'La balada de Buster Scruggs’' el western con que los Coen debutarán en Netflix

La antología compuesta por seis episodios ya tiene cadena de emisión y es uno de los proyectos más esperados de 2018

Foto: Fotograma de 'True Grit', el último western cinematográfico de los hermanos Coen
Fotograma de 'True Grit', el último western cinematográfico de los hermanos Coen

Cuando, a mediados del siglo XX, las series de televisión se colaron en la programación, los géneros a los que pertenecían las producciones no eran muy diferentes a los de hoy en día. Por aquel entonces ya existían los dramas médicos, las series de abogados y las de policías, además de las ‘sitcom’. La ciencia-ficción no tardaría en llegar, pero una de las temáticas estrella de las primeras décadas de la ficción serializada, el western, perdió presencia paulatinamente. Lo que entonces eran unas historias imprescindibles para los directivos de las cadenas, es en la actualidad una rareza dentro de una parrilla televisiva que sigue apostando por médicos, abogados y policías. Un género casi olvidado que próximamente regresará a la pequeña pantalla de la mano de dos de los creadores más prestigiosos del panorama audiovisual actual, los hermanos Coen.

Los creadores de largomentrajes como ‘Fargo’, ‘El Gran Lebowski’ o ‘No Country for Old Men’ debutarán en el universo de las series de televisión con ‘La balada de Buster Scruggs’, que se rueda actualmente en Albuquerque (Nuevo México). El proyecto ya tiene cadena confirmada para su emisión -nada menos que Netflix-,y desarrollará una antología de seis episodios que narrarán otras tantas historias pertenecientes al género del western.

Los Hermanos Coen durante el rodaje de 'True Grit', su western cinematográfico
Los Hermanos Coen durante el rodaje de 'True Grit', su western cinematográfico

Vaqueros, trenes y buscadores de oro

Entre los detalles que se han dado a conocer del proyecto, que se estrenaría en 2018, se encuentran las tramas de cada episodio, y algunos de sus protagonistas. Tim Blake Nelson, que ya trabajó con los Coen en ‘O brother!’ encarnará a Buster Scruggs, el vaquero cantante que da nombre a la producción y en el que se centra el primer episodio. En el segundo, titulado ‘Near Algodones’, James Franco, Stephen Root y Ralph Ineson interpretarán a algunos de los personajes involucrados en la historia de un vagabundo que, para sobrevivir, intentará robar un banco y hacerse con su propio ganado.

En ‘Meal Ticket’ los Coen contarán la historia de un actor que trabaja en un espectáculo itinerante, a través de Paul Rae, con el que ya coincidieron en su último western, ‘True Grit’. ‘All gold canyon’ se ocupará de otro personaje habitual del western, un buscador de oro y ‘The gall who got rattled’ estará ambientado en el tren que cubre la famosa ruta de Oregón, por la que llegaban colonos, mineros y empresarios viajaban en el siglo XIX hacia el noroeste. En él trabajan dos hombres que deberán ayudar a una misteriosa mujer, a la que interpretará Zoe Kazan. Por último, en ‘The Mortal Remains’ cinco pasajeros muy diferentes comparten una diligencia hacia un destino misterioso. Por el momento sólo se conoce el nombre de una de las viajeras, la veterana Tyne Daly (‘Cagney & Lacey’).

El género imprescindible

Con esta antología, los conocidos directores y guionistas regresan al western siete años después de ‘True Grit’. Las historias ambientadas en el Oeste volverán así a la pequeña pantalla con más expectación de la que despertó la adaptación de ‘The Son’ hace unos meses. Y esperemos que con mejor fortuna que ‘Deadwood’, la referencia más cercana de los westerns televisivos que no contó con el apoyo de HBO en su momento, pero es imprescindible para conocer la ficción televisiva de la década pasada.

La llegada a la pequeña pantalla del western formó parte de la evolución natural de las ficciones televisivas. Hasta la década de los 60, era el género más popular en las carteleras de Hollywood y actores como John Wayne se convirtieron en iconos gracias a sus personajes curtidos en parajes desérticos y pueblos inhóspitos llenos de peligros. El primero en recoger su testigo televisivo fue ‘El llanero solitario’ que durante cinco temporadas y más de doscientos episodios cabalgó en busca de justicia junto a su inseparable amigo ‘Toro’.

Al personaje que interpretó Clayton Moore le siguieron ‘La vida y la leyenda de Wyatt Earp’ sobre el afamado Marshall, ‘Frontier’, ‘Cheyenne’ o ‘La ley del revólver’ (‘Gunsmoke’) una de las más conocidas de la década de los 50. Con el propio John Wayne en la producción, la serie se mantuvo veinte años en antena, y contó con nombres como Harrison Ford, Jon Voight o Kurt Russel en su elenco. A pesar de que durante sus primeras temporadas fue la serie más vista de la televisión norteamericana, en 1959 llegó a la NBC una dura competidora, ‘Bonanza’.

Dramas en las praderas

Los Cartwritght no tardaron en convertirse en los vaqueros televisivos más conocidos a nivel mundial, con el patriarca viudo Ben a la cabeza de una familia compuesta únicamente por hombres. Uno de los cuales sería, tras el final de ‘Bonanza’, protagonista de otro de los westerns inolvidables de los años setenta, ‘La casa de la pradera’. Este drama estuvo inspirado por los escritos de Laura Ingalls, hija de unos pioneros, que se publicaron entre los años 30 y 40. Nueve temporadas y 204 episodios relataron las vivencias de diferentes generaciones de los Ingalls en varios estados del norte de Estados Unidos, llegando a los espectadores de más de una decena de países.

Durante aquella década, otro personaje inolvidable vivió innumerables aventuras recorriendo el Viejo Oeste, el monje chino shaolín Kwai Chang Caine, protagonista de ‘Kung Fu’. Un western aderezado con artes marciales que marcó la carrera de David Carradine y dio un nuevo giro a un género que ya empezaba a dar muestras de cierto agotamiento. Ni en los 80 ni en los 90 la televisión fue capaz de ofrecer un buen western serializado, a pesar de que las cadenas lo intentaron con producciones como ‘La Doctora Quinn’ o ‘The Young Riders’.

El western contemporáneo

Afortunadamente, en 2004, HBO y David Milch recuperaron las historias ambientadas en el siempre peligroso Oeste a través de ‘Deadwood’. Una producción galardonada con ocho Emmys, que sólo se mantuvo en antena tres temporadas. Logros que la hicieron imprescindible en las listas de las mejores producciones de este siglo, y de aquellas que recogen las series de televisión finalizadas prematuramente, que también las hay. La sombra de la producción protagonizada por Ian McShane y Timothy Olyphant es tan grande, que Milch ya ha puesto sobre la mesa de HBO el guion de una posible película.

Cinco años después de su cancelación, llegó a la pequeña pantalla ‘Hell On Wheels’. La serie de AMC recibió críticas desiguales y pasó sin pena ni gloria por la parrilla televisiva entre 2011 y 2016. Una discreción que nada tiene que ver con el ruido generado por el último western televisivo, 'Westworld'. Perteneciente también al género de la ciencia-ficción, la serie ha logrado 22 nominaciones en los próximos premios Emmy, y para algunos es la digna sucesora de ‘Juego de Tronos’ que tanto necesita HBO. Por el momento, en lo que respecta a las nominaciones, la serie de Jonathan Nolan y Lisa Joy ha cumplido (de sobra) con las expectativas.

Desde Melmac

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios