Zidane, un humilde entrenador de barrio, pero con un traje de Beverly Hills

A lo tonto, el francés ha clasificado al Real Madrid para dos finales de la Champions en menos de dos años que lleva entrenando en la élite y sin necesidad de un mal gesto

Foto: Zidane, entrenador del Real Madrid, durante el partido del Calderón. (EFE)
Zidane, entrenador del Real Madrid, durante el partido del Calderón. (EFE)

La ocurrencia la tuvo Sergio Ramos: "Parece que en esta plantilla venimos de Beverly Hills, que nacimos con una cuenta de 40 millones, pero no es así. Aquí somos muchos de barrio y tenemos nuestros valores de humildad". Fue Gabi, el capitán del Atlético, quien respondió a su homólogo del Real Madrid en este curioso derbi de la humildad: "No tiene nada que ver dónde te críes o el dinero que ganes para la humildad que tengas; la humildad con la que me identifico es la que representa nuestra afición". Todo empezó con el famoso 'tifo' de la Grada Fans del Bernabéu, que rezaba 'Decidme qué se siente', siguió con unos lamentables incidentes en los alrededores del Calderón antes del partido y un mosaico en el que podía leerse 'Orgullosos de no ser como vosotros'.

Hace unos años, Carlo Ancelotti ya tuvo que salir a matizar al Cholo Simeone, quien dijo que "el Atlético es un equipo de pueblo, como el Napoli de Maradona". "El fútbol es del pueblo, no hay un solo equipo que lo sea. Los equipos tienen aficionados en todo el mundo porque el fútbol desde siempre es el deporte del pueblo", respondió el italiano.

Pero puestos a hablar de humildad, en el Real Madrid nadie la predica y, algo mucho más importante, la practica como Zinedine Zidane, criado en el barrio marsellés de La Castellane y que, curiosamente, ha triunfado en la Castellana, primero como futbolista y ahora como entrenador. Ni una mala cara, ni un aspaviento, ni unas declaraciones fuera de tono, máximo respeto siempre al rival, sea el que sea, y al periodista, le pregunten lo que le pregunten. No es fácil siquiera imaginar a Zizou enzarzándose en una rueda de prensa, girándose a la grada o dando gritos en el área técnica. En este sentido, quizás es que tampoco tenga mucho que decir y prefiera no molestar a unos futbolistas sobre los que tiene la ascendencia de quien ha sido tan bueno o mejor que ellos.

[Lea más noticias del Real Madrid]

Y sí, a lo tonto, después de tener que sustituir a Rafa Benítez prácticamente de un día para otro, el francés ha vuelto a clasificar al Real Madrid para la final de la Champions, donde esta vez se encontrará a la Juve, como en la Séptima de aquel lejano 20 de mayo de 1998, aunque en aquella ocasión Zidane jugaba en el equipo italiano. Hasta entonces, los blancos habían ganado seis Copas de Europa y desde entonces, contando la de Ámsterdam, han ganado cinco, tantas como Ligas y nunca los dos títulos a la vez, algo que también Zizou tendrá al alcance de la mano en Cardiff.

Simeone saluda a Zidane antes del partido de ida de las semifinales de la Champions jugado en el Bernabéu. (EFE)
Simeone saluda a Zidane antes del partido de ida de las semifinales de la Champions jugado en el Bernabéu. (EFE)

José Villalonga (1956 y 1957), Luis Carniglia (1958 y 1959), Miguel Muñoz (1960 y 1966), Del Bosque (2000 y 2002), además de Jupp Heynckes (1998) y Carlo Ancelotti (2014). Zidane (2016 ¿y 2017?) es el séptimo entrenador del Real Madrid que ha ganado la Copa de Europa, en su caso conocida ya como Champions, y puede ser el quinto en hacer doblete, además de ser el primero en hacerlo de manera consecutiva.

De lograrlo, en menos de dos años como entrenador de Primera tendría también las mismas que técnicos que son historia del fútbol como Béla Guttman (Benfica), Helenio Herrera (Inter), Nereo Rocco (Milan), Stefan Kovasc (Ajax), Dettmar Cramer (Bayern), Brian Clough (Nottingham Forest), Ernst Happel (Feyenoord y Hamburgo), Arrigo Sachi (Milan), Ottmar Hitzfeld (Dormunt y Bayern), Alex Ferguson (Manchester United), José Mourinho (Oporto e Inter), Pep Guardiola (Barça) o Jupp Heynckes (Real Madrid y Bayern). Solo Bob Paisley, el mítico entrenador del Liverpool, y el mencionado Ancelotti, en dos ocasiones con el Milan y una tercera con el Madrid, habrían ganado más que él.

Aunque tiene una explicación muy sencilla, si bien desarrollarla merece otro artículo, lo que Zidane no fue capaz de hacer con el Castilla en Segunda B paradójicamente lo está haciendo con el Real Madrid, y especialmente en la Champions. Será porque en el fondo Zizou es un humilde entrenador de barrio, pero vestido con una traje de Beverly Hills.

P.D. Y hablando de jugadores o entrenadores de barrio, ahí está el partido que Benzema firmó en el Calderón, con una jugada de fantasía que reivindica a un delantero que, como escribí hace unos días, está eclipsado por Cristiano Ronaldo, a quien por cierto no se le vio, quizá porque tampoco hizo falta. El Atlético hizo lo más difícil, reducir en un cuarto de hora la ventaja del Madrid de tres goles a uno, aunque en cuanto los blancos, gracias en parte a Benzema, batieron a Oblak, el sueño de la remontada se esfumó.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios