Jorge Garbajosa recuerda las represalias francesas del 3 de mayo de 1808
  1. Cultura
  2. Un Prado al día
Peio H. Riaño

Un Prado al día

Por

Jorge Garbajosa recuerda las represalias francesas del 3 de mayo de 1808

“Recrea perfectamente un monumento clave de la historia de este país y de mi ciudad”

Foto:

De fondo se escuchan los pitidos, las bocinas y el bullicio de los jugadores en pleno entrenamiento. La selección española se prepara para el Campeonato de Europa y Jorge Garbajosa (Torrejón de Ardoz, 1977) está a pie de pista. Chirridos de zapatillas sobre el parqué, y el exjugador de la selección y ahora técnico de la Federación española de baloncesto recuerda a Francisco de Goya en una de sus visiones más famosas.

Le cuesta elegir, como a cualquiera. Pero termina destacando El 3 de mayo en Madrid o los fusilamientos. Probablemente el encargo más memorable de todos los que recibió el pintor de Fernando VII. La primera vez que el jugador de baloncesto lo vio fue con una visita del colegio al museo, entre la marabunta de cuadros éste le “impactó”. “Yo tendría once años y desde entonces no lo he olvidado”.

Nadie puede olvidar esta pintura. Porque Goya planteó en éste y en La carga de los Mamelucos dos temas cruciales: el violento ataque del pueblo de Madrid a las tropas de Murat, en la mañana del 2 de mayo, y la represalia del ejército francés. Este último asunto lo trató con las ejecuciones de la noche y lluviosa madrugada del 3 de mayo a las afueras de la ciudad. La decisión de ese escenario le ofrecía la posibilidad de generar una visión mucho más dramática.

Explica que esta enorme pintura de casi cuatro metros de largo “recrea perfectamente un monumento clave de la historia de este país y de mi ciudad”. “Por la intensidad de los colores, porque recrea perfectamente un momento clave de la historia de este país y de mi ciudad, el drama que se vivió aquel día”.

También eligieron su favorito:

Fernando Trueba - Las meninas (Velázquez)

Manuela Carmena - Los duques de Osuna y sus hijos (Goya)

Luis de Guindos - El descendimiento (Roger van der Weyden)

Isabel Coixet - Duelo a garrotazos (Goya)

Julián Hernández - La extracción de la pieda de la locura (El Bosco)

Javier Pérez de Andújar - Santo Domingo y los albigenses (Berruguete)

José Ignacio Goirigolzarri - Las meninas (Velázquez)

Antonio Garrigues Walker - El jardín de las delicias (El Bosco)

Eduardo Mendoza - El caballero de la mano en el pecho (El Greco)

Sandra Barneda - El perro semihundido (Goya)

Javier Gomá - Autorretrato (Durero)

Begoña Villacís - Saturno devorando a un hijo (Goya)

Jorge Moragas - La batalla de Wad-Rass (Mariano Fortuny)

Paula Bonet - Marte (Velázquez)

Museo del Prado Pintura
El redactor recomienda