Morata, confirmado para casarse con Alice, pero no para hacerlo vestido de blanco
  1. Deportes
  2. A mi bola
Kike Marín

A mi bola

Por

Morata, confirmado para casarse con Alice, pero no para hacerlo vestido de blanco

El madrileño y madridista ha hecho la Confirmación para casarse por la Iglesia con su novia italiana, pero tiene muy difícil hacerse con la titularidad en el Madrid y piensa en marcharse

Foto: Morata manda callar a San Paolo tras marcar un gol al Nápoles. (Reuters)
Morata manda callar a San Paolo tras marcar un gol al Nápoles. (Reuters)

Como es lógico, las niñas del madrileño colegio Mater Salvatoris no daban crédito a lo que estaban viendo, lo mismo que sus familiares y las amigas a las que no tardaron en contárselo. Álvaro Morata iba a hacer la Confirmación como una -en su caso, uno- más de la clase. El motivo, pues algo tan sencillo como que el delantero del Real Madrid y de la Selección tiene previsto casarse con su novia, la italiana Alice Campello, a la que, como él mismo se encargó de hacer público y notorio, el pasado mes de diciembre pidió matrimonio en mitad de una actuación del 'Mago Pop', en el teatro Rialto.

Foto: Álvaro Morata celebra un gol marcado esta temporada. (EFE)

De este modo, puede decirse que el delantero madrileño y madridista tiene 'licencia' para casarse por la Iglesia, pero no para jugar en el Real Madrid, o al menos para hacerlo con la regularidad y en los partidos importantes, tal y como a él le gustaría. A diferencia de lo que sucede en otros clubes, en los que un jugador como Morata tendría un lugar garantizado en el primer equipo, la dimensión universal que Florentino Pérez le ha dado al Real Madrid no permite a sus canteranos soñar con la titularidad, al menos en posiciones tan expuestas como la de delantero centro, la que ocupa Benzema pero en la que siempre acaba apareciendo Cristiano..

Aunque habrá quienes piensen, y con razón, que lo mejor para Álvaro sería asumir su papel de suplente y seguir en el Madrid a la espera de oportunidades como las que esta temporada ha sabido aprovechar su compañero y amigo Isco, es normal que el '9' de España tenga todas la papeletas para salir y, probablemente, regresar a Italia, no sólo con motivo de su boda. Volvería a jugar en el Calcio, algo que ya tuvo ocasión de hacer con la camiseta de la Juventus. Claro que esta vez todo apunta a que sería para vestir de rossonero, es decir, en el MIlan y ya sin billete de vuelta, algo que también debería considerar Morata antes de tomar la decisión.

A falta de la final de este sábado en Cardiff, donde tampoco será titular y muy mal le tendrían que ir las cosas al Real Madrid para que Zinedine Zidane le sacara ante la Juve, precisamente su ex equipo, Morata ha disputado esta temporada 42 partidos, aunque con un total de 1.873 minutos, lo que equivale a 20 encuentros completos. De ahí que los 20 goles que ha marcado el delantero madrileño equivalgan a uno cada 93 minutos y, otro dato aún más demoledor, tan solo necesite 3,4 remates para ver puerta.

Por si fuera poco, sus 15 goles en la Liga, aunque el diario 'Marca' le computa 14 en la clasificación del trofeo Pichichi, le sitúan como séptimo artillero, solo por detrás de Messi (37), Luis Suárez (28), Cristiano Ronaldo (25), Iago Aspas (19), Griezmann y Aduriz (16), y por delante de Neymar (13), Gameiro (12) y su compañero Benzema (11). Este dato permite pensar que Morata sería titular en todos los equipos de Primera, a excepción del FC Barcelona y su Real Madrid. De hecho, el Atlético de Madrid ya intentó su fichaje el verano pasado.

Foto: Álvaro Morata ha marcado 20 goles esta temporada con el Real Madrid. (EFE) Opinión

De los 1.873 minutos que ha jugado, 1.331 fueron de Liga, 296 de Copa del Rey, 62 de la final de la Supercopa de Europa, 18 del Mundial de Clubes y tan solo 166 de Champions. Al igual de lo que le ha sucedido a Isco, si bien la lesión de Gareth Bale ha permitido al malagueño acabar jugando mucho más también en la Liga de Campeones, Morata apenas ha tenido la oportunidad de lucirse en la máxima competición continental. Y es aquí donde radica el gran debate con el 9 de España, junto a Diego Costa: en su regreso a casa se ha confirmado para casarse, pero no ha podido hacerlo para jugar en su Real Madrid. Ofertas, ya sean del MIlan o del Manchester United, no le van a faltar y, aunque José Ángel Sánchez querrá sacar un buen pellizco por él, la última decisión la tendrá Morata: sí, quiero.

Zinédine Zidane Álvaro Morata Champions League