‘The Miniaturist’: secretos, sodomía y traición en la última gran serie de la BBC. Blogs de Desde Melmac

‘The Miniaturist’: secretos, sodomía y traición en la última gran serie de la BBC

La breve extensión de una de las producciones más esperadas de la temporada en la televisión británica deja a los espectadores con la miel en los labios

Foto: Romola Garai y Anya Taylor Joy, protagonistas de 'The Miniaturist'.
Romola Garai y Anya Taylor Joy, protagonistas de 'The Miniaturist'.

Petronella Oortman pasó su adolescencia ensayando para ser una señora. Con su padre muerto, y un reguero de deudas tras el féretro, su única esperanza para salir de la pobreza era casarse con un hombre de la capital. Corre el siglo XVII y los Países Bajos viven su Edad de Oro. El comercio, la cultura y la ciencia se encuentran a la altura de otras potencias europeas y Ámsterdam brilla con luz propia entre los puertos más importantes del mundo.

Nella, como le llama su familia, pasó meses practicando con el laúd mientras soportaba las estrecheces del corsé. Una costumbre ideal para las aspiraciones de su madre, que poco antes de que cumpla 18 años, consigue encontrar en la capital un hombre al que mostrarle sus aptitudes. El elegido fue Johannes Brandt, un comerciante muy conocido en Ámsterdam que tras escuchar el pequeño recital, pide la mano de la joven.

Ha pasado un mes desde la austera boda que le unió para siempre con el comerciante, pero su esposo había partido rápidamente hacia Venecia porque debía entregar personalmente un cargamento. A pesar de su ausencia, Nella acordó con él su traslado a la capital. Y frente a la puerta de su nuevo hogar espera que alguien salga a recibirla. Cansada y cargada con la jaula de su periquito “Peebo”, Nella se adentra en la mansión. Una decisión que le convertirá en la señora que nunca soñó que sería.

Desde 2014, más de un millón de lectores de casi cuarenta países han tenido el placer de conocer a Petronella Oortman, protagonista de la novela con la que la actriz y escritora Jessie Burton debutó en la literatura, ‘La casa de las miniaturas’ (Salamandra). Una obra reconocida que la BBC ha convertido en una miniserie, ‘The Miniaturist’, adaptada por John Brownlow y la propia Burton y dirigida por el barcelonés Guillém Morales (‘Los ojos de Julia’). Y que a partir del 13 de febrero podrá verse en Filmin en exclusiva.

Reparto principal de la miniserie de la BBC.
Reparto principal de la miniserie de la BBC.

El regalo de bodas

La habilidad que la cadena pública británica tiene para trasladar a la pequeña pantalla novelas históricas de ficción es sobradamente conocida en el gremio. Y como era de esperar, la adaptación de ‘La casa de las miniaturas’ no defrauda a los aficionados a la obra de Burton, ni a los que disfrutan con una buena serie de época. Pero su limitada extensión, dos episodios, puede dejar a muchos con la miel en los labios.

La llegada de Nella a la casa de los Strand provoca los recelos de Marin, la piadosa hermana de Johannes. El comerciante no tarda en aparecer, pero no se muestra especialmente emocionado por la llegada de su nueva esposa. Para compensar su falta de afecto, el señor Strand le regala a Nella una casa de miniaturas. Un presente muy codiciado en la época pero que provoca desconcierto en la joven, que recurrirá a un miniaturista local para dotar de realismo al pequeño armario.

En su primer encargo, Nella descubre unas miniaturas que no aparecían en la lista que hizo llegar al artesano, entre las que encuentra una pequeña cuna. Un misterio que lleva a la joven a pensar que alguien sigue sus pasos y conoce lo que depara el futuro como miembro de la familia Strand. Pero la curiosa correspondencia de Nella, y la sucesión de nuevos habitantes de la casa de miniaturas, no son más que una excusa para trasladar al espectador a una época vibrante en la que la religión y el poder marcaron una de las sociedades más poderosas del continente europeo.

Nella Oortman ocupándose de las miniaturas que le envía un misterioso artesano.
Nella Oortman ocupándose de las miniaturas que le envía un misterioso artesano.

Poder y moral

“Los Gremios tienen el monopolio del comercio y establecen los precios. El de los plateros es uno de los más ricos. Para un comerciante como yo, que trabaja fuera de los gremios, la asistencia no es simplemente una señal de respeto, sino un deber” explica Johannes a su esposa cuando se adentran en el salón que acoge la fiesta del Gremio de Orfebres. Las miradas curiosas no tardan en posarse sobre ellos, mientras recorren la estancia repleta de mesas cargadas con todo tipo de viandas.

Marin, que ha rechazado acompañarles porque “es mejor que te vean con tu esposa” les pide que no regresen a casa sin invitar a cenar a los Mermaans. Un matrimonio con el que los Strand tienen un negocio pendiente, la venta de una mercancía de la que depende su ascenso en la escala social y, según la hermana de Johannes, la estabilidad de la familia.

Las rencillas del pasado entre ambos apellidos, y la rectitud moral que marcaba a la sociedad holandesa del momento situará a todos ellos en la corte, con la sodomía como principal cargo de la acusación. Un lugar frío en el que quienes dictan sentencia no tienen pudor a la hora de manipular la verdad a su antojo. Y quienes son incapaces de olvidar, no tardan en pisotear su propio honor con la venganza como excusa.

La familia Strand durante un oficio religioso.
La familia Strand durante un oficio religioso.

Nella Oortman, un gran personaje femenino

Tras dos horas y media de metraje marcadas por el misterio de miniaturista y el suspense del negocio con los Mermaans, los espectadores se encuentran a la interesante protagonista de esta historia ante un escenario tan inesperado como emocionante. Pero esa no es el relato que quiso contar Jessie Burton, y el espectador debe despedirse de su nueva heroína inmediatamente. El amargo adiós que empaña la producción, a la vez que corrobora la dimensión del personaje interpretado por Anya Taylor-Joy, cuya determinación y compromiso logra fácilmente captar el interés de la audiencia.

Con Romola Garai (‘The Hour’) en el papel de Marin, y Alex Hassell (‘Suburbicón’) como su hermano Johannes, ‘The Miniaturist’ es una producción de época sobresaliente que se sirve con inteligencia de la frescura de la escritura de Burton. Una miniserie breve e interesante que, por fortuna para los espectadores más selectivos, encaja a la perfección en ese género tan british de “una tarde disfrutando con una adaptación de la BBC”. Porque ya se sabe que, en lo que se refiere a la ficción televisiva, las siglas de la corporación pública son casi un símbolo de excelencia.

Desde Melmac

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios