Bale, la mejor moneda de cambio de Florentino para fichar (por fin) a De Gea

El galés, que reapareció en la Copa después de acumular ya un total de 315 días de baja en el Real Madrid, no termina de consagrarse y el United se antoja la mejor salida para todos

Foto: Bale, con Zidane, antes de saltar al campo en el Real Madrid-Fuenlabrada de Copa. (EFE)
Bale, con Zidane, antes de saltar al campo en el Real Madrid-Fuenlabrada de Copa. (EFE)

"Ahora se puede hablar de Cristiano y de Messi, pero sin duda alguna Bale está ahí. Ni Rooney, ni Luis Suárez, ni Silva ni Agüero están a la sombra de Bale, quien puede llevar al Real Madrid a otra dimensión. Como Ronaldo o incluso más que Ronaldo, porque la edad juega a su favor. Tiene cinco años menos y puede jugar en la posición que quiera: delantero centro, banda derecha, banda izquierda, mediapunta... En cualquier sitio, siempre que sea en campo rival". Quien así hablaba de Bale tras su llegada al Real Madrid en el verano de 2013 no era Florentino Pérez, y eso que pagó por él alrededor de 100 millones de euros al Tottenham, sino su paisano John Toshack, un técnico que le conoce muy bien, pues le hizo debutar con la selección de Gales cuando solo tenía 17 años.

Bale es considerado el noveno 'galáctico', bautizados así por el recientemente fallecido Jaime Ortí, expresidente del Valencia, aunque hay que aclarar que el fichaje de Cristiano Ronaldo estaba cerrado antes de que Florentino volviera al Real Madrid. El primero fue Luis Figo (año 2000), después llegó el ahora entrenador Zinedine Zidane (2001), un año más tarde lo hizo Ronaldo y al siguiente el elegido fue David Beckham, cuyo rendimiento deportivo estuvo muy lejos del mediático. En 2004, llegó otro inglés como Michael Owen, quien tampoco cuajó. Ya en 2009, Florentino regresó al Madrid con Kaká bajo el brazo, concretó con el Manchester United el fichaje de Cristiano y fue a casa de Benzema para convencer al francés. Desde entonces, han sido muchos los jugadores que han llegado al Real Madrid, desde Isco a Ceballos pasando por Modric o Kroos, aunque solo Bale lo ha hecho con esa vitola de 'galáctico'.

Nadie puede dudar de las condiciones físicas y técnicas de Bale —de las tácticas, sí—, pero, según los datos que ofrece 'Transfermarkt', entre septiembre de 2013 y noviembre de 2017, el galés ha sufrido hasta 13 lesiones, ha acumulado 315 días de baja y se ha perdido 64 partidos con el Real Madrid. En el doble periodo de tiempo, concretamente entre octubre de 2009 y marzo de 2017, Cristiano ha sufrido 14 lesiones, a las que hay que sumar una gripe, ha estado 242 días de baja y se ha perdido casi la mitad de partidos: 35. La diferencia salta a la vista.

Gareth Bale, tras sufrir una lesión en un partido con el Real Madrid. (EFE)
Gareth Bale, tras sufrir una lesión en un partido con el Real Madrid. (EFE)

Su agente niega la evidencia

"En España, algunos periodistas escriben basura", asegura Jonathan Barnett, representante de Bale. "No se basan en razones futbolísticas y esto es un error. Los periodistas escriben, pero no se toman su tiempo para analizar lo que él ha hecho. En los partidos que él ha jugado, el Real Madrid ha ganado tres Champions, la Liga, Supercopas, Copa… Cuando él ha estado, se ha ganado todo. Los seguidores deberían adorarle. A Gareth le duele que apoyen más a otros que no son mejores que él", añade el agente.

Sin embargo, y por más que Barnett haga bien en defender a su representado, individualmente Bale no ha vuelto a brillar, al menos tanto y con la misma regularidad, como lo hizo en la Premier. Parece evidente que, más allá de un rendimiento mejor o peor, el gran problema de Gareth son las lesiones y que no termina de amoldarse a un fútbol como el español. "Siempre ha jugado por la banda izquierda, era lateral, y nunca he visto a Maldini o a Roberto Carlos jugando por la derecha. Igual eso tiene algo que ver con las lesiones", analizó Toshack, para añadir que "probablemente sí está perdiendo su sitio. Si te pierdes casi un 30% de los partidos…".

"Se habla mucho de sus lesiones, pero es un jugador muy importante para nosotros, él lo sabe, yo lo sé y todo el mundo lo sabe", asegura Zidane, quien sigue confiando en recuperar al mejor Bale, aunque esto empieza a ser una cuestión de fe y el primero que parece haberla perdido es Florentino Pérez. De momento, el galés volvió a jugar y lo hizo en la Copa, en el Bernabéu y contra un Segunda B como el Fuenlabrada al que en la ida los blancos habían ganado 0-2. Para reaparecer no estuvo mal, sobre todo porque en la media hora que jugó evitó que su equipo hiciera el ridículo, si no lo es el 2-2 final, claro. Aunque sabido es que las exigencias en el Real Madrid son máximas y, como dijo Butragueño, "Bale tiene que ser fundamental para todo lo que viene ahora"..

David de Gea, durante un partido de Champions con el Manchester United. (Reuters)
David de Gea, durante un partido de Champions con el Manchester United. (Reuters)

Kepa aún no está consagrado

Es normal que la continuidad de Gareth esté en entredicho, por más que el Buitre le atribuyera "la jugada del partido", eso sí, ante el 'Fuenla'. Sobre todo porque el equipo blanco tiene otros importantes frentes abiertos, empezando por el de la portería. Quienes conocen a Florentino están convencidos de que más tarde o más temprano fichará (por fin) a David de Gea, con quien está en deuda tras dejarle tirado en el verano de 2015 cuando su traspaso estaba prácticamente cerrado, al igual que el de Keylor Navas por el United. Por más que acabe contrato con el Athletic y todo apunte a que no quiere seguir en Bilbao, Kepa Arrizabalaga aún no es un portero consagrado internacionalmente, algo que sí sucede con De Gea, y además el presidente del Real Madrid no quiere problemas con su homólogo Josu Urrutia. Con Kiko Casilla cuestionado, el Real Madrid necesita un guardameta del máximo nivel y, guste o no, Keylor no lo es.

Y es precisamente volviendo a Bale cuando vemos que, por mucho que diga su agente, el galés es la mejor moneda de cambio de Florentino para traerse a De Gea, cabe recordar que fue Jose Mourinho el primero que habló en serio de ficharle para el Real Madrid, y sabido es que el portugués se caracteriza por ser un entrenador de ideas fijas, de ahí que no sea de extrañar que esté interesado en tener a Gareth de vuelta a la Premier, aunque ahora para jugar a sus órdenes en el Manchester United, de donde no le importaría marcharse a De Gea, si es con destino al Bernabéu.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios