El 'Fuenla' vacila al Real Madrid en el caso del pasaporte falso del 'traidor' Slaughter

El abogado del Fuenlabrada, que se ha personado en la causa como acusación, es socio del agente de Slaughter, quien no dudó en decir al juez que el documento se lo dio "alguien" del Madrid

Foto: Marcus Slaughter, antes de un partido con el Real Madrid. (Gtres)
Marcus Slaughter, antes de un partido con el Real Madrid. (Gtres)

Han pasado dos años desde que el Consejo Superior de Deportes (CSD) denunció a la Comisaría de Inmigración la falsificación de los pasaportes ecuatoguineanos con los que Marcus Slaughter y Andy Panko compitieron en 2015 con el Real Madrid y el Fuenlabrada, respectivamente. La adopción de esta y otras nacionalidades se convirtió en una costumbre en los equipos de la ACB con el objetivo de evitar copar las dos únicas plazas de extranjeros que pueden inscribirse.

Estos documentos se conocen como 'pasaportes Cotonou' y se benefician de un acuerdo que permite a los jugadores con nacionalidad de alguno de los 78 países que forman la ACP (África, Caribe y Pacífico) ocupar plaza de comunitario tras el acuerdo que firmó ésta con la Unión Europea en el 2000. Para evitar abusos, el propio CSD impuso como requisito en mayo de 2015, precisamente tras el intento fallido para inscribir a Panko, la existencia de un vínculo personal, deportivo o familiar con el país.

El delito por el que están imputados Slaughter y Panko es el de falsedad en documento público, aunque la instrucción en el Juzgado 27 de Madrid no ha avanzado demasiado. Slaughter viajó a la capital de España el pasado mes de junio desde Estambul para comparecer ante el juez y admitió que el Real Madrid le dio un pasaporte falso supuestamente expedido por la embajada de Guinea Ecuatorial. El pívot estadounidense, que pagó 35.000 euros a su agente, Julián Aranda, para tramitar aquel documento, aseguró sin embargo que no supo nada del pasaporte hasta que “alguien” del Real Madrid se lo entregó.

Cabe recordar que el juez único de la ACB decidió archivar el caso al entender que la causa estaba judicializada, mientras que, para no variar, el Tribunal de Aadministrativo del Deporte (TAD) también la desestimaba en septiembre del 2016. Llegados a este punto, la acusación de Slaughter no sólo podría llevar al Real Madrid a declarar ante el juez como entidad deportiva, sino que en caso de probarse que entregó el pasaporte falso, podría hacerle perder los títulos Liga y Copa de la temporada 2014-2015. En el club que preside Florentino Pérez reconocen que fueron ellos quienes efectivamente entregaron el pasaporte a Slaughter, aunque tras recibirlo de su agente para tramitar su inscripción como jugador de Cotonou, sin tener nada que ver con la manera en que la solicitud del documento se gestionó.

Llama la atención la diferente posición del Fuenlabrada, pues en lugar de estar defendiéndose de las acusaciones, son ellos mismos acusación particular, pese a que su jugador Andy Panko era quien usaba un pasaporte con la misma numeración que el de Slaughter. A diferencia del exmadridista, la instrucción sigue a la espera de una comisión rogatoria dirigida a Venezuela, donde juega Panko, para que responda a un cuestionario escrito en una sede judicial. Anteriormente se remitieron sendas comisiones a Francia (cuando jugaba en el Nancy) y México (Monterrey) que no obtuvieron respuesta por los cambios de residencia del jugador.

Andy Panko, en un partido del Montakit Fuenlabrada contra el Herbalife Gran Canaria. (EFE)
Andy Panko, en un partido del Montakit Fuenlabrada contra el Herbalife Gran Canaria. (EFE)

La estrategia del Fuena es de alguna manera hacer ver que nada tienen que ver con esta falsificación al adoptar este papel tan activo en el proceso. Extraño, ¿verdad? Quizás la explicación a esta estrategia pueda encontrarse en quiénes son los abogados del Baloncesto Fuenlabrada. Tal y como puede comprobarse en su perfil de Infojobs, Laura Vázquez trabaja para la Asesoría Jurídica Leonesa, donde desarrolla su labor profesional "junto con un abogado de la firma Jiménez de Parga", y explica que "durante casi un año" ha estado trabajando en numerosos casos de Derecho del Deporte, "en concreto en los distintos litigios del Club Baloncesto Fuenlabrada, procedimientos administrativos por dopaje en ciclismo y determinadas controversias de jugadores de baloncesto con sus equipos".

Pues bien, resulta que el administrador único de la Asesoría Jurídica Leonesa es Gilberto Pérez del Blanco, desde marzo de 2016 secretario del Consejo de Administración del Fuenlabrada, de ahí que sea lógico que el club le haya encargado llegar sus asuntos jurídicos. Claro que la cosa se enreda si da la casualidad de que el agente de los jugadores, Julián Aranda, es socio de Gilberto Pérez del Blanco en 'Synerging pro sport services and consulting', de la que ambos son administradores solidarios y cuyo objeto social es la prestación de servicios de asesoría y consultoria a entidades deportivas. Es decir, que el abogado habitual y secretario del Consejo del Fuenlabrada es socio del agente de jugadores contra el que ejercen la acusación particular.

Para hacerlo algo más enrevesado aún, esa sociedad en la que comparten responsabilidades Aranda y Pérez del Blanco es, a su vez, con quien con el segundo comparte el Consejo del Instituto Médico del Sur, una empresa a su vez relacionada con otra también de rehabilitación y fisioterapia denominada Premium Madrid. Esta vinculación estrecha el lazo con el propio 'Fuenla' en la medida en que sus instalaciones se encuentran en el pabellón que utiliza el equipo. De hecho, en la página de ACB se daba cuenta de la creación de esta entidad y de su relación comercial con el equipo de Fuenlabrada, al igual que la propia web del club, donde se atribuía la puesta en marcha de la clínica y daba a entender que es suya.

Así las cosas, ya no es sólo que el abogado del Baloncesto Fuenlabrada sea socio del agente imputado en el proceso por los pasaportes falsos, en el que el equipo del sur de Madrid ejerce la acusacion particular, sino que el propio Julián Aranda, a través de esta sociedad, tiene una relación comercial con el club de baloncesto que preside José Quintana. Claro que lo más sorprendete de todo es cómo el 'Fuenla' se permite vacilar al Real Madrid, a quien Slaughter no dudó en acusar de entregarle el documento falso y ahora ya podemos entender por qué.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios