Cristiano, más chulo que un ocho, también le mete un gol a Florentino
  1. Deportes
  2. A mi bola
Kike Marín

A mi bola

Por

Cristiano, más chulo que un ocho, también le mete un gol a Florentino

Su renovación hasta 2021, cuando haya cumplido 36 años, no llega en su mejor momento, aunque eso no le preocupa a CR7. "Es el penúltimo contrato", le avisó a su presidente

placeholder Foto: Cristiano Ronaldo, junto a Florentino Pérez, durante el acto celebrado en el Bernabéu. (Reuters)
Cristiano Ronaldo, junto a Florentino Pérez, durante el acto celebrado en el Bernabéu. (Reuters)

La noticia la adelantó Antonio Sanz en este diario el pasado 19 de abril: "Las bases para la renovación de Cristiano Ronaldo están sentadas. El objetivo es que cuelgue las botas en el Real Madrid (...) La negociación se centra en un compromiso hasta junio de 2020, aunque al portugués no le importaría alargarlo un año más, ya que entiende que se encontrará físicamente a tope". Escrito y hecho: Cristiano firmó este lunes un nuevo contrato con el Real Madrid hasta 2021, es decir, hasta los 36 años, aunque, según se encargó de anunciar él mismo, "no es el último, que quede claro. Es el penúltimo. Quiero jugar hasta los 41".

Foto: Florentino Pérez quiere asegurarse la presencia de Cristiano Ronaldo durante más años ante la imposibilidad de encontrar un relevo de un nivel similar (AP) Opinión

Tal y como dijo Florentino Pérez en el acto celebrado como la ocasión merecía en el Santiago Bernabéu, "Cristiano es el símbolo del mejor club de la historia del fútbol", de ahí precisamente su renovación. Sin embargo, las dudas se centran precisamente en si para 2021 —y durante las cuatro temporadas que hay entre medias— el portugués seguirá estando "a tope". De hecho, y por más que él dijera estar "en el mejor momento de mi vida y en una semana, tres o en un mes, volveré a dar la cara por el Real Madrid", lo cierto es que CR7 empieza a dar síntomas, si no de agotamiento, sí de falta de chispa. Esa chispa con la que durante estos años ha encedido la mecha de su incuestionable e insaciable capacidad goleadora, sin duda su mejor arma y principal aportación al club que, según confesó, "está en mi corazón, es mi cara, y ahora único en mi vida". "Quiero terminar aquí", afirmó. La pregunta es cómo y si su físico, del que tanto depende, le permitirá llegar a cumplir su nuevo contrato..

A saber: máximo goleador en la historia del Real Madrid, con 368 goles en 355 partidos. Máximo goleador de la Liga de Campeones, con 96. Segundo máximo goleador en la historia de la Liga, con 262 goles en 241 partidos. Máximo goleador con su selección, Portugal, con 66. Máximo ganador de la Bota de Oro: 4 veces (2007-08, 2010-11, 2013/14 y 2014-15). Jugador con más goles en una temporada de la Premier: 31 (2007/08). Único en marcar más de 50 goles en 6 temporadas distintas y consecutivas: 53 (2010-11), 60 (2011-12), 55 (2012-13), 51 (2013-14), 61 (2014-15) y 51 (2015-2016). Segundo máximo ganador del Balón de Oro (2008, 2013, 2014)... "Marcar o no marcar no es tan importante", dijo Cristiano con la boca pequeña, pues a continuación admitió que "puedo demostrar algo de ansiedad. Uno que está acostumbrado a marcar y no lo hace... es una parte de la vida".

Más récords personales que títulos

Aun así, y como quiera que las ampliaciones y mejoras de contratos suelen hacerse más por lo que se cree que un futbolista puede seguir dando que como recompensa por lo que ha dado, es lógico que la renovación de Cristiano por cinco años pueda interpretarse más como un premio que como una apuesta de futuro, por más que jugando en el equipo que juega, a buen seguro que seguirá marcando goles. El luso cumple su octava temporada en el Real Madrid, tiempo en el que ha establecido muchos más récords de los antes citados, aunque a nivel colectivo ha ganado dos Champions, pero tan sólo una Liga, es decir, las mismas que el Atlético, por cinco del Barça. Dos Copas del Rey, una Supercopa de España y dos de Europa, además de un Mundial de Clubes, completan su palmarés como madridista. En total, nueve.

Pero hay más. Tal y como señalábamos en la información anteriormente mencionada, "antes de cerrar el calendario de 2015, Cristiano Ronaldo se sentía con los dos pies fuera del Real Madrid. Incluso, el delantero portugués no se cortaba ni en las declaraciones ni en las acciones. Si entonces no prometía amor eterno y sí forzaba fotografías para dar que hablar, hoy las aguas vuelven al cauce normal y las dos partes —dirigencia y jugador— han entendido que mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer (...) El presidente del Real Madrid ha entendido que quedarse con CR7 sigue siendo a día de hoy el mejor negocio". Y así ha terminado ocurriendo.

Más de 20 millones netos por temporada

"Habrá un antes y un después de Cristiano Ronaldo", dijo Florentino, de ahí quizás que finalmente le concediera un año más, para alargar la llegada de ese después. El anterior contrato del portugués, rubricado hace tres temporadas, expiraba en 2018. Entonces, CR7 atravesaba un momento de infelicidad, tal y como confesó públicamente con su famoso "estoy triste", de ahí que Pérez no tuviera más remedido que hacerle feliz renovándole y situándose de nuevo por delante de Messi como el futbolista mejor pagado de LaLiga. Ahora, metido en plena operación renovaciones, el presidente también estaba obligado a ampliar el contrato de su gran estrella y pagarle más de 20 millones de euros netos por temporada.

Foto: Cristiano Ronaldo se compromete "de por vida" con el Real Madrid.

Para un presidente que siempre se ha regido por criterios más empresariales que deportivos, atar de por vida a Cristiano para que sea patrimonio del Real Madrid parece la mejor decisión, a la par que inversión, aunque en el campo su rendimiento no sea el mismo, más que nada porque mantenerlo tan alto se antoja imposible. Claro que con su "este no es mi último contrato", Ronaldo se mostró confiado, a la par que más chulo que un ocho. Esta expresión, aunque suene peyorativa, no lo es y refleja el madridismo de Cristiano. El dicho hace referencia al tranvía número ocho que recorría Madrid desde la Puerta del Sol hasta San Antonio de la Florida, una línea que era utilizada por los típicos castizos y chulapos para ir al baile del Parque de la Bombilla y en la festividad de San Isidro. En su acto de renovación, a Cristiano sólo le faltó el clavel en la solapa y bailar un chotis con Florentino, a quien le ha metido un gol... y él tan feliz, pues CR7 es ya patrimonio del Real Madrid.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Real Madrid Cristiano Ronaldo Florentino Pérez LaLiga Santander Bota de Oro Balón de Oro Premier League