Sevilla FC: La precipitada destitución de Berizzo del Sevilla escondía una razón de peso. Blogs de A mi bola

La precipitada destitución de Berizzo del Sevilla escondía una razón de 'peso'

Ni las circunstancias personales del Toto ni el hecho de que el sustituto de Monchi, Óscar Arias, reconociera su error. El Sevilla se apresuró a echarle para ahorrarse parte del contrato

Foto: Eduardo Berizzo, durante un partido del Sevilla. (EFE)
Eduardo Berizzo, durante un partido del Sevilla. (EFE)

'Al Sevilla no le temblará el pulso con Berizzo, en plena lucha contra el cáncer'. Este fue el título de la información que José Manuel García ofreció en 'El Confidencial' el pasado 20 de diciembre, es decir, tan solo dos días antes de que el técnico argentino fuera destituido tras caer por 3-1 en Anoeta. 'Eduardo Berizzo, despedido del Sevilla 24 días después de su operación de próstata'. Este fue el titular de un diario sudamericano tras conocerse la noticia, poniendo el énfasis en la enfermedad del Toto -operado el 28 de noviembre de un adenocarcinoma de próstata- y dejando a los dirigentes del club hispalense como unos insensibles, por no decir inhumanos.

Es cierto que la destitución de Berizzo sorprendió más fuera de Sevilla que dentro, donde su fichaje ya empezó torcido por la guerra de poder que vive el club de Nervión. Quinto en LaLiga pese a la derrota en San Sebastián, un puesto más que ahora pese a la esperanzadora victoria de este sábado en Cornellà (0-3), en octavos de la Liga de Campeones, vivo en la Copa del Rey -donde tras el 1-2 del Metropolitano tiene a tiro las semifinales- y todo ello tras conocerse que el argentino padecía un cáncer de próstata, noticia que, lógicamente, conmocionó al mundo del fútbol y de manera especial al sevillismo.

No, a quienes siguen de cerca al Sevilla no les sorprendió -y muchos incluso la respaldaron- la decisión del Consejo que preside Jesús Castro, aunque sí extrañaron las prisas por ejecutarla. Con el parón navideño por delante, lo mismo que podía pensarse que era el mejor momento para hacer un cambio en el banquillo del Sánchez Pizjuán, como así sucedió finalmente con la llegada del italiano Vincenzo Montella, también podía verse como una última oportunidad para Berizzo, sobre todo dadas sus circunstancias personales y el poco tiempo que llevaba en el cargo.

Pero, no, en la destitución del argentino había gato encerrado, lo mismo que lo hubo en la salida de su antecesor y compatriota Jorge Sampaoli. El Sevilla hace tiempo que firma contratos con una serie de cláusulas en las que se especifica qué parte del contrato cobrará el entrenador en caso de ser destituido, lo mismo que cuánto deberá pagar en el supuesto de ser él quien quiere romperlo, como pasó con el citado Sampaoli cuando le llegó la oferta para dirigir a Argentina y no tuvo ningún problema en mentir -incluso a la gente más cercana en esos momentos a él- para que el tiempo jugara a su favor. .

Los jugadores del Sevilla celebran con Berizzo la remontada ante el Liverpool en la Liga de Campeones. (Reuters)
Los jugadores del Sevilla celebran con Berizzo la remontada ante el Liverpool en la Liga de Campeones. (Reuters)

Óscar Arias 'reconoció' el error de club

Nadie puede dudar del trato que el club le dio a Berizzo desde que se tuvo conocimiento de su enfermedad. Es más, fue el propio técnico quien pidió que se separase lo deportivo de lo personal. Y es que, efectivamente, mantenerlo en el cargo por pena sí que hubiese sido una falta de respecto hacia el Toto, tanto a nivel profesional como personal. Sin embargo, hay un matiz. Las prisas por destituirle se debían a que de haber esperado una semana más, el club tendría que haberle pagado la totalidad del contrato, algo de lo que él en todo momento fue consciente y, aunque desde el punto de vista del Sevilla tenga su lógica, sí se antoja poco elegante.

Sobre todo porque, como dijo el director deportivo del Sevilla, Óscar Arias, tras presentar a su sustituto, "pensamos que las características y la filosofía de Montella se amoldan perfectamente a nuestra plantilla y a lo que esperamos de nuestro equipo. Creemos que puede sacarle partido a la plantilla. Vamos a ver un Sevilla acorde con lo que todos teníamos en mente y para lo cual estaba diseñada esta plantilla. Tenemos un equipo para jugar bien al fútbol".

Es decir, que en cierto modo el sustituto de Monchi reconoció su error al pensar que el ex técnico del Celta era el más indicado para dar continuidad a lo que empezó Sampaoli, aún más porque el director deportivo no le fichó en verano lo que el Toto necesitaba para imponer su idea de juego. Esto condenó a Berizzo, pues si de algo se le acusó es de que saber adaptarse a las características de la plantilla, y eso a pesar de contar con el apoyo de gran parte de ella. "Había que salir con otra actitud por los hinchas y también por el técnico, que ha revertido la situación", dijo Banega tras igualar el 0-3 del Liverpool en Champions. "Es el máximo exponente de todos, nos lleva por el buen camino y estamos con él siempre", añadió el argentino el día que se conoció la noticia de la enfermedad de su compatriota.

El presidente del Sevilla, José Castro, en presencia del director deportivo Óscar Arias, saluda a Berizzo tras su vuelta. (EFE)
El presidente del Sevilla, José Castro, en presencia del director deportivo Óscar Arias, saluda a Berizzo tras su vuelta. (EFE)

Montella se deja de rotaciones

A Berizzo se le desituyó porque, tal y como apuntaban los medios locales, en seis meses no fue capaz de armar un equipo, no había ganado ni un solo partido controlando todos los aspectos del juego, algo que se vio desde la previa de Champions ante el Basaksehir. Además, se le criticaba de manera especial su política de rotaciones, precisamente lo que Montella evitó hacer tras ganar al Atlético en la ida de los cuartos de Copa. Tan solo tres días después, repitió el mismo once contra el Espanyol en LaLiga. Después de la durísima derrota en el derbi contra el Betis (3-5) y caer por la mínima en Vitoria (1-0), y entre medias eliminar al Cádiz de la Copa, el Sevilla de Montella dio señales en Cornellà de empezar a parecerse al Sevilla de verdad. A diferencia de Berizzo, el italiano cuenta con N'Zonziy el fichaje más caro de la historia del club, el colombiano Muriel, por fin tiene continuidad como titular.

Quizás la destitución de Berizzo fue inevitable antes de que fuera demasiado tarde para reaccionar, pero darse tanta prisa para no tener que pagarle todo el contrato, cuando desde el propio club se reconoció que error fue de ellos al ficharle, no fue nada elegante. Sobre todo, y aquí sí que hay que decirlo claramente, dadas las duras circunstancias personales del técnico argentino. Aunque, ya lo adelantó José Manuel García: 'Al Sevilla no le temblará el pulso con Berizzo, en plena lucha contra el cáncer'. Y no le tembló, no.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios