchas opciones de poder vivir de la música. Actualmente, la competitividad por un pastel más pequeño provoca que –como una empresa- las ideas que se ‘venden’ (expresan) deben coincidir con el lugar y el tiempo adecuado porque ya no se goza de un altavoz único y universal como pudiera ser la radio o la televisión, medios copados actualmente por otros estilos. Ahora hay que dar en el clavo en la inmensidad de internet. “Si supiera la fórmula exacta…”, reflexiona Nano, quien ya la descifró una vez y trabaja para dar en la diana una segunda.

“Qué grupazo Deniro”

“Si hubiese un mínimo de justicia universal, la irrupción de un nuevo disco de los madrileños Deniro debería ser un acontecimiento masivo en los círculos musicales. Dolorosa cantinela esa del injusto reconocimiento frente a otras propuestas mayoritarias más pobres”. De esta manera es como iniciaba la crítica de Sueño que arde Vicente Merino, redactor jefe de la revista musical Ruta 66. En la misma línea que un extracto ‘robado’ a Mariskal Rock tras uno de sus conciertos: “Qué grupazo Deniro. Los amantes de los sonidos alternativos de los ’90 y en general los amantes de las bandas que viven el rock como modo de vida -y no como una moda impuesta por los medios-, deberían hacer caso a la propuesta musical de Deniro. Hay que ayudarles a seguir luchando por y para los sueños… rockeros”. Jorge Vileilla, coordinador de Rock FM, disfrutó con El Confidencial del último concierto de Deniro en Madrid capital y afirmó que reúnen lo necesario “para que una banda de rock triunfe”.

Las anteriores son sólo tres muestras de la excelente crítica recibida por un grupo que tiene tres discos a sus espaldas en cinco años de vida. Sabiendo que cada ‘hijo’ se lleva entorno a 20.000 euros, la apuesta es firme y en breve irán a por el cuarto. Para alimentar este sueño, Deniro cuenta con el aliado que ha cambiado la industria musical, Internet, y tanto en Soundcloud como en Deniro.es, -así como en Youtube- tienen colgados diferentes temas para bailar, criticar y compartir.

“Yo estoy preparado, ella (la guitarra) está preparada, ellos (sus compañeros de grupo) están preparados y el público también está preparado. Sueño que arde”. Nano Ruíz (Deniro).

Área Rock
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios