Cuando las bandas americanas se cuadran ante el guitarrista español Jorge Salán

En España conocíamos el talento y virtud de Jorge Salán, pero no cómo su manera de tocar impactaba tanto entre las bandas del país que domina este género musical

Foto: Jorge Salán en directo (Instagram: jorgesalanoficial).
Jorge Salán en directo (Instagram: jorgesalanoficial).

“Estoy emocionado, me han dicho que si quiero tocar con ellos en Europa”. Fue poner un pie en el barco y el líder de una de los grupos que tocaba en el festival le hizo una oferta para ser su guitarrista permanente en el Viejo Continente. Unos días después, cuando esta mágica semana a bordo de un crucero llegaba a su fin, los integrantes de la legendaria banda Stryper se cuadraban ante él felicitándole por su actuación junto a su banda, Soto. Como dice el anuncio de la San Miguel: donde va, triunfa. La figura del guitarrista español Jorge Salán aumentó de tamaño tras uno de los festivales más especiales y singulares de todo el mundo, el Monsters of Rock Cruise. “No sé. Algo debo de tener...”.

["Con once teclados y en dos días", así compuso Europe 'The Final Countdown']

El Confidencial fue testigo directo de las aventuras durante cinco días del madrileño de 34 años junto a la banda formada en torno al vocalista Jeff Scott Soto (Journey, Yngwie Malmsteen, Talisman, Trans-Siberian Orchestra…). Soto es un grupo peculiar, nacido a partir de la era tecnológica y de las telecomunicaciones ya que la voz reside en Los Ángeles, el bajista (David Z) en Nueva York, el teclado y la guitarra rítmica (BJ) y el batería (Edu Cominato) en Sao Paulo y la guitarra líder en Madrid. La valiente apuesta por el talento sin importar el origen fue el primer paso para que Salán pudiera poner pie en territorio norteamericano, donde concierto a concierto su fama crece y ya es la guitarra que acompaña en Europa a Joe Lynn Turner (Deep Purple, Rainbow), Robin Beck y Fiona.

#Thinking about... #music #guitar #Marshall #MonsterofRockCruise #rock #liveshow #música #guitarra #picoftheday #SOTO

Una foto publicada por Jorge Salán (@jorgesalanoficial) el

“¡Wow! Estos días han pasado muchos por aquí, pero te acabas de convertir en mi guitarrista favorito del festival”, comenta entusiasmado a Jorge el técnico de sonido del 'Pool Stage', uno de los cinco escenarios que había en este crucero que partió de Tampa (Florida) e hizo paradas en las Islas Caimán y Cozumel.

[Encuentran viva la magia de Janis Joplin en una sueca llamada Elin Larsson (Blues Pills)]

Limpio al pisar cada traste de su Les Paul, su gesto corporal acompaña a un rostro que invita a sentir la emoción que le transmiten las seis cuerdas que golpea con dedos y su púa Jim Dunlop. Es esa comunicación -y la soltura a la hora de tocar- el argumento que permite evocar una impresión que se pega a público y artistas... y que sorprende a él mismo cuando no sabe explicar por qué engancha: “No sé. Algo debo de tener...”, responde con cara de asombro mientras se encoge de hombros. Seguramente, los halagos de estos días hacia el español representen la antítesis de cómo se le quedó el cuerpo a quienes presenciaran el patético espectáculo de Vince Neil (voz de Motley Crue y cabeza de cartel), quien desató algunas risas entre el público por su labor al micrófono y su actuación en el festival.

El ex de Guns N' Roses, también

Nathan James, vocalista y líder de Inglorious (banda inglesa con dos años de vida que está subiendo como la espuma), le felicitó en uno de los encuentros que presenció El Confidencial, comentándole entre risas: “Le dije a Jeff que te quería para mi grupo… pero no me respondió y simplemente comenzó a reírse”. Ronald Jay Blumenthal 'BumbleFoot', guitarrista de Guns N' Roses durante cinco años y presente en el último disco de estudio de la banda liderada por Axl Rose, 'Chinese Democracy', admitió al propio Jeff Scott Soto después de la actuación que le había gustado su directo y encantado su guitarrista...

[¿Por qué Chuck Berry no es el rey del rock? Negro, expresidiario y adorado por las blancas...]

Aunque el punto cumbre de este rosario de aplausos llegó en la última cena, tras tocar y unas horas antes de abandonar el barco, cuando sentado con una cerveza y esperando un plato de pollo pasaron, uno a uno, los integrantes de Stryper y le levantaron de la mesa para darle una palmada en la espalda y felicitarle por el show. “Yo no lo he visto entero pero mi grupo me ha dicho que te tenía que dar la enhorabuena por cómo lo habías hecho”. El batería del grupo, Robert Sweet, fue sincero y original a la hora de estrecharle la mano. La conversación fue más extensa con el guitarrista, Oz Fox, quien no se perdió ni un minuto del concierto de Soto en aquella tarde.

Avalanch y su banda para no perder el ritmo

Unas fechas antes de subirse en este Monsters of Rock Cruise, Jorge Salán había firmado en España un ambicioso proyecto con Avalanch, un grupo renacido con diferentes artistas nacionales e internacionales que esperan atacar tanto el mercado nacional como el latinoamericano. Alberto Rionda, el jefe de la banda, se había adelantado a otra mítica formación española que también quiso contar con la guitarra de Jorge. 2017 está siendo su año porque, además de ser objeto de deseo a este y el otro lado del charco, el próximo mes realizará unas actuaciones por Suecia con su banda (Jorge Salán & The Majestic Jaywalkers), con la que late a ritmo de blues.

[Lea más artículos de Área Rock]

¿Un techo? “En este negocio, no es sólo mostrar tus aptitudes, también es estar en el momento y lugar adecuado. Si no estás en movimiento, es difícil que se acuerden de ti”, reconoce el estudiante de Berklee. Su carrera ha cumplido tres lustros y, por lo pronto, pocos solos de guitarra eléctrica partieron de la Piel de Toro y llegaron tan lejos. El cóctel formado por el tiempo, la paciencia, el talento y la pasión dirá dónde termina.

Área Rock

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios