No veo 'Juego de Tronos' pero no me pasa nada, de verdad

Los que no vemos la serie de HBO no tenemos nada en contra de ella, pero tampoco queremos ver siete temporadas seguidas con spoilers incluidos

Foto: Mi cara afrontando un lunes en el que solo se va a hablar de 'Juego de Tronos'
Mi cara afrontando un lunes en el que solo se va a hablar de 'Juego de Tronos'

Solo quería deciros que estoy bien. No veo 'Juego de Tronos' pero mi vida es, seguramente, muy parecida a la vuestra. Dejad de mirarme así. También me tomo el café por la mañana casi con los ojos cerrados y odio los lunes, aunque quizá un poco más que vosotros, porque es el día en el que todo el mundo en la oficina habla de algo a lo que yo no puedo aportar nada: el último episodio de 'Juego de Tronos'. Lo que suelo hacer es quedarme agazapada en mi asiento, silenciar el grupo de WhatsApp en el que también están hablando de 'Juego de Tronos' y estar atenta por si en algún momento cambia el tema de conversación y puedo volver a socializar. Pero estoy bien.

No, no me creo especial por no ver 'Juego de Tronos' y no os tengo manía a los que la véis, pero tampoco quiero sentirme obligada a verla, pensando que si no lo hago me desterrarán de la civilización y tendré que irme a vivir a aguas internacionales. Porque hay algo peor que no poder hablar cuando el tema de conversación es dicha serie: que me pregunten por ella. “Buenos días”, saludo por la mañana como una persona normal. “¿Has visto el último de 'Juego de Tronos'?”, me responden a modo de saludo, olvidando que la semana pasada ya dije que no la veía. Cuando se lo repito, me preguntan “¿en serio?”, como si acabara de confesar que una de mis aficiones favoritas es beber leche caducada.

Cuando digo en una conversación que no veo 'Juego de Tronos', en general, suele haber gritos de sorpresa y reacciones indignadas. No me sorprendería que a la próxima hubiera desmayos y un grupito viniera hacia mí portando antorchas y rastrillos al grito de “que no escape”. “¡Tienes que verla!” suele ser la respuesta habitual, seguida de “es bestial” o “es más que una serie”. Y yo solo puedo pensar que estoy harta del “winter is coming”. No sé qué significa pero llevo años oyéndolo. ¿Cuánto tiempo puede una serie alargar una premisa? ¿Una que habla sobre el clima?

El caso es que, aunque quisiera, en 2017 ya no puedo empezar 'Juego de Tronos'. Es como hacerse youtuber. Sabes que lo vas a dejar por el camino porque ya llegas tarde a muchas cosas. ¿En serio me tengo que poner al día con siete temporadas? Ya sé mucho de lo que ocurre porque todo el mundo lo cuenta en Twitter. Y saber lo que pasa en las primeras temporadas lo entiendo. No sé qué fecha de caducidad tienen los spoilers, pero supongo que decir que un personaje muere 7 años después de que se emita el episodio, es aceptable. El problema es que parece haber muchos aficionados a madrugar para ver el capítulo a horas intempestivas y después vomitar en redes sociales todo lo que ha pasado. ¿Para qué voy a ver 'Juego de Tronos' si ya hay gente retransmitiéndolo en directo?

Además de conocer varios momentos importantes de la serie, está el problema del tiempo. Tener por delante más de 60 horas de contenido para ver no es algo que encaje de forma cómoda en mi rutina diaria. Sobre todo cuando tanta gente me ha dicho “empieza un poco lenta, pero ya verás como al final está genial”. Creo que es la peor forma posible para vender algo: “Bienvenido a tu nuevo trabajo. Los primeros meses vas a querer dejarlo, pero ya verás como luego merece la pena.”

No soy un ser asocial por no ver 'Juego de Tronos'. “You know nothing, Jon Snow”, me responden algunos cuando digo que ni he empezado la serie ni tengo intención de hacerlo en un futuro cercano. No tengo muy claro a lo que se refieren, pero por lo menos, sin ver la serie, tengo la seguridad de que no me voy a comer ningún spoiler.

Chanquete ha muerto

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios