De los 'pelucos' de Ramos (y Claramunt) a una España a la que se le paró el reloj

Mientras Julen Lopetegui recupera parte del tiempo perdido, el sumario de la Soule vuelve a dejar en evidencia a la directora de la Roja y su compadreo con algunos jugadores

Foto: La directora de la Selección, María José Claramunt, acompaña a Piqué en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. (EFE)
La directora de la Selección, María José Claramunt, acompaña a Piqué en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. (EFE)

Sé que es un poco ventajista decirlo y en cualquier caso indemostrable, pero el buen papel de Julen Lopetegui al frente de la Selección confirma que Vicente del Bosque debió echarse a un lado después del Mundial de Brasil, si no antes, lo cual habría permitido a España ganar la Eurocopa de Francia, la más barata desde que en 2004 Grecia la levantara en Portugal, precisamente su última e insípida ganadora. Es cierto que Del Bosque se ganó el derecho a irse él antes de que le echaran, pero faltaron quienes por su bien y el de la Selección le animaran a hacerlo. O lo que es igual: sobraron quienes le confundieron para que se aferrara al cargo del que no se fue como debía y merecía.

Los números de Lopetegui son impolutos: 13 partidos disputados, 10 victorias, tres empates y ninguna derrota, con 43 goles a favor y siete en contra. Mejor aún son los obtenidos en encuentros oficiales: nueve jugados, ocho ganados y uno empatado, el disputado en Italia (1-1), con 35 goles marcados y tan solo tres encajados. Claro que si algo se puede destacar del trabajo de Julen, es demostrar que España seguía teniendo a los mejores futbolistas, la primera condición para tener un gran equipo. Solo hay algo más complicado que digerir un fracaso, y es gestionar un éxito, sobre todo cuando este llega rebosante de dinero y alrededor hay personas dispuestas a llevárselo.

Y eso es lo que sucedió en la Federación Española de Fútbol (RFEF) y, por extensión, en la Selección, donde, tal y como puede comprobarse en el sumario de la operación Soule, el nivel de corrupción —veremos hasta dónde es capaz de llegar el juez Pedraz—, y por descontado de golfadas, ayuda a explicar muchas cosas que pasaron. En el caso de la Roja, el origen de los problemas lo personaliza su directora, María José Claramunt, aunque ahora lo fácil sea apuntar a Ángel María Villar, su gran valedor después de que la valenciana traicionara al ex secretario general Jorge Pérez.

Puede decirse que todo empezó en la ciudad sudafricana de Potchefstroom durante la primera fase del Mundial 2010. La Selección recibió la visita de Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, uno de sus (entonces) principales patrocinadores. Al ver el reloj que Sánchez Galán lucía en su muñeca, Sergio Ramos le espetó: “¡Vaya ‘peluco’! ¿Nos regala uno si llegamos a semifinales?". El presidente de Iberdrola le dijo que sí, pero que si llegaban a la final. España se proclamó campeona del mundo y Sánchez Galán cumplió su promesa. Esta escena volvió a repetirse en la Eurocopa de 2012. Unos días antes de jugar la final, Ramos pidió a Galán otro ‘peluco’ si ganaban a Italia. “Pero esta vez amarillo, de metal amarillo”, añadió el sevillano. El presidente de Iberdrola aceptó.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, con Del Bosque,  Busquets, Ramos y Casillas. (EFE)
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, con Del Bosque, Busquets, Ramos y Casillas. (EFE)

"SM, Blatter, Platini y María José"

Lo curioso es que, además de para todos los campeones, la joyería que vendió los Audemars Piguet, modelo Royal Oak Offshore Diver y con un valor de más de 30.000 euros, tuvo que encargar cuatro más, tal y como demuestra el hecho de que preguntaran si había que grabar algo en "las cuatro piezas restantes" destinadas a "SM (el Rey), Blatter, Platini y María José", en referencia, claro está, a Claramunt. Eso sí, María José nunca se olvidaba de Villar, quien también sería 'agraciado' con uno de los 30 Hublot de 15.486 euros que adquirió la RFEF a Pedro Rodríguez Joyeros tras la clasificación para la Eurocopa de Francia. En esta ocasión, habían participado 37 futbolistas a las órdenes de Del Bosque, pero solo recibieron su reloj 29. La deuda contraída por la RFEF con la mencionada joyería de Gandía, que en teoría fue elegida por Sergio Ramos, aunque todo apunta a la valenciana Claramunt, provocó más de un problema, tal y como se comprobará más adelante.

Tras la clasificación para el Mundial 2014, cuando en la Roja todo era abundancia, la RFEF compró 35 lujosos IWC Schaffhausen valorados en 23.100 euros para premiar a los futbolistas, aunque ocho estaban ya comprometidos para directivos, así que hubo que elegir qué 27 futbolistas de los 36 que había convocado Del Bosque durante toda la fase de clasificación recibirían los relojes de oro. Según puede comprobarse en ese saco sin fondo de golfadas y corruptelas que es el sumario de la operación Soule, el reparto de relojes se realizó de forma arbitraria y tuvo como protagonista a María José Claramunt.

La Federación abonó 14.500 euros por cada reloj, en total, 508.200 euros, y el resto lo costeó la joyería Chocrón por un acuerdo de patrocinio. En aquella ocasión, los jugadores que se quedaron sin reloj fueron De Gea, Javi Martínez, Azpilicueta, Soldado, Javi García, Nacho, Íñigo Martínez, Michu y Beñat. Siete no llegaron a jugar, algo que tampoco hizo Reina, a quien no le faltó el suyo. Soldado y Michu fueron titulares en un partido cada uno. Un gol del delantero valenciano dio la victoria ante Georgia, resultado que a la postre terminó siendo fundamental para la clasificación. El caso de Soldado contrasta con el del sevillano Alberto Moreno, que también disputó un encuentro y sí se llevó un reloj.

María José Claramunt, entre Piqué y Thiago.
María José Claramunt, entre Piqué y Thiago.

"Los relojes de mierda"

Pero hay más. En las escuchas de la Guardia Civil que forman parte del sumario de la Soule y que fueron desveladas por el diario 'As', el nombre de Claramunt sale a relucir en numerosas ocasiones. Así, en una llamada de Jorge Vaquero, director del gabinete de la secretaria general, Esther Gascón, a Gorka Villar, el hijo el presidente, le dice que "Esther va a largar a Claramunt", a quien Vaquero acusa de chantaje "a la casa" y al propio Villar con "los relojes de mierda" y "todo eso que ella siempre está amenazando: es que como yo hable, es que si yo no paro la rebelión que hay montada con los jugadores, arde Troya". En una conversación de Juan Padrón con Javier Clemente, el exvicepresidente cuantifica la pérdida del patrocinio de Iberdrola en 12 millones de euros y se la achaca a María José. "Javi, nos acaban de quitar 12 millones de lberdrola. ¡12 millones! Seis millones por año, pero aquí no le pasa nada a la Claramunt por mala gestión".

"Esto me lo encuentro hecho", dijo Juan Luis Larrea tras reemplazar a Villar y ser preguntado por Claramunt. "Esta persona era externa y luego entró en la Federación. María José Claramunt está encausada, pero teníamos un partido muy importante contra Italia y esta señora tiene una relación excelente con los jugadores... Entendimos que lo más importante era el partido (...) Mi idea es hablar con ella pronto. En la RFEF hay muchas cosas que hacer y una de ellas es María José Claramunt".

Un día después, Larrea aseguró a los jugadores que él no hizo esas declaraciones a 'As', grabadas tanto en audio como en vídeo, y casualmente Sergio Ramos se refirió a la directora de la Selección tras el partido ante Italia. "Cada uno es libre de opinar lo que quiera. Con esta inestabilidad no sabemos nada. Por nuestro bien, nos gustaría que María José Claramunt siguiera con nosotros", dijo el central tras una pregunta claramente preparada de antemano.

Que se sepa, España tiene tres capitanes: Ramos, Iniesta y Silva. Y salvo el primero, los otros dos no son cercanos a María José. Como tampoco lo es Julen Lopetegui, quien pidió expresamente que se tomara una decisión al respecto, pues sabido es que en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas la popularidad de Claramunt no es la mejor. Lo que tampoco sorprende es la maniobra del entorno de Sergio Ramos, sobre todo después de conocer tejemanejes como los de los 'pelucos'. Eso sí, normal que a la Selección se le parara el reloj...

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios