Waco: fuego y muerte en la serie que recrea el asalto al rancho del profeta . Blogs de Desde Melmac

'Waco': fuego y muerte en la serie que recrea el asalto al rancho del profeta

El canal norteamericano Paramount Network debuta en las series de televisión con una miniserie sobre el trágico asedio que acabó con la vida de casi 80 personas

Foto: Imagen de 'Waco'
Imagen de 'Waco'

El día que Judy Schneider le comunicó a su marido Steve que estaba embarazada no fue un día feliz para él. Diez años de matrimonio y veinte de relación no habían sido suficientes para cumplir una de sus máximas aspiraciones, ser padres. Y ahora Judy estaba embarazada porque, cuando se mudaron a Texas, ella se había convertido en una de las esposas de David Koresh. El único hombre de Monte Carmelo que tenía permitido tener relaciones sexuales.

Tras mudarse desde Hawai a la soleada y ventosa Waco, Steve no tardó en convertirse en la mano derecha de David, el hombre que iba a dotar de sentido su vida. Pero su fe en el líder de los Davidianos no fue suficiente para asumir con tranquilidad que el bebé que nacería en unos meses no era fruto de su amor. Frustrado, Steve hizo la maleta dispuesto a marcharse, y Judy no pudo evitar preguntarle por qué había aceptado someterse a las normas impuestas por Koresh. “Pensé que si mi esposa tenía la oportunidad de casarse con el “Cordero de Dios”, ¿quién soy yo para retenerla?” contestó.

La naturalidad con la que un hombre como Steve Schneider asumió los cambios que su nueva vocación imponía en su vida personal es un excelente termómetro para medir la capacidad de convicción de Koresh. En el momento de unirse a la rama Davidiana de los Adventistas del Séptimo Día, el teólogo se encontraba realizando su doctorado. La interpretación que Koresh hacía de algunos pasajes de las Escrituras llevó a Schneider a pensar que “algo milagroso” iba a ocurrir con él. Y esa esperanza le mantuvo a su lado, aún teniendo que ver cómo se acostaba con su mujer (y con otras) mientras era obligado a mantener el voto de castidad.

Hasta que el FBI desplegó varias unidades a las puertas de su granja, David Koresh y los suyos llevaban una vida apacible en Waco. Pero las doscientas mil armas que compraron en un corto periodo de tiempo levantaron las sospechas de la Agencia de Control de Armas. Y lo que iba a ser una inspección rutinaria terminó convirtiéndose en un enfrentamiento entre los Davidianos y las fuerzas del orden que la televisión acercó a los espectadores de medio mundo. Uno de los eventos más mediáticos de los años 90 que los hermanos John Erick y Drew Dowdle han convertido en una miniserie de seis episodios.

Imagen de archivo de la sede de los Davidianos en Monte Carmelo en llamas, en abril de 1993.
Imagen de archivo de la sede de los Davidianos en Monte Carmelo en llamas, en abril de 1993.

La violenta e inspiradora década

‘Waco’ es el título de la producción con la que la cadena norteamericana Paramount Network se ha sumado a la moda de las ficciones propias. Una elección temática con la que también se sube al (cargado) carro de ficciones criminales basadas en hechos reales. Desde que en febrero de 2016 Ryan Murphy asombró al mundo televisivo con ‘The People Vs. O.J. Simpson: American Crime Story’ la pequeña pantalla se ha convertido en una crónica violenta de los años noventa, con protagonistas como los hermanos Menéndez o Theodore Kaczynski.

Para estar a la altura de estos precedentes, los Dowdle se han rodeado de un reparto muy atractivo con Paul Sparks (como Steve Schneider), Shea Whigham, Melissa Benoist o John Leguizamo entre otros nombres. Pero todas las miradas están puestas en Taylor Kitsch y Michael Shannon, los hombres que interpretan a los verdaderos protagonistas de esta historia, David Koresh y el agente del FBI Gary Noesner.

Paul Sparks en el papel de Steve Schneider.
Paul Sparks en el papel de Steve Schneider.

Koresh, el predicador

Vernon Wayne Howell, el verdadero nombre de David Koresh, nació en 1959 fruto de la relación de su madre, una joven de 14 años, con un hombre que nunca llegó a conocer. Buena parte de su infancia la pasó con su abuela. Cuando su madre regresó después de dejarle tres años a su cargo, lo hizo acompañada de su nuevo novio, un hombre que le maltrataba.

Tras asistir a la Iglesia Adventista del Séptimo Día, de la que también era seguidora su madre, Koresh sintió la llamada y a principios de los años 80 se mudó a Waco para unirse a los Davidianos. Y no tardó demasiado en ganarse la confianza de su líder, Lois Roden, que le permitió enseñar su propio mensaje a otros miembros de la secta. El primer paso para convertirse en el líder seductor por el que casi un centenar de personas renunciaron a sus posesiones y le siguieron incondicionalmente.

Según ‘Waco: Una historia de supervivencia’, uno de los libros en los que se basa la miniserie, en abril de 1997 Koresh tenía 17 hijos, nacidos de las relaciones sexuales que mantuvo con 11 de las mujeres Davidianas. Koresh justificaba este afán reproductivo predicándole a sus fieles que estaba destinado a procrear hijos que gobernasen después de que el mundo terminase. Algo que, según él, iba a suceder en 1995.

Michael Shannon en el papel del negociador del FBI, Gary Noesner.
Michael Shannon en el papel del negociador del FBI, Gary Noesner.

Noesner, el negociador

Cuando Gary Noesner fue destinado a Waco no pasaba por un buen momento profesional. La investigación sobre el asedio de Ruby Ridge, ocurrido en agosto de 1992, iba a terminar con un aumento en el presupuesto del FBI. Una agencia que, según él, no había ayudado precisamente a que la situación se resolviese de forma positiva. Pero su frustración no fue suficiente para alejarle de una de las misiones más importantes de su vida, el asedio de Waco.

Veinticinco años después del suceso que acabó con la vida de casi 80 personas, Noesner es un reputado experto en negociaciones de secuestros. Desde 2003, cuando abandonó el FBI, es vicepresidente senior de Control Risks, una consultora internacional de riesgos y participa habitualmente en conferencias y eventos sobre seguridad y terrorismo. Y ha sido una de las fuentes a las que han recurrido los Dowdle para escribir su miniserie.

Otra de las voces con las que han contado los creadores es David Thibodeau, uno de los pocos seguidores de Koresh que sobrevivieron al asedio. El autor de ‘Waco: Una historia de supervivencia’, escrito en 1999, tuvo la oportunidad de reencontrarse con Noesner, al que no había visto desde Waco, en el rodaje de la producción. A pesar de las discrepancias de ambos, que no se ponen de acuerdo sobre la responsabilidad de la tragedia, el exagente y el músico coinciden en señalar que Waco dejó importantes lecciones para los especialistas en la resolución de conflictos.

Taylor Kitsch en la piel de David Koresh.
Taylor Kitsch en la piel de David Koresh.

El buen líder

El primer episodio de ‘Waco’, que no tiene fecha ni plataforma de estreno en nuestro país, ofrece una visión familiar y bondadosa de Koresh, que disfrutaba corriendo junto a uno de sus hijos cada mañana y acogía bajo su techo a todo aquel que lo necesitase. Una imagen que dista mucho del hombre sobre el que siempre pesó la sospecha de que abusaba de menores. Y también del ególatra líder apocalíptico que no fue capaz de anteponer la vida de sus hijos a su carácter y sus deseos de grandeza.

La producción tiene todavía cinco capítulos para terminar de perfilar un personaje que logra cautivar a la audiencia gracias al sufrido trabajo de Taylor Kitsch. El actor que se dio a conocer con ‘Friday Night Lights’, y aspiraba a convertirse en estrella con ‘Battleship’ y ‘John Carter’, perdió 14 kilos en cuatro meses siguiendo una dieta de 500 calorías diarias. Pero también dio clases de guitarra, estudió las cintas de Koresh, se reunió con gente que le conoció y, por supuesto, leyó las Escrituras. Sacrificios que le han convertido en el carismático líder de una secta, pero también en un hombre peligroso que no está dispuesto a dar su brazo a torcer, por poderoso que sea el enemigo.

Desde Melmac

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios