Grabaciones de futbolistas desacreditan a Rubiales, de delfín a tiburón de Villar

Ver al frente de la RFEF al presidente de la AFE, que hizo campaña vestuario a vestuario a favor de Villar y ahora es repudiado por este, sería la última broma pesada del Gobierno

Foto: Luis Rubiales, presidente de la AFE, durante un acto en el que se anunció la convocatoria de una huelga. (EFE)
Luis Rubiales, presidente de la AFE, durante un acto en el que se anunció la convocatoria de una huelga. (EFE)

Pues no, aunque parezca mentira, Ángel María Villar sigue sin dimitir como presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), algo que sí hizo de los cargos que tenía en la FIFA y en la UEFA, aunque solo fuera para hacerlo un minuto antes de que le echaran y se quedara sin las correspondientes y millonarias indemnizaciones. Pero, no, 'Spain is different', tal y como rezaba el eslogan de una campaña turística lanzada en los tiempos del ministro Fraga. El Consejo Superior de Deportes (CSD), por no hablar del titular de la cartera, Iñigo Méndez de Vigo, no ha tenido ni la decencia de pedir públicamente a Villar que dimita.

Lo de convocar unas elecciones limpias ya es mucho pedir para el presidente del CSD, José Ramón Lete, quien no solo sigue legitimando a Juan Luis Larrea, nada menos que el tesorero de Villar que se ha erigido en su sustituto de manera ilegal, sino que también podría avalar la candidatura de Luis Rubiales, el presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) que en breve será protagonista, y no precisamente por su gestión al frente del sindicato de futbolistas... Es decir, cualquier cosa con tal de no ver a Lete cumplir con su obligación y seguir siendo un títere de un ministro al que el deporte le importa un bledo en lugar de mirar por la limpieza del fútbol español, por si alguien lo ha olvidado judicializado por causas que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) pasó por alto.

No, los problemas de la RFEF no acabarían con la dimisión de Villar, pero al menos se pasaría a un segundo escenario, el de las mencionadas elecciones, aunque todo hace indicar que con la misma asamblea en la que, de momento, puede haber cinco presidentes de territoriales imputados, además de otros asambleístas a los que ya no les corresponde estar. Según informó el diario 'El País', los próximos sancionados serán Jacinto Andrés Alonso (La Rioja), Antonio García Gaona (Ceuta), José Miguel Monje (Murcia), Diego Martínez (Melilla) y Vicente Muñoz (Valencia). Sí, todos forman parte de la junta directiva presidida por Larrea.

Suspendido cautelarmente por un año tras ser detenido, encarcelado y posteriormente puesto en libertad bajo fianza en el marco de la operación Soule, Villar sigue moviendo los hilos en la sombra. Nada más ser reelegido, anunció que venía "un tiempo nuevo en la federación” y comenzó a diseñar su junta directiva. En ella habría cambios en la vicepresidencia, donde quería colocar al mencionado Rubiales en lugar de Juan Padrón. La intención de Villar, avalada públicamente por su hijo Gorka, era que Rubiales fuera su sucesor en cuanto acabara su mandato en 2020 o en el supuesto caso de que, como así ha ocurrido, la Justicia le sancionara.

"La RFEF y AFE quieren enfriar los ánimos de los que han denunciado que el sindicato se postuló a favor de Villar", se podía leer en 'AS', aunque el estallido provocado por la operación Soule no solo precipitó los acontecimientos, sino que destapó el pastel. Luis Rubiales es consciente de que algunas conversaciones suyas con Gorka fueron grabadas por la UCO, aunque pocos pueden ser los que sigan pensando que el presidente de AFE no hizo campaña, y algo más, por Villar.

Lete recibió en enero a Villar en el CSD junto a los secretarios generales de FIFA (2i) y UEFA. (CSD)
Lete recibió en enero a Villar en el CSD junto a los secretarios generales de FIFA (2i) y UEFA. (CSD)

Así, Luis Rubiales se dedicó a ir vestuario por vestuario, tanto de Primera como de Segunda, a pedir el voto para la candidatura de Villar. En varios de sus viajes, el presidente de AFE incluso se fue a cenar con los capitanes, en algún caso a restaurantes con estrella Michelin, lo cual chirría cuando los gastos van a cuenta de los fondos del sindicato de futbolistas, muchos de los cuales no pueden permitirse estos lujos.

El mensaje de Rubiales, que más de un futbolista se encargó de grabar para poder demostrar que era verdad lo que estaban escuchando, era evitar a toda costa que saliera la candidatura de Jorge Pérez, la cual, según decía, "es la que va a apoyar Tebas" y "no va a responder a los derechos legítimos de los futbolistas". "LaLiga es el poder económico, la federación es el poder normativo... Y ahora imaginaos una candidatura impulsada por LaLiga. Van a hacer con nosotros lo que quieran", era el argumento esgrimido por el considerado delfín de Villar.

"Es muy grave que salga otra lista", dijo Rubiales en un vestuario en referencia a la candidatura de Jorge Pérez, "la que va a apoyar Tebas", añadió

"Queremos que haya urnas en los vestuarios, pero no nos van a hacer caso", explicó también Rubiales, aunque su miedo era que los clubes pudieran presionar a los futbolistas, ya que al tener que solicitar el voto, estos se iban a enterar. Eso sí, el máximo dirigente de AFE animó a los futbolistas a participar en las listas, aunque al mismo tiempo avisó de que, en caso de ser muchos, habría que poner "un filtro" para que estuvieran "los que mejor nos representan". Todo muy democrático, sí.

"Es muy grave que salga otra lista", insistió el que fuera jugador del Levante, quien también explicó que habían hablado con dos futbolistas que iban en ella: "Se lo hemos explicado y se han echado para atrás". "Os lo digo por si os llaman a alguno de vosotros", fue el remate del presidente de AFE para buenos entendedores, aunque con móviles grabándole para que no hubiera dudas. Como quiera que la conexión Villar-Rubiales era pública, el granadino quiso explicar a sus afiliados que "Villar es una persona con la que tengo buena relación, pero hay cosas que yo no haría igual".

"No cabe ninguna duda que después de leer alguna de las cuestiones hay que hacer cambios profundos en la forma de gestión", dijo Rubiales cuando se conoció el auto del juez Santiago Pedraz. Eso sí, el presidente de AFE añadió que no es "quién para decir lo que tienen que hacer otros" cuando le preguntaron si Villar debía dimitir de la RFEF. Sin embargo, el bilbaíno le puso la cruz cuando Luis votó por su suspensión en la comisión directiva del CSD. ¿Y qué esperaba?

Es por ello que, según avanzó el diario 'AS', ahora Villar solo aceptaría dimitir si Rubiales no es el candidato oficialista y en su lugar lo es Larrea. Villar prefiere a este porque es un hombre de su confianza y no activaría uno de los resortes que medirán a todos los candidatos: decidir personarse contra él si la RFEF se hubiera visto perjudicada por su gestión. Rubiales ha pasado de ser delfín a tiburón y está por ver que en el CSD se enteren o permitan la que sería la última broma pesada.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios