Zidane nunca será Guardiola, pero es el idóneo para 'La fórmula Florentino'

Un libro que lleva por título 'La fórmula Real Madrid' revela las 'cualidades' que debe tener el entrenador del equipo blanco y que "Florentino Pérez ha aprendido a buscar"

Foto: Zidane habla con James Rodríguez durante el partido de Liga contra el Villarreal en el Bernabéu. (EFE)
Zidane habla con James Rodríguez durante el partido de Liga contra el Villarreal en el Bernabéu. (EFE)

El empate ante el Villarreal impidió a Zinédine Zidane prolongar su racha de 16 partidos consecutivos ganados en Liga con el Real Madrid y de este modo superar la marca de Pep Guardiola con el FC Barcelona que data de la temporada 2010-11. En cualquier caso, la marca está ahí, impensable para Zizou hace menos de un año, cuando aún dirigía al Real Madrid Castilla en Segunda B y el banquillo del Bernabéu lo ocupaba, en el sentido más amplio de la palabra, Rafa Benítez.

En sus 16 victorias, todas durante el mismo campeonato, aquel Barcelona marcó 60 goles y recibió 6, por los 51 y 12 del Madrid, respectivamente. Sin embargo, y como quiera que el fútbol es mucho más que números, aunque sean estos los que imperen y queden para la posteridad, poco o nada tiene que ver el nivel de juego de aquel Barça que construyó Guardiola con el de este Madrid que ha heredado Zidane y con el que a los cinco meses de cogerlo levantó nada menos que la undécima Copa de Europa, además de disputarle el título de Liga al Barça hasta la última jornada.

Pero mientras Pep perfeccionó y llevó a su máxima expresión un modelo de juego que él mismo mamó como futbolista desde que compaginaba su aprendizaje en La Masia con la labor de recogpelotas en el Camp Nou, Zizou responde al modelo empresarial más que deportivo impuesto por Florentino Pérez en el Real Madrid. Ambos entrenadores tienen algunas cosas en común, sí, como haber sido grandes futbolistas, lo cual no sólo les otorga un carisma de cara al exterior, sino también una autoridad de cara al vestuario, y haber vestido la camiseta de los equipos a los que dirigen, o dirigió en el caso del catalán, ahora en el Manchester City y entre medias en el Bayern de Múnich. ¿Las diferencias? Pues que mientras Pep era canterano, Zinédine fue uno de los llamados galácticos del mencionado Florentino.

El libro lleva por título 'La fórmula Real Madrid' y en su portada, completamente blanca y con un gran escudo del equipo que viste de este color, explica de qué trata: 'Las claves, valores y estrategias que han convertido al club blanco en la mayor entidad deportiva del mundo'. Su autor es Steven G. Mandis, profesor adjunto de la Columbia University Business School, aunque la obra podría firmarla el mismísimo Florentino Pérez, y será publicado en breve por Ediciones Deusto.

Sirva como botón de muestra que en el capítulo dedicado al regreso del presidente de ACS al palco del Bernabéu, G. Mandis asegura que "muchos socios pensaban que, a pesar de las decepciones a nivel deportivo de los últimos años de su presidencia, Florentino Pérez era al menos capaz de traer a los mejores jugadores del mundo al Real Madrid (algo que Calderón no supo hacer) y mantener un alto nivel de responsabilidad, transparencia, confianza y gobernanza corporativa, lo que era fundamental para mantener la identidad de club (y Calderón tampoco supo hacer)".

Sobra decir -salvo que se esté muy mal informado- que el fichaje de Cristiano Ronaldo fue gestionado por Ramón Calderón, por más que fuera Florentino quien, de vuelta a la presidencia, ejerciera la opción previamente acordada con el Manchester United y tuviera el honor de presentar al portugués en loor de multitud. Sin embargo, lo más interesante llega unas pocas páginas después, cuando G. Mandis asegura que "aunque abordar todos los asuntos pendientes llevaría su tiempo, éstas eran las lecciones que la directiva (de Florentino) había aprendido: LA IMPORTANCIA DE QUE EL ENTRENADOR POSEA CIERTAS CUALIDADES. La importancia de que haya un jugador que sea el primus inter pares. La importancia de que el presidente siempre potencie los valores".

Sobre el primer punto, que destaco en mayúsculas dado lo revelador que resulta para entender 'la fórmula Florentino', el profesor G. Mandis explica que "dirigir a un grupo de grandes jugadores, ricos, jóvenes, famosos y con talento, es un verdadero reto (...) Florentino ha aprendido a buscar entrenadores que posean una serie de cualidades que son decisivas en el momento de afrontar un reto de este nivel". Aunque es cierto que luego habla de todos ellos, Steven parece olvidar que desde su regreso a la presidencia en 2009, Pérez lleva ya cinco entrenadores, a saber Manuel Pellegrini, José Mourinho, Carlo Ancelotti, Rafa Benítez y Zinédine Zidane, por lo que mucho tampoco ha aprendido a buscar...

De hecho, a Zidane no lo buscó, sino que se lo encontró cuando no tuvo más remedio que fulminar a Rafa Benítez, ratificado hasta la saciedad y tan sólo unos días antes de echarle. Y, sí, efectivamente el éxito de Zizou radica en esas "ciertas cualidades" de las que se habla en 'La fórmula Real Madrid'. Al igual que sucedió con Vicente del Bosque y ya en la segunda etapa con Carlo Ancelotti, precisamente los otros dos entrenadores que han levantado la 'orejona' con Florentino en el palco presidencial, a Pérez le ha ido mejor con entrenadores de 'mano blanda' -paradójicamente de lo que fue acusado el italiano para justificar una destitución que nadie entendió-, que no con los de mano dura, con Mourinho a la cabeza y Benítez a la cola.

"Me gustaría permanecer muchos años en el Bayern porque hay clubes que funcionan como un negocio, pero en éste me siento como en familia", dijo hace unos días Ancelotti. Habría que preguntarle al profesor Steven G. Mandis qué opina sobre estas declaraciones del técnico italiano, a quien en su día buscó Florentino Pérez, se supone que porque tenías esas 'ciertas cualidades' necesarias para ser entrenador del Real Madrid. Está claro que Zidane nunca será Guardiola, aunque lo que parece evidente es que sí es el entrenador idóneo para la 'fórmula Florentino'. Eso sí, siempre y cuando dé resultados, como toda buena empresa que se precie. De los valores y otras milongas como la identidad, si eso hablamos otro día.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios