Series de Netflix: Altered Carbon llega a Netflix: ¿Quién mató al millonario inmortal?. Blogs de Desde Melmac

'Altered Carbon' llega a Netflix: ¿Quién mató al millonario inmortal?

Netflix estrena mañana una de las producciones más esperadas de 2018, que adapta la reconocida novela de ciencia-ficción 'Carbono Modificado'

Foto: Joel Kinnaman en una secuencia de 'Altered Carbon'. (Netflix)
Joel Kinnaman en una secuencia de 'Altered Carbon'. (Netflix)

"Lo primero que aprendes es que nada es lo que parece. Ignora todo lo que sabes, lo que ves, lo que oyes, lo que te dice la gente, lo que recuerdas... Puedo prometerte una cosa... Volver de la muerte es una mierda. Cada una de las veces".

Doscientos cincuenta años después de morir, Takeshi Kovacs vuelve a la vida. Durante ese tiempo, su conciencia ha permanecido congelada, cumpliendo condena por ser el único soldado superviviente de un grupo de guerreros interestelares de élite que fueron derrotados en un levantamiento contra el nuevo orden mundial.

Tras su largo letargo, Kovacs es desembolsado ante la confusión de los presentes y su propio miedo. Una incertidumbre que canaliza de la forma que mejor sabe, con violencia. Cuando consigue controlar a aquellos que le rodean, el resucitado recluso trata de resolver las dudas propias de la situación. "¿Cuánto tiempo ha pasado desde mi muerte? ¿Dónde estamos? ¿Pero en qué planeta?" Una vez respondidas, Kovacs solicita un espejo. El nerviosismo del momento provoca que los ayudantes le ofrezcan una bandeja, en cuya superficie descubre que dejó el mundo siendo un hombre asiático y bajito y ha vuelto convertido en (todo) un hombre blanco.

Poco después Kovacs descubrirá que su regreso no es casual, y el destino le ha concedido la posibilidad de disfrutar del siglo XXV por una única razón. Laurens Bancroft, un aristócrata de 300 años que vive en una mansión en las nubes, tiene una misión para él. Acostumbrado a vivir económica y físicamente alejado de los niveles más bajos de la sociedad de Bay City, el millonario quiere que descubra al responsable de un asesinato, el suyo propio.

¿Sorprendido? Pues no te queda nada, querido lector. Porque Netflix ha adaptado una de las novelas estrella de la ciencia-ficción contemporánea, con un gasto estimado de seis millones de dólares por episodio. 'Altered Carbon' es su título y desde mañana su primera temporada estará presente en la plataforma de streaming para convertirse en la referencia de un género que siempre está dispuesto a abrazar con fuerza y entusiasmo productos atractivos y novedosos. Y 'Altered Carbon' lo es.

Secuencia de 'Altered Carbon'. (Netflix)
Secuencia de 'Altered Carbon'. (Netflix)

Rascacielos y luces de neón

Los expertos en la materia ya se han atrevido a compararla con las obras maestras distópicas del Séptimo Arte. Los titulares no reparan en unir clásicos del cine con la nueva propuesta de Netflix, y 'Blade Runner' (el original y oscuro, no la secuela naranja) es el primer título que a cualquiera puede venirle a la cabeza cuando descubre el universo de 'Altered Carbon'. Un lugar en el que los rascacielos se extienden hasta donde alcanza la vista y las luces de neón iluminan las calles atestadas de gente.

Laeta Kalogridis, responsable del guión de 'Shutter Island' y productora ejecutiva de 'Avatar', ha sido la encargada de adaptar el libro de Richard K. Morgan, que en 2003 fue reconocido con el prestigioso galardón Philip K. Dick a la mejor novela de ciencia ficción. La guionista estadounidense adquirió en 2012 los derechos de la novela, así como las creaciones posteriores del escritor británico en torno a Takeshi Kovacs, y cuatro años después logró vender el proyecto a Netflix. Un evento televisivo que tiene tras las cámaras de su primer episodio a uno de los mejores directores de la pequeña pantalla en los últimos años, Miguel Sapochnik, responsable entre otras de la afamada "batalla de los bastardos".

Secuencia de 'Altered Carbon'. (Netflix)
Secuencia de 'Altered Carbon'. (Netflix)

El regreso del guerrero

En 'Altered Carbon' el espectador se adentra en un mundo desconocido y lleno de novedades que, en los primeros episodios, pueden confundir más que enamorar. Pero el "resucitado" Takeshi Kovacs se encuentra igual de despistado después de 250 años de letargo y la narración permite que, a ambos lados de la pantalla, la decadencia y el funcionamiento de Bay City se revelen conforme avanzan las tramas. Historias que, por supuesto, van más allá de la investigación del protagonista, e incluyen detectives que no se resisten a hacer la vista gorda con el regreso de un sanguinario guerrero, esposas dispuestas a despertar sospechas y un misterioso gerente de hotel, el lugar que se convertirá en el nuevo hogar de Kovacs.

Tras darse a conocer en 2011 con 'The Killing' y participar en las dos últimas entregas de 'House Of Cards' como rival de Frank Underwood, Joel Kinnaman encabeza su primer proyecto televisivo internacional, prestando su piel a un guerrero poderoso que en otros tiempos estaba acostumbrado a matar a genocidas, asesinos y "gente que habla mucho". Una transformación física portentosa que la producción no duda en mostrar en cuanto tiene ocasión, más por plasmar la amenaza que supone que por deleitar a la audiencia. Que también.

Secuencia de 'Altered Carbon' con una imagen del Takeshi Kovacs del pasado. (Netflix)
Secuencia de 'Altered Carbon' con una imagen del Takeshi Kovacs del pasado. (Netflix)

Porque 'Altered Carbon' no dedica demasiado tiempo a reflexionar sobre la vertiente más interesante de su propuesta, la inmortalidad. El curso acelerado de "vuelta a la vida" que Kovacs recibe antes de conocer a Bancroft no es más que un conjunto de nociones básicas de supervivencia. Normas y recomendaciones que revelan que la esencia de cada ser humano, su conciencia, ha sido digitalizada y reside en un artilugio del tamaño de una pila. Mientras esta se mantenga intacta, la vida eterna está asegurada. A pesar de que para los "Mats" (de Matusalén), la clase alta de la sociedad que puede cambiar de cuerpo permanentemente, la inmortalidad se presente como la excusa perfecta para dedicarse, casi en exclusiva, a la búsqueda de nuevas experiencias.

El tiempo que no invierte en las implicaciones morales de la eternidad, 'Altered Carbon' lo dedica a dibujar una sociedad desigual en la que la violencia y las armas están al alcance de cualquiera. Al igual que la vida, el armamento ha evolucionado para ser aún más mortífero. Pero eso no significa que la lucha cuerpo a cuerpo sea propia de otra época, y poco después del arranque, el espectador puede disfrutar de una de las muchas escenas de acción con las que cuenta la producción. Momentos estudiados al milímetro, en los que coreografías y montaje se dan la mano para uso y disfrute de una audiencia que también encontrará en ellas otra referencia inevitable, la mítica 'Matrix'.

Renée Elise Goldsberry en el papel de Quellcrist Falconer. (Netflx)
Renée Elise Goldsberry en el papel de Quellcrist Falconer. (Netflx)

Las mujeres de Kovacs

En su periplo por Bay City, el protagonista de 'Altered Carbon' cuenta con la compañía de dos mujeres. Por un lado, Kristin Ortega, la teniente de la División de policía de la ciudad, es una profesional decidida y luchadora, que no está dispuesta a pasar por alto lo que supone la vuelta de Kovacs a la vida. Por otro, Quellcrist Falconer es una misteriosa joven que, a través de visiones y recuerdos, será vital para que el guerrero sea capaz de seguir adelante con su misión. Dos roles prometedores que de primeras se presentan como personajes secundarios pero que van ganando fuerza, y presencia, conforme avanza la trama.

Compuesta por diez episodios de una hora de duración, la primera temporada de 'Altered Carbon' se adivina como el aperitivo de un universo más grande, que si todo va bien regresará a la plataforma de streaming convertida en la superproducción de ciencia-ficción que Netflix no encontró en 'Sense8'. El manido 'Juego de Tronos' con el que toda cadena, y todo espectador, sueña, en el que la compañía de Reed Hastings ha invertido el mismo presupuesto que las tres primeras entregas de la producción de HBO. Porque como bien saben los "Mats", la inmortalidad cuesta (mucho) dinero.

Desde Melmac

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios