'Counterpart': espías y universos paralelos en HBO con un protagonista de Oscar

La plataforma estrena hoy la serie protagonizada por J.K Simmons que fusiona ciencia-ficción y espionaje en un thriller lleno de intrigas

Foto: J.K Simmons, protagonista de 'Counterpart'. (HBO)
J.K Simmons, protagonista de 'Counterpart'. (HBO)

Howard Silk es un hombre de apariencia melancólica, que viste trajes en tonos oscuros y siempre se esfuerza por lucir impecable. Antes de ir a trabajar en transporte público mientras lee una novela, Howard acude diariamente a una cafetería cercana para jugar una partida de Go.

Cada mañana, cuando llega a la sede de las Naciones Unidas en Berlín, entrega su teléfono móvil, se cambia de traje y, junto a una decena de hombres, ejecuta su rutina diaria. Así ha sido durante treinta años, pero Silk no está dispuesto a pasar ni un minuto más allí. Cree que merece un destino mejor, en el que sus habilidades sean verdaderamente provechosas, y solicita una reunión con el director de la agencia de espionaje, Peter Quayle.

Silk expone sus argumentos para servir en un nivel más alto, y pertenecer a la sección de estrategia, pero su superior insiste en la necesidad de que permanezca en su puesto hasta nueva orden. Una realidad que empeora cuando, a la salida del edificio, se encuentra con un compañero que sí será trasladado. Pero su frustración no impedirá que siga con sus costumbres, y acuda al hospital a visitar a su mujer. Desde hace seis semanas Emily permanece en coma, y su esposo le visita diariamente con un ramo de flores, dispuesto a leerle algunas páginas de sus libros favoritos.

La mañana siguiente amenaza con ser un día más, hasta que Silk teclea su clave a la entrada de la sede de las Naciones Unidas y saltan las alarmas. Acompañado de dos agentes de seguridad, se dirige a una sala en los sótanos del edificio en la que pronto aparece Quayle. Cuando Howard trata de encontrar la razón que le ha llevado allí, su superior le habla del “otro lado” y antes de que pueda entender a qué se refiere, un hombre encapuchado es introducido en la habitación. La incertidumbre se convierte en estupefacción en el momento en el que descubren el rostro del recién llegado, porque resulta ser una copia idéntica de él.

Harry Lloyd interpreta al director Quayle. (HBO)
Harry Lloyd interpreta al director Quayle. (HBO)

Howard por duplicado

J. K. Simmons, ganador de un Oscar en 2015 por su trabajo en ‘Whiplash’ es el encargado de interpretar a ambos Howard en ‘Counterpart’. La nueva producción de ciencia-ficción y espionaje que desde hoy podemos encontrar en la plataforma de streaming de HBO. Una serie original de la cadena de cable Starz que tiene dos temporadas de diez episodios aseguradas, por el momento.

Creada por Justin Marks (guionista de ‘El Libro de la Selva’), ‘Counterpart’ no se anda con rodeos y ‘The Crossing’, el primer episodio de la producción, arranca con un tiroteo y una mujer que no es lo que parece. Esta joven enigmática, que responde al nombre de Baldwin, es la responsable de que Howard tenga “la fortuna” de conocer a Howard Prime, su homólogo en el mundo paralelo.

Imagen del primer episodio de 'Counterpart'. (HBO)
Imagen del primer episodio de 'Counterpart'. (HBO)

Tras el primer contacto entre ambos, en el que Prime se ríe de la ignorancia de Silk, el sorprendido agente pide explicaciones a su superior. Quayle no tardará en compartir con él que durante la Guerra Fría un grupo de científicos descubrieron en Berlín un pasadizo secreto, que comunica nuestro mundo con un otro paralelo e idéntico. El universo casi idéntico en el que cualquier ser humano puede encontrar a su otro, el “counterpart” que da nombre a la producción.

“Es como yo pero no soy yo” señala Silk mientras continúa horrorizado por el carácter de Prime. A diferencia de él, su “homólogo” es un hombre directo y práctico, que ha viajado hasta allí para encontrar a Baldwin. La joven que ha atravesado el pasadizo para llevar a cabo una misión sangrienta en la que Silk tendrá, muy a su pesar, un papel muy importante.

Imagen de la primera temporada de 'Counterpart'. (HBO)
Imagen de la primera temporada de 'Counterpart'. (HBO)

Secretos y misterios

‘Counterpart’ arranca con un planteamiento muy estudiado, en el que los amantes de la acción y los aficionados a los thrillers encontrarán una producción ideal que sumar a su agenda de series. A la original propuesta de Marks, hay que añadir el adecuado ritmo de la narración, la dosificación de la intriga y una propuesta escénica acorde con sus intenciones. Pero el valor más notable de la serie de Starz es, sin ninguna duda, su brillante protagonista.

Al igual que han hecho recientemente Ewan McGregor en ‘Fargo’ y James Franco en ‘The Deuce’, J.K. Simmons multiplica su presencia en la producción dando vida a dos personajes. Pero a diferencia de sus predecesores, especialmente del segundo, el oscarizado intérprete es capaz de otorgar a cada uno de sus roles de una personalidad propia desde la primera escena en la que ambos personajes coinciden. Mientras que Silk es un hombre gris y taciturno, Prime es un agente con carácter y en situaciones peligrosas. Singularidades que el actor es capaz de trasladar a la postura o la energía vital de cada uno de sus personajes.

Sara Serraiocco interpreta a la letal Baldwin. (HBO)
Sara Serraiocco interpreta a la letal Baldwin. (HBO)

Simmons no está sólo en su aventura por mundos paralelos e intrigas burocráticas, y tan importante como sus “Howards” son las esposas de éstos. Olivia Williams (‘Manhattan’) es la encargada de interpretar a Emily, una mujer misteriosa cargada de secretos y responsable del eje principal por el que transcurre la primera entrega de ‘Counterpart’. Harry Lloyd (‘Wolf Hall’) como el director Quayle y la italiana Sara Serraiocco como la letal Baldwin, son otros de los nombres que completan un reparto en el que nadie es lo que parece.

Porque si algo queda claro en el primer episodio de ‘Counterpart’ es que por delante quedan muchas preguntas que responder, pero también por plantear. Misterios que no siempre podrán escapar de lo predecible, pero que son capaces de llevar al espectador a una novedosa fusión de géneros, con una unión de ciencia-ficción y espionaje en la que todo es posible. Así ha sido su tarjeta de presentación, y así debería ser el resto de la temporada, si el guion y la imaginación de Marks no se desorientan demasiado. Porque, con los mundos paralelos, siempre es recomendable ser precavido.

Desde Melmac

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios