Así controla Lopetegui el vestuario del Real Madrid: con aliados (no espartanos)

Lopetegui conoce de la Selección a nueve jugadores del Real Madrid, a quienes tiene como aliados para gestionar la plantilla y transmitir una idea de juego más fácil de encajar sin Cristiano

Foto: Julen Lopetegui habla con Sergio Ramos, capitán del Real Madrid. (Reuters)
Julen Lopetegui habla con Sergio Ramos, capitán del Real Madrid. (Reuters)

"Me gusta mucho cómo juega el FC Barcelona, pero veo que al público del Bernabéu le gusta un fútbol más directo, que la jugada termine rápidamente en la portería contraria". Estas declaraciones de Manuel Pellegrini cuando entrenaba al Real Madrid levantaron cierta polémica, sobre todo porque el titular que sacaron la mayoría de los medios fue: "Si jugáramos como el Barça, el Bernabéu nos pitaría". Según el chileno, "si en el Madrid se empiezan a buscar soluciones hacia atrás, el público se impacientaría porque le gustan más las soluciones dinámicas". Quizás Pellegrini llevara razón, aunque no tuvo ni tiempo de comprobarlo.

Sabido es quién llegó en su sustitución y el cambio radical que se produjo. Pocas veces, salvo con el inefable Fabio Capello, se habrá visto un Real Madrid tan ramplón como el de Mourinho, también es verdad que porque el portugués vino para bailar con la más fea o, en este caso, enfrentarse al equipo más guapo: el Barça de Pep Guardiola. Fueron tres temporadas de locos, con un vestuario en el que estaban más pendientes de cazar brujas -o absurdos topos, como ocurrió con Iker Casillas- que de pensar en cómo jugar para ser mejores que el Barcelona y no limitarse a intentar hacer peor a los azulgranas y al precio que fuera.

Curiosamente, con la llegada de Lopetegui al Real Madrid tras la espantada de Zidane y como quiera que el Barça es cada vez más Messi y menos Barça, resulta que en el Bernabéu se empieza a disfrutar del juego como no se hace en el Camp Nou, donde, insisto, solo se disfruta de Messi y no de ese equipo coral del que tanto pudieron presumir en tiempos de Guardiola. Si algo está consiguiendo Julen es que, además de jugar como un equipo, el buen ambiente reine en la plantilla del Real Madrid y sus futbolistas lo hagan extensible al césped y a la grada. ¿Tiene algo que ver en esto la ausencia de Cristiano Ronaldo? Ni lo duden.

La gran ventaja del técnico guipuzcoano es que antes de llegar, o de volver, según se mire, ya conocía a muchos jugadores de su paso por las categorías inferiores de la Selección, así como de la absoluta. Carvajal, Nacho, Sergio Ramos, Odriozola, Vallejo, Ceballos, Isco, Marco Asensio y Lucas Vázquez han coincidido con él y con casi todos tuvo también una charla previa a su primera lista como seleccionador, de ahí que ellos sean sus mejores aliados, que no ridículos espartanos, en el vestuario.

A Isco, por ejemplo, Lopetegui le lleva explicando lo que quiere de él desde cuando el malagueño jugaba en la Sub 21. Julen no es de hablar mucho, pero sí de lanzar mensajes concretos o clave, como le gusta decir a él. Todos estos jugadores que le conocen desde hace tiempo le respetan. Su sola presencia les impone, lo cual juega a favor de Julen a la hora de gestionar la plantilla, pues son ellos los que se lo hacen extensible al resto, desde Marcelo a Benzema, pasando por Bale, Kroos o Modric.

Courtois y Keylor Navas, calientan antes de un partido del Real Madrid. (Reuters)
Courtois y Keylor Navas, calientan antes de un partido del Real Madrid. (Reuters)

La gestión empieza por la portería, donde el de Asteasu tiene que hacer auténticos malabares con la titularidad y la consiguiente suplencia de Keylor Navas y/o Courtois. Él sabe mejor que nadie lo complicado que resulta sustituir a un guardameta, y no tanto cuando las cosas le van bien, sino en caso de que en un partido le salgan mal. "Está claro que no es fácil de entender, pero sí de explicar: tengo dos grandes porteros, tres con Kiko Casilla, y no son problemas, sino soluciones", explica Lopetegui. De momento, el tico ha jugado 390 minutos y el belga, 180, mientras que el mencionado Casilla y Luca Zidane están en blanco. "Todo es mucho más natural de lo que decís. Con normalidad y honestidad se dicen las cosas. No hay ningún problema", asegura Julen.

Odriozola aún sigue a cero

En la defensa, Carvajal, Sergio Ramos y Marcelo han jugado los seis partidos que el Madrid ha disputado hasta ahora, si bien el brasileño suma media hora menos, la que Lopetegui le mandó al banquillo en el campo del Girona. "No entiendo el cambio porque no lo habíamos hablado, pero lo respeto", dijo Marcelo. "Me ha sorprendido el cambio porque estoy al cien por cien", añadió. Mientras, Varane solo se ha perdido un partido y suma 420 minutos. Nacho, que sigue siendo un comodín como ya lo era en la Selección con Lopetegui y ahora también con Luis Enrique, ha disputado dos. Por contra, Álvaro Odriozola, fichado este verano por 30 millones, Vallejo y el canterano Reguilón aún no se han estrenado.

Isco, con Lopetegui al fondo, controla un balón en el Bernabéu. (Reuters)
Isco, con Lopetegui al fondo, controla un balón en el Bernabéu. (Reuters)

En el centro del campo, el que más minutos lleva es Kroos (552), que ha jugado en todos los partidos, al igual que Casemiro (423), Isco (365) y Modric (303). Ceballos, con 177 minutos en 5 partidos, es el siguiente centrocampista más utilizado, mientras que Marcos Llorente y el uruguayo Federico Valverde no han tenido ni uno solo. "El Real Madrid tiene muchos jugadores buenos. Juegan 14 en cada partido. El entrenador tiene que pensar también en eso, porque el que sale del banquillo puede ser el que decide el partido. Asensio ha hecho un muy buen partido saliendo del banquillo. Otro día le tocará a otro compañero quedarse fuera del once, eso es seguro". Julen dixit.

En ataque, el delantero que más ha utilizado Lopetegui es Benzema (542). El francés, que además es el máximo goleador con 5 tantos, ha estado en los seis partidos, al igual que Gareth Bale (517 minutos, con 4 goles y 3 asistencias) y Marco Asensio (433 y una asistencia). Si hay tres jugadores que se han beneficiado de la marcha de Cristiano, son estos. Además, Lucas Vázquez ha participado en 5 partidos, aunque con solo 73 minutos, mientras que Mariano debutó ante la Roma y en los 17 minutos que jugó marcó un gol. Por último, sabido es que Vinicius está jugando en el filial, pues Lopetegui considera que aún no está preparado para el primer equipo.

"Llevamos trabajando tres meses y el equipo sigue creciendo y mejorando, pero queda mucho", dijo Julen tras ganar con solvencia y buen juego en su debut con el Madrid en la Champions, la competición donde quizás los blancos podrían echar más en falta a Cristiano, aunque de momento tampoco la Juventus lo ha hecho... Por cierto, preguntado en cierta ocasión Pellegrini por la ausencia del portugués, el chileno dijo "estuvimos dos meses sin él y quedamos primeros". Vamos, que el debate tampoco es nuevo, aunque es evidente que ahora el Real Madrid es más equipo que con CR7 y que Lopetegui parece estar en el buen camino, si bien sabido es que las cosas no son como empiezan sino como acaban.

Y eso que, a diferencia de lo que le sucedió en su andadura con la Selección, de la que cabe recordar que le echaron estando invicto, Julen se estrenó con el equipo blanco con una dolorosa derrota ante el Atlético en la Supercopa de Europa. Quién sabe si una derrota que a la larga le puede venir bien para ganar los títulos verdaderamente importantes. De momento, y según unos datos que publica el diario 'As', su Madrid promedia 737 pases por partido, por 600 la temporada pasada, y un 66,7 % de posesión, por 60 % con Zidane, con 14,6 tiros a puerta este año y 13,8 el anterior. ¿Tenía razón Pellegrini? Pues parece evidente que no.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios