Cuarentona, infiel... ¿y asesina? 'Apple Tree Yard' es la gran serie británica del año

AMC y Sundance Tv estrenan en España esta miniserie de la BBC protagonizada por Emily Watson y Ben Chaplin

Foto: Ben Chaplin y Emily Watson, protagonistas de 'Apple Tree Yard'. (AMC)
Ben Chaplin y Emily Watson, protagonistas de 'Apple Tree Yard'. (AMC)

"Antes de conocerte era una mujer civilizada. Civilizada. Ahora ni siquiera sé lo que significa eso. Comida, protección, sexo, una vez cubiertas esas necesidades podemos creer que tenemos el control. Que las vidas que construimos nos mantienen humanos. Pero, en realidad, solo somos animales. ¿Sabes cómo lo sé? Miedo. Miedo por tu vida. Cuando hayas sentido eso, todo lo demás, todo eso llamado civilización, es un sueño. Tú me has enseñado eso, mi amor. El miedo nos convierte en animales a todos." Con estas reflexiones la doctora Yvonne Carmichael encara su traslado a la corte de justicia, donde será juzgada por un delito de asesinato. El mismo por el que podría ser condenado Mark Costley, un misterioso hombre que inesperadamente ha provocado que su vida diese un vuelco.

La acción se traslada nueve meses atrás, con Carmichael, científica experta en genética, compareciendo ante un comité gubernamental para explicar las implicaciones de su trabajo. Tras finalizar su presentación, la doctora se dispone a retomar su rutina, pero en su camino se cruza un personaje inesperado. "Estuvo muy elocuente ahí dentro, profesora. Es la primera vez que he entendido lo que es un genoma" comenta un atractivo hombre a su lado, mientras se detiene en la cafetería para comprar una botella de agua. A pesar del halago, Carmichael le corrige para explicarle que el término "profesora" es más americano que británico. Pero la científica no tardará demasiado en reparar en el encanto de su interlocutor.

Vestido con traje y corbata, perfectamente peinado y afeitado, el repentino adulador continúa con sus alabanzas y antes de que Carmichael abandone el lugar le invita a descubrir una zona reservada a las altas esferas del Parlamento británico, la capilla de St. Mary Undercroft. El primero de los diversos lugares públicos en los que la doctora y su zalamero admirador darán rienda suelta a sus fantasías sexuales. El pistoletazo de salida a la particular relación de Carmichael con el enigmático Mark Costley. Y el arranque de una de las miniseries británicas más alabadas de 2017, 'Apple Tree Yard'. Una producción de cuatro episodios que en España podremos ver el sábado y el domingo, (22:30h.) con doble capítulo cada día, a través de AMC y Sundance TV.

Una mujer corriente

Con Emily Watson ('Rompiendo las Olas', 'La teoría del todo') y Ben Chaplin ('Mad Dogs', 'Dates') como protagonistas, la miniserie está basada en la exitosa novela homónima escrita por Louise Doughty, traducida a 26 idiomas y con más de 250.000 copias vendidas solo en Reino Unido. Una historia narrada desde el punto de vista de la doctora Carmichael, una mujer sencilla, cuya vida discurre entre su interés por la ciencia y sus ocupaciones familiares.

El matrimonio de Yvonne y Gary Carmichael, ambos científicos, sufre el desgaste propio del paso de los años. La independencia de sus dos hijos, ya adultos, y las exitosas carreras profesionales de ambos les han convertido en buenos amigos, pero poco queda ya de las razones que les llevaron a pasar por el altar. Un deterioro al que no contribuye el éxito de Gary entre sus alumnas, un inconveniente sin importancia que Yvonne acepta con deportividad y confianza. Hasta que la ayudante de su marido se presenta en la puerta de su casa, borracha, y se impone la necesidad de hacer preguntas.

Ben Chaplin en el papel del misterioso Mark Costley.
Ben Chaplin en el papel del misterioso Mark Costley.

El perfecto amante

Lejos de sincerarse con su marido, que le jura que no se ha acostado con su asistente, Yvonne mantiene en secreto su encuentro con Costley. Para aliviar el cúmulo de sentimientos que su ardiente encuentro secreto deja en ella, la científica se refugia en una habitación, desde la que escribe apasionadas misivas a su amante, al que llama "Señor X". Una vivencia inesperada, que ella no buscó, pero en la que no puede dejar de pensar. Lejos de olvidarse de Costley, Yvonne hace todo lo posible por volver a tropezarse con él. Cuando lo consigue, el deseo y la pasión continúan marcando sus fugaces y públicos encuentros, una infinidad de emociones que llevan a Yvonne a decir que tener sexo con él es "como ser devorado por un lobo".

Poco amigo de dar demasiados detalles sobre su trabajo en Westminster, Costley es un hombre que demuestra sobrada experiencia en el mundo de la seguridad. Paseando por el céntrico barrio londinense, el apuesto admirador comparte con Yvonne los callejones más oscuros en los que pueden dar rienda suelta a su pasión. Los puntos muertos de las cámaras de seguridad que vigilan las calles, en los que no puede quedar constancia de su relación intermitente. Unas precauciones que Costley también traslada a las comunicaciones entre ambos, para lo que ofrece a su amante un teléfono móvil desde el que relacionarse únicamente con él.

El primero de diversos detalles que llevan a Yvonne a ver en él a un profesional misterioso y comprometido, que no exige demasiada atención pero lo da todo cuando sus agendas les permiten encontrarse en los lugares más insospechados. Atento, cariñoso y adulador, Costley es todo lo que una mujer madura presa de un matrimonio aburrido puede desear. O tal vez no. Porque seis meses después de que el misterioso hombre entre en su vida, Yvonne deja de ser una mujer corriente, para convertirse en una sospechosa de asesinato.

A PARTIR DE AQUI SE COMENTA UN ASPECTO MUY IMPORTANTE DEL FINAL DEL PRIMER EPISODIO. LEE BAJO TU RESPONSABILIDAD.

Secuencia del final del primer episodio de 'Apple Tree Yard'.
Secuencia del final del primer episodio de 'Apple Tree Yard'.

Yvonne Carmichael, la víctima

Poco después de encontrarse en un pub, y desatar su pasión en el callejón del manzano al que hace referencia el título de la serie, Yvonne asiste a una fiesta con sus compañeros de trabajo. Risas y copas de champán para despedir a un antiguo jefe, en una celebración repleta de caras conocidas para la científica. Antes de la medianoche, cuando ya no queda ni gota de alcohol, Yvonne decide que es un buen momento para regresar a casa y le pregunta a su compañero, George Selway, si quiere compartir con ella un taxi. Él acepta encantado pero le pide que le acompañe a su despacho a recoger unos documentos. Allí, Selway trata de besarla, pero Yvonne lucha por apartarle. Él, furioso, le abofetea la cara, le empuja contra un sofá y le viola. Una situación humillante y desgarradora ante la que la científica solo puede guardar silencio.

"No quería que lo que él hizo entrara en mi vida, en mi casa. No quería estar sentada comiendo con mi marido y preguntándome, dos años después, o cinco, si estaba pensando en ello, si quería hablar de ello. No estaba preparada" explicará meses después Yvonne ante la corte de justicia que les juzga a ella y a Costley por asesinato. Más doloroso resultará si cabe el interrogatorio de la abogada defensora de su amante, que como si fuese estúpida le pregunta por qué accedió a acompañarle a su oficina, si coqueteó con él, o si, en un comentario sacado de contexto, llegó a confesarle a su agresor que era "una mujer fácil". Una situación humillante que lleva a Yvonne a confesar entre lágrimas "esta es la razón por la que no lo denuncié en un primer momento".

La violación que sufre Yvonne es la tercera que recientemente se ha podido ver en la ficción televisiva británica. Un mes después de la emisión de 'Apple Tree Yard' en la BBC, la tercera temporada de 'Broadchurch' centró los esfuerzos de los detectives protagonistas en encontrar al violador de una mujer adulta. Y poco después llegó 'Liar' con el seductor cirujano sembrando las dudas de las espectadoras. Una elección temática que responde a la necesidad de concienciar a la sociedad inglesa de la lacra que suponen las violaciones en un país en el que cada año se denuncian cerca de medio millón de agresiones sexuales. Y sólo el seis por ciento de los juicios por violación terminan con una condena.

Emily Watson en el papel de la Dra. Carmichael.
Emily Watson en el papel de la Dra. Carmichael.

Secretos y mentiras

Con unas audiencias que superaron los siete millones de espectadores y unas críticas que subrayaron su intensidad y la fuerza de su mensaje, 'Apple Tree Yard' es una producción tan breve como potente, que en cuatro horas es capaz de relatar una historia novedosa y dejar al espectador con ganas de más. El entusiasmo habitual por una serie que, sirviéndose de una historia que encandiló a cientos de miles de lectores, cuenta con dos grandes intérpretes en su reparto principal y se mueve entre el melodrama y el thriller para construir una historia en la que nada es lo que parece y todo está contaminado por decenas de secretos y mentiras.

'Apple Tree Yard' conjuga, una vez más, lo mejor de la ficción británica, adaptando un éxito editorial con el buen hacer que caracteriza a los guionistas de la televisión nacional. El resultado son cuatro horas de intensidad dramática que, sin demasiadas florituras ni engaños, consiguen mantener al espectador frente a la pantalla hasta el último minuto. Un logro al alcance de muy pocos pero en el que la televisión británica continúa siendo, una temporada más, la verdadera maestra.

Desde Melmac

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios