Mi montaña: un arriesgado verano al pie de la cima del Montblanc

Mi montaña, Eider Elizegui / 197 páginas / 14.00 € - Comprar libro Los fines de semana dedicados a recorrer los Pirineos no eran suficientes para

Foto: Mi montaña: un arriesgado verano al pie de la cima del Montblanc
Mi montaña: un arriesgado verano al pie de la cima del Montblanc
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min
    Mi montaña, Eider Elizegui / 197 páginas / 14.00 € - Comprar libro

    Los fines de semana dedicados a recorrer los Pirineos no eran suficientes para esta audaz bióloga, a la que se le presenta la oportunidad de permanecer en la montaña trabajando durante el verano en Goûter, en un refugio cercano a la cumbre del Montblanc. No lo pensó dos veces. “Sin pensarlo dos veces, reorganizo la mochila y, rápidamente, ato todos los cabos de mi vida en la ciudad para ausentarme cuatro meses en lugar de uno solo, tal y como estaba planeado”.

    El acondicionamiento del refugio se realiza gradualmente. A finales de mayo, diez hombres lo desentierran de la nieve, que lo ha sepultado durante todo el invierno. El diez de junio, el equipo que va a atender el refugio es trasladado allí en helicóptero, salvando en pocos minutos un desnivel de 2.500 metros, hasta depositarlos a 3.817 metros sobre el nivel del mar, donde el mal de altura exigiría una aclimatación pausada, que no se pueden permitir, ya que el siguiente paso es recibir y colocar las 25 sacas, de 500 kg cada una, que poco a poco izará el helicóptero con víveres, medicamentos, productos de limpieza, vajilla, ropa de cama, menaje… Todo lo necesario para abrir oficialmente cinco días después, el 15 de junio, un refugio de alta montaña capaz de albergar y alimentar a más de 104 viajeros diarios, en su itinerario de ascensión a la cima del Montblanc, situado tan solo a 4 horas de marcha.

    Eider, junto al resto de los “guardeses”, trabajará sin descanso durante los cuatro meses estivales, sin días libres, con el sueño interrumpido por los turnos de desayunos, siempre en plena noche, para que los alpinistas puedan coronar la cumbre al amanecer y disfrutar al máximo del panorama y las horas de luz, antes de volver a emprender el descenso. Teniendo que atender imprevistos constantes, ya que mucha gente accede a la cabaña sin reserva previa, o agilizando y coordinando operaciones de rescate, muy frecuentes dada la dificultad de la ruta y la intensidad de usuarios en la temporada.

    Al margen de la curiosidad que suscita conocer el funcionamiento de un albergue de estas características, de la rareza de los ingenios con los que está dotado para obtener agua, servicios, algo de calor, energía eléctrica en esas duras condiciones ambientales, me ha sorprendido la calidad de la prosa de este libro, merecidamente premiado con el Premio Desnivel de Literatura 2010. Su autora es una chica joven que se estrena en el mundo literario con esta obra y de la que espero sinceramente que prosiga. Creo que mis lectores saben que cualquier retrato de la naturaleza me subyuga, pero verdaderamente esta lectura ha ejercido un fortísimo poder de seducción sobre mi imaginación.

    La autora goza de una capacidad de observación extraordinaria, la montaña, el glaciar, el abismo, el hielo, las nubes, las rocas, el viento, la nieve, la quietud, el miedo, la majestuosidad, la permanencia, la soledad, el silencio cobran vida en sus bellas descripciones. Todo es vivido con asombro, con intensidad, con pasión, su mirada hacia lo que le rodea siempre es nueva, estrena y descubre constantemente la naturaleza, desde sus manifestaciones más pequeñas, las chovas que vuelan hasta esa altura en busca de desperdicios de comida, hasta una imponente tormenta de nieve ininterrumpida durante varios días, que amenazó con sepultarles completamente.

    Estupendo relato que eleva la mirada, ensancha los pulmones, recarga los ojos de belleza, purifica la sensibilidad, nos impele a viajar sin movernos, pero para aquellos que quieran disfrutar más de la temporada de esquí, acaba de publicarse en la misma editorial la edición completamente actualizada de un buen manual de fondo: Teoría y práctica del esquí de montaña. El dominio de todas las nieves y pendientes.

    Reseñas anteriores publicadas en El Rincón...

    Rincón de María Trincado
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    13 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios