¿Cómo sería la vida de una plata olímpica sin la beca ADO? Jubilarse con 22 años

Lourdes Mohedano, al igual que sus compañeras en Río Sandra Aguilar y Alejandra Quereda, se ven obligadas a dejar la gimnasia rítmica al no entrar en la lista de deportistas becados para Tokio

Foto: Lourdes Mohedano, con su medalla olímpica en un parque de Córdoba. (EFE)
Lourdes Mohedano, con su medalla olímpica en un parque de Córdoba. (EFE)

En mayo de 2014, el Consejo Superior de Deportes (CSD) lanzó una acción de comunicación del plan Asociación Deportes Olímpicos (ADO) de cara a los Juegos de Río 2016 con dos películas realizadas por el director de cine Benito Zambrano. Dos cortos que pretendían mostrar cómo cambiaría la vida y el trabajo de los olímpicos españoles si no existiera el llamado plan ADO "y algunos de nuestros mejores deportistas tuvieran que dedicarse a otra actividad", rezaba el guión. Para ello eligieron a Lourdes Mohedano, campeona del mundo de gimnasia rítmica por equipos, a la que se le podía ver trabajando como azafata de vuelo, y a Miguel Ángel López, marchador y mejor atleta nacional de 2013, que interpretaba el papel de oficinista.

Pues bien, tres años después, Lourdes Mohedano (17 de junio de 1995) ya sabe cómo será su vida sin la beca ADO. Tal y como dijo el presidente del CSD durante una visita a Córdoba, "acabamos de aprobar la becas de preparación para el siguiente ciclo olímpico, hasta Tokio 2020, y si su nombre no aparece en la lista es que evidentemente no está". Las ayudas a las que se refería José Ramón Lete al ser preguntado por la gran campeona local, son un total de 96 becas para deportistas individuales y ocho para selecciones, entre las que no se encuentran las de balonmano y rugby masculinos debido a sus resultados.

La cuantía es la misma que en el ciclo de Río, con un máximo de 60.000 euros para los campeones olímpicos, y se cobrarán con carácter retroactivo desde el 1 de enero, pues ha habido un retraso de nueve meses. La razón es que el CSD, el Comité Olímpico Español (COE) y RTVE, los tres pilares del programa ADO, se han encontrado con dificultades para conseguir la firma de empresas colaboradoras. De cara a los Juegos de Río fueron 13 las que contribuyeron con 31 millones de euros, mientras que ahora son diez. El ADO se ideó para la preparación de los Juegos de Barcelona 1992 y entonces dispuso de 75 millones, una cifra ya nunca alcanzada. En Pekín 2008 repuntó hasta los 62 y ha ido bajando a 51 en Londres 2012 y los ya mencionados 31 en Río 2016.

Lourdes Mohedano, Sandra Aguilar y Alejandra Quereda muestran sus medallas de plata de Río a su  llegada a Madrid. (EFE)
Lourdes Mohedano, Sandra Aguilar y Alejandra Quereda muestran sus medallas de plata de Río a su llegada a Madrid. (EFE)

Esperando la beca... de 2016

Pero, volviendo al caso de Lourdes Mohedano, este es justo el final que la cordobesa no quería, es decir, que le dieran por retirada sin estarlo. Una jubilación forzosa con tan solo 22 años, lo cual no deja de resultar bastante duro, por más que la gimnasia rítmica sea de por sí tremendamente exigente. Pero la realidad es que ni ella ni sus compañeras del combinado español que logró la medalla de plata en Río habían hecho oficial su retirada, de ahí que es lógico que se se sientan mal. No sólo se trata de una cuestión económica, sino también formal, pues se enteraron por la prensa de que no aparecían en la lista de becados del plan ADO.

Es más, cuando lo supieron, Alejandra Quereda, Elena López, Sandra Aguilar, Artemi Gavezou, además de la mencionada Mohedano, estaban aún a la espera de percibir la beca de 2016 por sus más de siete horas diarias de entrenamiento. Es decir, más de un año después de colgarse la plata en Río. Según dijo Lete, "esas becas ya se pagaron, al igual que los premios por lo resultados de Río". "Yo en 2016 no estaba, pero evidentemente me consta que están pagadas absolutamente", añadió el presidente del CSD, aunque cabe recordar que estas ayudas se entregan a las federaciones para que sean éstas las que se las hagan llegar a sus deportistas.

De hecho, y según informó 'Cordobadeporte', el CSD se encuentra en conversaciones con la Federación Española de Gimnasia (RFEG) para reconocer que la "discusión" estriba en el pago de 2016 sin haber competido en 2017, para apuntar que lo que cobraron en 2016 fue el fruto de sus resultados en 2015. Eso sí, el criterio que utiliza el CSD para este caso es la continuidad de los deportistas en general durante el 2017, algo que a nivel competitivo no ocurrió con el conocido 'equipaso' español de gimnasia rítmica.

Lo dicho, ni Lourdes Mohedano ni el resto de componentes del equipo subcampeón en Río 2016 habían anunciado oficialmente su retirada. En principio, 2017 iba a ser un año de recuperación después de una década sin parar de competir con la selección y arrastrando numerosas lesiones. A diferencia de sus rivales en Río, como las italianas, las rusas o las búlgaras, entre otras, quienes sí anunciaron su retirada.

Fuentes cercanas a la gimnasta cordobesa comentaron que dan por hecho que no se van a preparar los Juegos de Tokio, por lo que las retiran antes de tiempo después de que durante este año otras gimnastas más jóvenes hayan representado a España en las distintas citas de la Copa del Mundo, razón por la que el conjunto nacional no aparezca como becado para el siguiente ciclo olímpico.

Es posible que hoy por hoy la vaca no dé para más, sobre todo mientras el plan ADO no logre incorporar a más empresas que contribuyan generosamente, pero desde luego tampoco parece la mejor idea 'jubilar' a tres platas olímpicas, quienes, como decía el anuncio que protagonizó Lourdes Mohedano para el CSD, ahora sabrán cómo será su vida deportiva sin las becas.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios