Del insensato Espargaró y la guerra civil en Cataluña al antinacionalismo de Messner
  1. Deportes
  2. A mi bola
Kike Marín

A mi bola

Por

Del insensato Espargaró y la guerra civil en Cataluña al antinacionalismo de Messner

Mientras el piloto mea fuera del tiesto con unas irresponsables declaraciones que contrastan con las de Márquez, un encuentro entre pelotaris y alpinistas vascos recuerda el mensaje del italiano

Foto: Aleix Espargaró, piloto catalán de MotoGP. (EFE)
Aleix Espargaró, piloto catalán de MotoGP. (EFE)

El encuentro fue casual y lo que en un principio pareció una mera coincidencia, cobró un significado que superó, al menos para mí, lo anecdótico. Sucedió en la sede del Consejo Superior de Deportes (CSD), donde a mediodía del pasado jueves se presentó el II Torneo Internacional Villa de Madrid de Jai-Alai y hora y media más tarde estaba programado un homenaje a Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza, los alpinistas que este verano salvaron la vida a un italiano en las cumbres del Gasherbrum.

Cuando los pelotaris, la mayoría de ellos vascos, aunque también había franceses y un cubano, se enteraron de que iban a coincidir en Madrid con sus paisanos, ni dudaron en alargar el acto para poder estar con ellos. No en vano, al comentárselo, sus caras reflejaron admiración, la misma que todos deberíamos tener por estos deportistas que encarnan mejor que nadie los verdaderos valores del deporte, aunque por desgracia gestas como la suya tampoco interesen más allá del morbo, como demuestra el hecho de la escasísima, por no decir nula, respuesta de los medios a la convocatoria del CSD.

Foto: Iñaki Osa Goikoetxea. (Alberto Lessmann/ Red Bull Content Pool)

Sin tenerlo programado, de una manera espontánea, puntistas y alpinistas se saludaron y conversaron durante un rato, varios de ellos, por cierto, en euskera, sobre sus respectivos deportes. Los Goiko, Urtasun, Etxeba y Aldazabal les mostraron sus chisteras (cestas) y su cascos, los del primero patrocinados desde hace un año por Red Bull. De este modo, y aunque por un momento pareció tratarse de un acto institucional del Gobierno vasco, el CSD fue escenario de un encuentro de altura, nunca mejor dicho en el caso de estos auténticos héroes, como son Alberto Iñurrategi, Vallejo y Zabalza, tal y como se encargó de destacar el alpinista y escritor Sebastián Álvaro. "Gestos como el vuestro traspasan la montaña y son, sin duda, ejemplos que pueden ayudar a cambiar y a mejorar nuestra sociedad", les dijo el director general del CSD, Jaime González Castaño, en presencia de los pelotaris, que no dudaron en quedarse a escuchar el relato de su hazaña.

Tanto la Federación Internacional de Pelota Vasca (FIPV), cuyo presidente, Xavier Cazaubon, no pudo viajar a Madrid a causa del terremoto de México, como la española (FEP), con Julián García Angulo al frente, se han propuesta que el Jai-Alai vuelva a tener el auge que tuvo en la capital. Así, durante el viernes y el sábado, el frontón de la Universidad Complutense se convirtió en el escenario no solo del Campeonato de España de clubes, que ganó Donostia, sino también de la segunda edición del festival con los mejores puntistas profesionales del momento, que contó con el apoyo de Red Bull, Play Station, LaLiga4Sports y el diario 'AS'.

placeholder Irastorza, Goiko, Vallejo, Iñurrategi, Zabalza, Aldazabal, Sebastián Álvaro, Etxeba, Anndy y Urtasun, en el Consejo Superior de Deportes. (Foto: Kike Marín)
Irastorza, Goiko, Vallejo, Iñurrategi, Zabalza, Aldazabal, Sebastián Álvaro, Etxeba, Anndy y Urtasun, en el Consejo Superior de Deportes. (Foto: Kike Marín)

El contraste catalán

Y mientras esto sucedía en Madrid, desde Barcelona llegaban las reacciones de algunos deportistas sobre lo que está sucediendo en Cataluña, en las que se pintaba un panorama que, por suerte, no es real, aunque nadie diría que están deseando que lo sea. "Es lamentable lo que están haciendo el Gobierno español y la Guardia Civil. Se están pasando por el forro la democracia", dijo el piloto de MotoGP Aleix Espargaró en los micrófonos de Catalunya Ràdio. "Realmente, es una pena porque parece que volvemos atrás y vamos a una guerra civil. Es una prueba más de que hay mucho miedo en España de quedarse sin Cataluña", añadió Aleix en vísperas de disputar el Gran Premio de Aragón.

Más cauto se mostró su colega, y catalán como él, Marc Márquez: "La situación que se vive en Cataluña alrededor del referéndum del 1 de octubre me preocupa, está claro, como le preocupa a toda la sociedad, pero es un tema en el que no me voy a mojar", comentó el pentacampeón del mundo en una entrevista concedida al diario 'El Mundo'. "Me afecta como ciudadano, pero no entiendo lo suficiente. Con lo que leo en las noticias, con lo que puedo extraer, no es suficiente. Prefiero guardarme mi opinión y verlas venir, a ver qué pasa".

"¿Si los deportistas no se deben meter en política? Va con la personalidad de cada uno. Hay deportistas a los que les gusta opinar y son libres de hacerlo. Otros preferimos no hacerlo", añadió Marc Márquez, quien hace tiempo ya dijo: “Soy catalán porque vivo en Cataluña, pero me siento español porque Cataluña está dentro de España. Así de sencillo. Es como un andaluz, que se sentirá andaluz y español, y él si saca la bandera andaluza, seguramente no pasaría nada. Pero con la situación que hay, pasa esto y tenemos que ir con pies de plomo. Yo corro en la pista por mi afición y mi afición se representa con el 93”. Y esa fue la bandera que Marc paseó en Motoland tras ganar el Gran Premio de Aragón.

placeholder El alpinista Reinhold Messner, en la presentación de la película 'Nanga Parbat'. (EFE)
El alpinista Reinhold Messner, en la presentación de la película 'Nanga Parbat'. (EFE)

La sensatez de Serrat

Para no meterme en política, pues bastante tengo con el deporte, hago mías las palabras de Joan Manuel Serrat, a las que Aleix Espargaró debería prestar atención, no para cambiar su opinión, la cual puede ser la que le dé la gana, precisamente porque vivimos en democracia, pero sí para no quedar en evidencia. “En estos momentos, la convocatoria de un referéndum en Cataluña no es transparente porque está creada con una ley que está elaborada por el Parlament, pero a espaldas de todos los demás miembros”, explicó Serrat, quien criticó tanto al Gobierno del PP como a los partidos políticos que han impulsado la consulta soberanista.

Pues eso, que cada uno defienda la identidad que quiera, que lo haga en el idioma en que más a gusto se exprese, pero sin confundir las cosas, consciente o inconscientemente, como considero que ha hecho Aleix Espargaró, cuyas palabras, repletas de inexactitudes y en las que llega a mentar la guerra civil, son de una irresponsabilidad absoluta. Claro que los deportistas pueden y deben opinar de todo aquello que consideren oportuno, pero siempre con mesura y, sobre todo, con conocimiento de lo que dicen, sin dejarse llevar por una clase política —y alguna también empresarial disfrazada de trostkista— que ha convertido la ideología en negocio.

Foto: Aleix Espargaró es piloto de Aprilia en el Mundial de Motociclismo. (EFE)

Sabido es lo mucho que gusta politizar el deporte, aunque los valores de este se sitúen en las antípodas de los políticos. Ahí está si no el citado ejemplo que dieron Alberto Iñurrategi, Vallejo y Zabalza al jugarse la vida en el Gasherbrum por salvar la de un alpinista al que apenas conocían y del que, por supuesto, nada les importó la nacionalidad que tuviera. Como dijo Reinhold Messner, precisamente italiano y el primero en subir solo y sin oxígeno al Everest y también en hacerlo a las 14 cumbres de más de 8.000 metros, “el primer escándalo que tuve fue con la bandera. Decían que la de mi región, el Südtirol, había ondeado en lo más alto, y en la bienvenida, con 3.000 personas, dije: 'Gracias por la fiesta, pero os debo corregir, yo no he subido por el Südtirol, sino por mí, y mi única bandera es mi pañuelo". Messner, que llegó a ser europarlamentario con Los Verdes italianos, siempre se ha mostrado "antinacionalista hasta el fondo", pues considera que "los nacionalismos no son algo inteligente, pues nos han llevado a grandes guerras”. ¿Acaso se refería a esto el indocumentado Aleix Espargaró?

Marc Márquez Jorge Lorenzo Dani Pedrosa Catalán