estreno este viernes 23 de junio

Wonder Woman: los estrógenos le comen la tostada a la testosterona

El 'blockbuster' del verano se ha convertido en la película más taquillera dirigida por una mujer

Foto: Gal Gadot es Wonder Woman | Warner Bros.
Gal Gadot es Wonder Woman | Warner Bros.

Durante mucho tiempo me he sentido como si me paseara por el Strip de Las Vegas con mil dólares en cada mano y los casinos fueran cerrando las puertas de entrada a mi paso. ¿Es que nadie quiere mi dinero? El entretenimiento audiovisual siempre ha estado diseñado para el uso y disfrute del hombre, y tiene su lógica, porque hasta hace unas pocas décadas eran ellos quienes tenían el poder adquisitivo y, por lo tanto, quienes decidían en que gastaban su salario. La crítica de cine Laura Mulvey publicó en 1975 el ensayo 'Placer visual' y cine narrativo en el que explica cómo el Hollywood clásico se orquestaba bajo la mirada masculina y la figura femenina solo tenía cabida como objeto de deseo. La cosa aunque avanza, lo hace a un paso muy lento.

Seguramente, parte del éxito de 'Wonder Woman' reside en que ha llegado a la cartelera en el momento adecuado —durante todo este año no ha habido un solo acontecimiento cinematográfico en el que haya faltado la reivindicación feminista o se haya criticado la falta de mujeres a los mandos y de papeles femeninos que no sean meros satélites del protagonista—. La película de Patty Jenkins ha funcionado no solo como producto audiovisual sino también como campaña política. Han sido muchas las voces que se han levantado en Hollywood alentando a las masas para comprar una entrada y demostrar que apoyamos una industria 'mainstream', en la que hombres y mujeres compartimos liderazgo.

"Es muy triste que Hollywood haya tardado tanto en hacer 'Wonder Woman', el 51% de la población estadounidense son mujeres, comprar una entrada es votar", escribió la actriz Michelle Rodríguez.

"Cada día la gente vota gastando su dinero en cosas, la gente vota por empresas comprando sus productos. Hoy me voy a comprar una entrada para 'Wonder Woman'", prosiguió.

"Ok gente, acabo de salir del cine y sé con certeza que los dioses nos han bendecido con #WONDERWOMAN. W.O.W. Es una película de superhéroes como ninguna otra. Épica. Divertida. Arrebatadora. Estilísticamente cautivadora", comentó en su Instagram la intérprete Lupita Nyong'o.

Entiendo que tanto el cine como la televisión son industrias culturales y que las empresas, no solo quieren sacar adelante sus proyectos, también quieren ganar dinero. Si hay demanda, ¿por qué no hay oferta? No hay que ser un lince del marketing para darse cuenta de que hay un 'target' —bastante amplio— ávido de un entretenimiento diseñado a medida. A día de hoy, el 'show bussiness' dirigido a mujeres que se salen del estereotipo no está consolidado. Es un terreno virgen por conquistar que, a pesar de los buenos resultados que han cosechado títulos de películas y series como 'El cuento de la criada', 'Big Little Lies', 'Rogue One' o 'La llegada', sigue generando escepticismo en las altas esferas y por eso no terminan de tirarse a la piscina.

Si hay demanda, ¿por qué no hay oferta? [...] El 'show bussiness' dirigido a mujeres que se salen del estereotipo no está consolidado

No se trata de robar parte del pastel a la industria establecida, sino de hincarle el diente a una segunda tarta. Quizá, el rotundo éxito de 'Wonder Woman' desempolve proyectos que no se tenían por solventes —está en camino la 'Capitana Marvel' y ya se habla de 'Hulka'— y, además, abra las puertas de las superproducciones a mujeres realizadoras. Si hasta ahora nada de esto había sucedido, es en parte porque no habíamos utilizado nuestro poder como consumidoras.

Gal Gadot, Patty Jenkins y Chris Pine en el set de Wonder Woman.
Gal Gadot, Patty Jenkins y Chris Pine en el set de Wonder Woman.

Sobra decir que 'Wonder Woman' es una muy buena película de estudio, sin esta condición hubiera sido imposible superar la barrera de los 100 millones de dólares en el fin de semana de estreno ni mantener un rendimiento que le ha llevado a embolsarse hasta el momento más de 570 millones en todo el mundo. Pero tampoco revoluciona el género de superhéroes ni retrata a una heroína feminista con un discurso político en esta línea. Ni falta que hace. Las películas no tienen que ser panfletos o idearios. Su poder reside en haber roto las barreras de género delante y detrás de las cámaras —no se estrenaba un 'blockbuster' protagonizado por una heroína desde 'Elektra' en 2005 y el número de directoras en proyectos de esta envergadura es irrisorio—.

La diversidad tiene que llegar a la gran pantalla si quieren seguir cosechando éxitos

Ha puesto de manifiesto que la diversidad tiene que llegar a la gran pantalla si quieren seguir cosechando éxitos. En este punto, el de conseguir que cierto tipo de productos sean un éxito, entramos en juego las espectadoras y espectadores. El más mínimo traspiés sirve de excusa a las 'majors' para abandonar la enmienda. Demostrar de manera activa que queremos lo que demandamos es la mejor estrategia para derribar el techo de cristal que en el mundo audiovisual impide a las mujeres contar su versión de la historia. Hasta la fecha, nos lo habían puesto difícil. Las películas dirigidas por mujeres cuentan con la mitad de presupuesto y rara vez tienen a su disposición una partida de marketing que les permita llegar a los potenciales espectadores. Si no sabemos que se estrena, difícilmente podremos ir a verla. Aun así, al menos en nuestro país, en este sentido nos hemos puesto las pilas.

Karolina Gruszka interpreta a Marie Curie
Karolina Gruszka interpreta a Marie Curie

Curiosamente, son los 'biopics' sobre desconocidas u olvidadas y las películas dirigidas por mujeres las que están levantando la taquilla de los cines de autor. Así, últimamente se cuelan entre los top títulos como 'Marie Curie' de Marie Noëlle o 'Paula' de Christian Schwochow —sobre la artista alemana Paula Becker—. Las distribuidoras, que se han percatado del fenómeno, no dejan de estrenar títulos con características similares: la semana pasada se unió a la cartelera 'Chavela' de Catherine Gund y Daresha Kyi, 'Júlia Ist' de Elena Martín y 'París puede esperar' de Eleanor Coppola. Pero la cosa no queda aquí, este viernes, además de 'Wonder Woman', también se estrena 'La casa de la esperanza' de Niki Caro y 'Maudie' de Aisling Walsh.

"Poderoso caballero es don Dinero", rezaba Quevedo. Comprad una entrada, de 'Wonder Woman' o de cualquiera de las otras. Ayudemos a llenar de estrógenos la gran pantalla que si algo rebosa en la industria de los sueños es testosterona. Y nosotras también queremos soñar.

Chanquete ha muerto

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios