Así se rodó en Cáceres la batalla más impresionante de 'Juego de Tronos'

El espectacular desenlace de 'Botines de guerra' contó con más de ochenta tomas con Daenerys sobre su dragón

Foto: Cabalgada dothraki en el cuarto episodio de la séptima temporada de 'Juego de Tronos'
Cabalgada dothraki en el cuarto episodio de la séptima temporada de 'Juego de Tronos'

"Recuerdo estar mirando el 'Ataque al tren del botín' y dije, "esto es más grande que la Batalla de los Bastardos". Y David y Den decirme "¿Cómo va a ser esto más grande que la Batalla de los Bastardos?". Con estas palabras, pronunciadas por la productora ejecutiva de 'Juego deTronos', Bernie Caulfield, arranca el especial de un cuarto de hora de duración en el que HBO desvela los secretos del rodaje de una de las batallas más espectaculares de la serie. Denominada por los creadores 'Ataque al tren del botín', el rodaje de los diez últimos minutos de 'Botines de Guerra' tuvo lugar en el paraje cacereño de Los Barruecos durante casi veinte días. Posteriormente, tal y como recoge el vídeo, durante varias semanas el equipo de producción trabajó en Belfast para añadir los efectos especiales y las imágenes de Daenerys sobre el dragón.

"Es como una película de viajes en el tiempo. ¿Y si alguien tuviese un F-16 y lo llevase a la época medieval?", comenta D.B Weiss, guionista y productor ejecutivo de la producción para explicar la relevancia de Drogon en la contienda. "Fue un desafío complicado, porque hay tantos puntos de vista diferentes, y fases en la batalla que entran en juego". "Ahí tienes a Daenerys Targaryen, desatada por primera vez en Poniente, y ella va a demostrar lo que es capaz de hacer", cuenta Mark Shakman, director del cuarto y el quinto episodio. Tras trabajar en producciones como 'House', 'Fargo' o 'The Good Wife', Shakman se ha enfrentado en 'Juego de Tronos' a uno de los retos profesionales más importantes de su carrera. "Cuando tienes una secuencia de una gran batalla", explica, "especialmente una en la que tienes varios puntos de vista, tienes que averiguar cómo equilibrarlos y cuál es el que manda y en el que te quieres apoyar. Y yo elegí centrarme en Jaime, porque era el otro lado del ataque del dragón, tratando de mantener juntas sus tropas, mientras ve como el mundo cambia para siempre".

El colorante (ecológico) con el que ennegrecieron aquello que quedaba quemado por la ira de Drogon, las prendas inflamables con las que vistieron a los restos de los soldados de los Lannister o la ceniza y el carbón con el que El Dominio se convirtió en un lugar devastado y oscurecido, fueron algunos de los elementos que utilizó el equipo de producción. De hecho, antes de trasladarse a Cáceres estuvo en Madrid, hace un año, poniendo a prueba los explosivos con los que iban a simular los efectos que el aliento de fuego del dragón tenían en el ejército de Jaime.

Imagen del rodaje de la batalla del cuarto episodio de la séptima temporada de 'Juego de Tronos'
Imagen del rodaje de la batalla del cuarto episodio de la séptima temporada de 'Juego de Tronos'

La marea Dothraki

Una de las secuencias más impresionantes de la batalla no estuvo relacionada con Drogon o el arma creada por Qyburn para eliminarlo, "El Escorpión", sino con el impresionante despliegue que las hordas Dothraki llevan a cabo mientras la bestia sobrevuela sus cabezas. Cientos de hombres a caballo, gritando y mostrando su imagen más fiera mientras, algunos de ellos, eran capaces de alzarse sobre sus monturas y disparar flechas contra el ejército Lannister.

La arriesgada apuesta corrió a cargo de Camilla Naprous, la encargada de las escenas a caballo de la producción, que según Shakman, "quería llevar a cabo algo que no se hubiese visto antes". "Ella dijo '¿Y si los dothraki se pusieran en pie en sus caballos y comenzasen a disparar flechas?", recuerda el director antes de confesar que cuando escuchó la propuesta, le pareció maravillosa, aunque no creyó que fuese posible. Horas de entrenamiento y estribos construidos especialmente para la ocasión terminaron por llevar la contraria a las previsiones del director.

Imagen del rodaje de las escenas de Daenerys Targaryen sobre Drogon
Imagen del rodaje de las escenas de Daenerys Targaryen sobre Drogon

El vuelo de Drogon

Durante el rodaje en el paraje natural extremeño, el equipo de 'Juego de Tronos' contó con más de cinco cámaras diferentes, además de tres vehículos equipados con todo tipo de suspensiones y estabilizadores para acompañar en las escenas a caballo de los Dothraki. En las escenas con Drogon como protagonista, la producción contó con dos plataformas unidas por un cable por el que se deslizaba la cámara a más de cien kilómetros por hora, ofreciendo sensación de movimiento. Aunque para el momento en el que la criatura sobrevuela el lago, antes de que Bronn le lance la primera flecha, la serie cuenta con "un drone que, por su tamaño, parece un helicóptero" y ofrece una imagen "más sólida con la que trabajar que un drone tradicional".

Entre las escenas más complicadas relacionadas con el dragón, destaca la dificultad de sincronizar las explosiones al paso de la bestia

Entre las escenas más complicadas relacionadas con la criatura de Daenerys, el equipo destaca la complicación de sincronizar todas las explosiones al paso de una bestia que será añadida posteriormente por ordenador, así como aquellas tomas que muestran a Drogon sobrevolando a sus víctimas mientras lanza fuego por la boca. Aunque ya resulta de por sí destacable el número de veces que pudimos ver a Daenerys sobre su criatura. "Para hacernos una idea, en la sexta temporada —la mayor hasta este momento— tuvimos 11 planos con Emilia Clarke (Daenerys) montando el dragón", comenta el supervisior de efectos especiales Joe Bauer. "En el 'ataque al tren del botín' tenemos más de 80".

Imagen de la producción de las escenas de Drogon en 'Botines de Guerra'
Imagen de la producción de las escenas de Drogon en 'Botines de Guerra'

Quemando especialistas

"Esta batalla ha sido la que ha tenido un fuego más intenso de todas la que hemos rodado". Con esta afirmación David Benioff, uno de los creadores de 'Juego de Tronos' refleja otra de las dificultades con las que se encontró el equipo a la hora de rodar la batalla de 'Botines de Guerra'. "Hemos "quemado" más especialistas de los que nunca en una sola toma y en una sola secuencia", añade Shakman. Duncan Muggoch, uno de los productores, se refiere a las cifras, y explica que 20 hombres ardiendo a la vez es un ejercicio que nunca se había puesto en práctica en toda la Historia de la televisión. La dificultad era evidente, tal y como explica otro miembro del equipo, porque "cuantos más hombres tienes quemándose, más posibilidades hay de que algo salga mal."

Para reducir los riesgos, tal y como explica el especialista en efectos especiales, Sam Conway, los especialistas ensayaron repetidamente la "coreografía" con la que los hombres del exterior debían avanzar para permitir que los que estaban en el interior de la formación no resultasen heridos. Controlar la respiración y mantener la calma fueron otros de los consejos que recibieron los especialistas que trabajaron en los momentos más peligrosos de la secuencia en la que contaron, como se puede ver en el video, con bomberos que se encargaron de apagar las llamas, tras doce segundos de sofocante grabación.

Desde Melmac

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios