El Real Madrid, esa "potencia financiera" que (ahora) no cuida a sus empleados

La mudanza de las oficinas del Bernabéu a Valdebebas ha provocado una serie de trastornos a los trabajadores del Real Madrid. Se sienten maltratados y critican la pérdida de valores

Foto: Florentino Pérez y Santiago Bernabéu (Enrique Villarino)
Florentino Pérez y Santiago Bernabéu (Enrique Villarino)

"Una de la principales preocupaciones de don Santiago Bernabéu eran los empleados. Sobre todo los que sabía que eran más humildes económicamente". Quien así se expresa es José Alberto García Collado, que entró a trabajar en el Real Madrid en mayo de 1958 y se jubiló el mismo mes, pero de 2007. Este y otros testimonios forman parte de las entrevistas con empleados del club que el periodista Luis Miguel González realizó para el proyecto de un libro sobre la vida de Bernabéu contada por las personas que convivieron durante sus casi 35 años de presidente, desde el 15 de septiembre de 1943 al 2 de junio de 1978, día que falleció.

“Hablar de don Santiago es un placer y no lo hago por obligación, sino por el cariño y la devoción que todos los que trabajamos con él le profesamos", cuenta el mencionado Alberto García, quien, después de una etapa de meritorio, pasó a ser auxiliar administrativo, para finalmente ejercer como jefe de la sección de fútbol. "Cuando don Santiago llegaba de Santa Pola, una de las primeras cosas que hacía era darse una vuelta por las oficinas del club. A los empleados nos preguntaba si teníamos algún problema económico o de salud y cómo se encontraban nuestras familias. Quería que fuéramos felices trabajando en el Madrid".

José Antonio Saiz, más conocido como Antonio Valencia por su ciudad de procedencia, empezó a trabajar en el Madrid como conductor. "Una de las veces que me encontraba en casa de Bernabéu vi que tenía el lavabo atascado, pero solo después de mucho insistir, accedió a que viniera el fontanero del club. “Llámele, pero que sea la primera y la última vez. Los empleados están para las necesidades de la institución, no para solucionar los problemas en las viviendas de los dirigentes”, dijo. Vino el fontanero y reparó la avería. A escondidas, don Santiago le dio un dinerillo y le preguntó: “¿Qué tal se encuentra en el Madrid? ¿Cuántos hijos tiene? Y la marimorena, ¿qué tal?”. “¿Qué es la marimorena, don Santiago?”, le respondió Antonio, que así se llamaba el fontanero. “Lo que cobras al mes, hombre”, le aclaró Bernabéu. Tras conocer su sueldo y el número de hijos que tenía, el presidente le dijo: “En cuanto vaya al club, le diré a Calderón que os suba el sueldo a todos los empleados”.

"Los empleados llegamos a comentar que se preocupaba más de nosotros que de los jugadores", recuerda el hijo de otro veterano trabajador del Real Madrid que siguió la estela de su padre en el club. "Don Santiago fue quien decidió que nos dieran una paga por cada título que lograra el equipo y el que creó el fondo de pensiones, con el fin de que cuando nos jubilásemos, además de lo que nos quedara por nuestra cotización a la Seguridad Social, tuviéramos un ingreso añadido mensualmente. Don Santiago era austero en la gestión del club, pero generoso con sus trabajadores", añade.

La mudanza del Bernabéu a Valdebebas

Sirvan estos testimonios no solo para poner en valor la gestión del histórico presidente Bernabéu, sino también para contrarrestar con la realidad y las consiguientes quejas, soterradas, de los actuales empleados del Real Madrid, y de manera especial de los que más años llevan en el club, sobre el trato que reciben de sus dirigentes, aunque sabido es que todo pasa por lo que diga uno y otro transmita.

No, la situación de los empleados del Real Madrid no es nueva, pero con el traslado de las oficinas precisamente del campo que lleva el nombre de Bernabéu a la Ciudad Deportiva de Valdebebas, el malestar se ha acrecentado. De momento, se han mudado la asociación de veteranos, contabilidad, la fundación, sistemas, recursos humanos e infraestructuras, mientras que el área VIP, el área social, aforos y taquillas y peñas no está previsto que lo hagan hasta la segunda quincena de agosto.

Florentino Pérez, tras declarar como testigo ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco. (EFE)
Florentino Pérez, tras declarar como testigo ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco. (EFE)

Según denuncian los representantes sindicales de los trabajadores del Real Madrid, el club les había prometido que habría hasta tres menús de bajo costo, pero ahora les dicen que no tienen ninguna obligación y que lo están mirando. Además, en Valdebebas solo pueden aparcar los empleados que llevan trabajando allí desde el principio, por lo que el resto debe dejar el coche en el IFEMA y coger un autobús que les lleva a la Ciudad Deportiva. Sin embargo, señalan que lo peor de todo es el talante.

En teoría, el responsable es José María García de Tomás, director de recursos humanos -o "inhumanos", como le llaman algunos empleados- aunque en el club saben que el que de verdad mueve los hilos es Manuel Redondo, fiel escudero del presidente. En este mismo medio ya informamos, por ejemplo, de las acusaciones por las formas de despedir a algunos trabajadores. "Tras los últimos despidos de personal y la forma en que se han ejecutado, creemos que lamentablemente el club se aleja de la imagen de empresa con valores que pretende transmitir (...) Asimismo, esta tendencia alimenta un distanciamiento entre el club y los empleados que con su esfuerzo y dedicación contribuimos a hacer que este club sea el mejor del mundo", rezaba un comunicado de uno de los comités de empresa.

Florentino Pérez y su despacho... en ACS

"Yo nunca he utilizado el despacho del Real Madrid. Mi despacho es ACS", dijo Florentino Pérez al juez Eloy Velasco cuando éste le interrogó como testigo en el caso de la trama Púnica. "Yo hago bastante con ayudar al Madrid. El equipo tiene sus ejecutivos. Yo no gano dinero allí. Mi vida es ACS", añadió el presidente del Madrid, tan conocido dentro y fuera de España precisamente por este cargo y no por el que ostenta en su empresa. "Es que me hace preguntas que no me gustan. Nunca en mi vida he sido vulnerable con nada y nadie”, se atrevió a decirle al juez. Como para preocuparle las quejas de sus otros empleados, los del Real Madrid...

Porque, sí, aunque su impunidad le permite negar lo innegable incluso en la Audiencia Nacional, Florentino es quien hace y deshace en el Real Madrid. Así, tal y como se encargó de publicitar la web oficial del club, el pasado mes de marzo Pérez recibió el premio al Mejor CEO de España de 2017, que le concedió la revista Forbes por su gestión como presidente ejecutivo del Grupo ACS, y dijo lo siguiente: "Mi vida también está marcada por el Real Madrid y pensé que un club como éste, repleto de leyendas y emociones, debía incorporar también métodos de gestión y de control de las grandes compañías. Por eso me dediqué a aplicar todo el rigor empresarial y a aportar mi experiencia. Y así comenzamos una revolución que hizo que el Real Madrid pasase de estar al borde de la quiebra a ser el líder mundial en potencia financiera".

Y esto es precisamente de lo que más se quejan los empleados del Real Madrid, que siendo una "potencia financiera" a ellos se les trate como se les trata. Es decir, todo lo contrario de lo que sucedía en tiempos de don Santiago Bernabéu, cuando el club no era tan poderoso económicamente, aunque no solo ganaba tantos títulos o más que en la actualidad, sino que sobre todo era un ejemplo de señorío, tanto con los rivales como, por supuesto, con sus propios trabajadores.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios