Real Madrid: Del jeque de Qatar al jeque de ACS: Es el Madrid (y eso no lo puede comprar). Blogs de A mi bola

Del 'jeque' de Qatar al 'jeque' de ACS: "Es el Madrid" (y eso no lo puede comprar)

Siendo dos modelos parecidos, basados en fichajes multimillonarios, el Paris Saint-Germain del catarí Nasser Al-Khelaïfi sigue estado muy lejos de la grandeza del club de Florentino Pérez

Foto: Nasser Al-Khelaïfi, junto a Florentino Pérez, en el palco del Parque de los Príncipes, de París. (EFE)
Nasser Al-Khelaïfi, junto a Florentino Pérez, en el palco del Parque de los Príncipes, de París. (EFE)

Siete años y 1.115 millones de euros después, el Paris Saint-Germain volvió a quedarse en el camino hacia su gran y en realidad único objetivo: ganar la Champions. Incapaz de superar en todo este tiempo la barrera de los cuartos de final, esta vez ha sido un Real Madrid que marcha tercero en LaLiga quien ha apeado en octavos a los parisinos, aunque tal vez lo más correcto sería llamarles cataríes. "Estoy muy cabreado por el resultado", dijo Nasser Al-Khelaïfi, propietario y presidente del PSG, quien solo el pasado verano se gastó 400 millones en los fichajes de Neymar (222) y Mbappé (180).

Al-Khelaïfi, que además de presidente del PSG y de beIN Sports (Al Jazeera Sports) lo es también de la federación de tenis de su país y vicepresidente de la asiática, comentó tras la derrota de su equipo en el Parque los Príncipes que "en el primer período dominamos y solo fallamos de cara a gol, eso es todo". Un comentario que explica por qué Nasser jugaba al tenis y deja clara su condición de simple aficionado al fútbol por mucho dinero que tenga y se gaste en futbolistas.

Vamos, parecido al de todos aquellos que critican a Benzema por su manifiesta incapacidad para apreciar todo lo que el francés aporta al Real Madrid, más allá de que, efectivamente, fallara dos ocasiones de gol. Un dato: en sus cien primeros partidos de Copa de Europa, Benzema ha marcado 53 goles, es decir, dos más que Raúl y solo superado por Shevchenko (55), su compañero y auténtico '9' del Real Madrid, Cristiano Ronaldo (59), y, quién si no, el incomparable Messi (77). Pues eso, que la ignorancia es atrevida y qué gran verdad es aquello de que de fútbol y medicina todo el mundo opina.

Pero volviendo al PSG, hablar del equipo parisino es hablar directamente de 'dopaje financiero', pues sabido es que detrás de sus multitudinarios fichajes está el dinero de un Estado, en este caso uno árabe llamado Qatar y ubicado en el Este de Arabia o península arábiga. "Seguiremos trabajando, daremos más por el club y por nuestros seguidores", dijo un resignado Al-Khelaïfi. "¿Cambios? No es el momento. Nos tenemos que calmar para pensar qué cambiar", respondió cuando le preguntaron por el futuro inminente, y más concretamente por el de Unai Emery, quien la temporada pasada ya sobrevivió a la remontada del FC Barcelona en el Camp Nou con aquel estrepitoso 6-1 tras el 4-0 de la ida.

Cristiano Ronaldo celebra con Carvajal el 0-1 en París. (EFE)
Cristiano Ronaldo celebra con Carvajal el 0-1 en París. (EFE)

El Madrid, "con el cigarro en la boca"

"Pensé que iba a ver a un PSG con el cuchillo entre los dientes y al final vimos al Real Madrid con un cigarro en la boca", comentó Arrigo Sacchi sobre el partido del Parque de los Príncipes, unas declaraciones que no dejan en buen lugar a un equipo que, en teoría, era el gran favorito y acabó derrotado por un global de 5-2. Sin embargo, parece que, al menos de momento, el dueño del PSG no pierde la calma, si bien reconoce su impotencia. "Antes del partido en los ojos de los jugadores se veía que estaban listos. En la primera mitad, fuimos mucho mejores, pero ellos tienen más experiencia. Es el Real Madrid...", sentenció. Para qué decir más, ¿verdad?

Al-Khelaïfi, quien, por cierto, está imputado por la Justicia suiza por atribución irregular de los derechos de retransmisión de los Mundiales de fútbol de 2026 y 2030, asegura estar "contento con nuestra inversión, creemos en nuestros jugadores y queremos continuar nuestro proyecto. La Champions no se gana en un día". Lo cierto es que su proyecto, como él al menos lo llama, no dista mucho del proyecto de Real Madrid que tiene Florentino Pérez, quien blindó la presidencia del club para que ningún jeque pudiera acceder a ella, si bien la ha blindado tanto que el que ha terminado convirtiéndose en jeque —sin turbante y sin poner dinero de su bolsillo como hacen los del PSG o el Manchester City— ha sido él.

Al contrario que el Real Madrid, al que le cuesta imponerse en LaLiga, el PSG ha ganado cuatro de los últimos seis campeonatos francesas, además de tener el quinto prácticamente en el bolsillo. Pero esta competición se le queda pequeña a los cataríes, quienes sólo han visto su nombre ligado al de la Champions cuando patrocinaban al Barça, primero como Qatar Foundation y luego como Qatar Airways. Las millonadas que se han gastado en fichajes al más puro estilo de los galácticos no les han servido para convertirse en un grande de Europa. Y es que la diferencia de Al-Khelaïfi con Florentino es que éste preside el Real Madrid y eso el catarí no lo puede comprar, al menos de momento...

P.D. Tal y como me comentaban desde Liverpool, resulta paradójico que la alineación que Zidane presentó en París fuera ensalzada, evidentemente solo después del 1-2 final, cuando el centro del campo del Real Madrid lo formaron Casemiro, Kovacic, Lucas Vázquez y Marco Asensio, es decir, cuatro jugadores incorporados por Rafa Benítez, a quien precisamente tanto se le criticó por ello. Como suele suceder cuando solo se tienen en cuenta los resultados, ahora parece que el Madrid vuelve a tener banquillo y que todo es color de rosa. Es lo que tiene seguir adelante en la Champions, donde el PSG sigue naufragando porque le falta lo que tiene el Madrid: grandeza.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios