Cómo cambia la cosa (y tu voto) cuando la Guardia Civil te tiene cogido por los h...

Andreu Camps, el vocal del Tribunal Administrativo del Deporte que frenó la inhabilitación de Villar, sabe que aparece en la operación Soule hablando con su hijo, de ahí su giro radical

Foto: Andreu Camps, al fondo de la imagen, durante una reunión del Tribunal Administrativo del Deporte. (EFE)
Andreu Camps, al fondo de la imagen, durante una reunión del Tribunal Administrativo del Deporte. (EFE)

Aunque para ello hemos tenido que ver a la Guardia Civil entrando en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas y a Villar, su hijo Gorka y su exvicepresidente Juan Padrón entre rejas en la cárcel de Soto del Real, el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) abrió este lunes expediente al presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF). ¡Albricias! Y, sí, como informaron los medios oficiales, el tribunal que preside Enrique Arnaldo lo hizo por unanimidad, aunque lo que no dijeron o ignoraban estos medios es que a uno de sus miembros, Koldo Irurzun, ni siquiera se le conectó por videoconferencia. Se acabaron las bromas.

La reunión extraordinaria se celebró a petición de un acorralado José Ramón Lete, presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), y fue de lo más esperpéntica. Más de lo habitual, quiero decir. Así, el vocal Andreu Camps primero quiso presentar su dimisión, quizá para intentar demostrar su arrepentimiento por haberse negado sistemáticamente a permitir que Villar fuera expedientado cuando debió serlo, y después pretendió (con perdón) mear más lejos que nadie al pedir directamente su suspensión. Sin embargo, el guion previsto era dejar que Lete sea quien se cuelgue este martes la medalla después de haberse dedicado a legitimar al presidente de la RFEF. Qué se le va a hacer. Así de tristes son las cosas y así, con toda paz y rigor, se las estoy contando.

Claro que la pregunta que ustedes se harán es por qué ese comportamiento tan bipolar de Andreu Camps. Pues muy sencillo. El catalán es consciente de que la UCO tiene 'mails' y conversaciones telefónicas suyas con Gorka Villar que tarde o temprano aparecerán dentro de la operación Soule, de ahí que a la Guardia Civil no le costará mucho demostrar a la Fiscalía Anticorrupción y al juez Santiago Pedraz los tejemanejes que ambos se han traído entre manos durante los últimos meses. Quien no tiene escrúpulos para defender una causa únicamente por lo que va en ello, tampoco los tiene para hacer leña del árbol caído y renegar ahora de Villar y su hijo como de la peste.

[Lea más noticias sobre la detención de Ángel María Villar]

Sí, por si no lo recordaban, Andreu Camps es el mismo miembro del TAD que se negó a abrir expediente a Villar por el caso Recreativo y Marino y por el retraso electoral, y que, tal y como informamos en El Confidencial, hizo valer su voto de calidad para rechazar la impugnación de las votaciones solicitada por la candidatura de Jorge Pérez. Por si fuera poco, Camps está pendiente de la sentencia que puede conocerse esta misma semana de un juicio por plagio junto al presidente de la Federación Española de Bádminton (Fesba), David Cabello, y su esposa.

Gorka Villar, tras el registro realizado por la Guardia Civil a su despacho. (EFE)
Gorka Villar, tras el registro realizado por la Guardia Civil a su despacho. (EFE)

Y, sí, por si no lo recordaban, Andreu Camps fue recusado por Javier Tebas, presidente de LaLiga, "por su interés personal en los asuntos relacionados con la RFEF, así como mantener relación de servicio con la institución federativa que preside Villar", aunque ni Camps tuvo la decencia de abstenerse en las votaciones como hizo, por ejemplo, Enrique Arnaldo, si bien tampoco el presidente del TAD tuvo la gallardía de exigírselo. De hecho, Arnaldo podía haber aceptado la dimisión de Camps este lunes, aunque finalmente le pidió que siguiera, lo cual demuestra la complicidad entre ambos.

Curiosamente, y al contrario de lo que ocurrió el pasado 16 de junio, cuando el TAD estudió un recurso (sobre las mencionadas irregularidades en las últimas elecciones de la RFEF) presentado por Jorge Pérez, Arnaldo sí intervino en la sesión de este lunes. Entonces el presidente de este tribunal se abstuvo porque fue recusado previamente por Villar, algo que, como ya he comentado, no hizo Camps cuando quienes le recusaron a él fueron Tebas, primero, y Pérez, después.

En una clara huida hacia adelante, Andreu Camps ha cambiado radicalmente su postura después de ver a Villlar entre rejas y, lo más importante para él, conocer parte de las investigaciones de la Guardia Civil, que le tiene como vulgarmente se dice cogido por los huevos. Ahora falta por saber hacia dónde huirá José Ramón Lete, pues hasta en dos ocasiones el TAD le devolvió otras tantas denuncias por estar redactadas de manera ambigua, lo cual no permite otra cosa que sospechar de las pocas ganas con las que el presidente del CSD ha ido contra Villar, cuando ha quedado más que demostrado que motivos había.

Que nadie les engañe: si el TAD le hubiera abierto expediente a Villar cuando el expresidente del CSD Miguel Cardenal así lo solicitó, en enero de 2016, todo lo que ha pasado en la última semana y todo lo que está por llegar se habría podido evitar. Por eso solo cabe reírse cuando el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, asegura que "pese a que la situación es complicada, todo se va a resolver teniendo como eje central el beneficio de la familia del fútbol". Como si en 'la familia del fútbol' solo hubiera primos y todos nos chupáramos el dedo...

A mi bola