El ventajista debate que no dejará en paz a Lopetegui (y del que otro se escaquea)

Si hace dos semanas nadie echaba en falta a Cristiano, ahora que el Real Madrid lleva dos partidos sin marcar, se resucita al portugués y se explica que se fue por culpa de Hacienda

Foto: Vinicius, en el momento de debutar con el Madrid en sustitución de Benzema. (EFE)
Vinicius, en el momento de debutar con el Madrid en sustitución de Benzema. (EFE)

La respuesta nunca la sabremos, pero no por ello podemos hacernos igualmente la pregunta: ¿Hubiera dado plantón Cristiano Ronaldo a Modric, y por extensión a la FIFA, al Real Madrid y al resto de galardonados, de haber seguido esta temporada en el conjunto blanco? Quiero pensar que no, aunque tal y como estaba de deteriorada su relación con Florentino Pérez, a saber qué habría pasado. Es evidente que después de su salida del Bernabéu por la misma puerta por la que lo hicieron Hierro, Del Bosque, Raúl o Casillas, es decir, la de servicio, el portugués no tendría ganas de verse cara a cara con quien considera que le dejó solo cuando más le necesitaba.

Y no me refiero precisamente a esos absurdos y dañinos galardones individuales que tanto se pedían, qué digo pedían, se exigían, para Cristiano desde el entorno del presidente como si de un título más se tratara y ahora en cambio se considera justo dárselos a Modric, quien en verano flirteó con el Inter, pero sigue en el Real Madrid y eso es lo único que cuenta. Tal y como habrán podido comprobar en los últimos días, resulta que, efectivamente, lo que distanció de manera irreparable a Cristiano de Florentino —y por consiguiente e inevitablemente del Madrid— fueron los problemas del portugués con el fisco español.

Un día antes de la gala de la FIFA celebrada en Londres, en ese baño y masaje que es para el presidente del Real Madrid la Asamblea de Socios, Pérez tuvo palabras de cariño y admiración hacia Cristiano. "Ha sido un referente y su historia será contada de generación en generación. Un ejemplo para todos los que se enfundan esta camiseta. Muchas gracias", dijo. En los días previos, Florentino ya se encargó de comentar en 'petit comité' con los socios más afines que "Cristiano es un buen tío. Lo que pasa es que en España se han hecho cosas raras a nivel fiscal y se sentía dolido". Vamos, que la culpa de la marcha de CR7 la tiene Hacienda y él no ha tenido nada que ver.

Cristiano ya tuvo mal perder en los premios de la UEFA correspondientes a la temporada 2017-18. Parece que el trofeo al mejor delantero le resultó insuficiente y que su indignación fue total al conocer que Modric sería elegido como el mejor futbolista. El portugués ni siquiera se presentó a la gala celebrada en Mónaco, mientras que su representante, Jorge Mendes, lanzó un duro ataque contra la UEFA: "Es simplemente ridículo, una vergüenza. No está en duda el vencedor". Claro que lo peor vino cuando argumentó que "el fútbol se juega dentro de las cuatro líneas del campo y ahí ganó Cristiano. Marcó 15 goles, llevando al Madrid a sus espaldas y ganar la Champions una vez más". ¿Y dónde y en qué equipo se cree Mendes que jugaba Modric?

Modric posa junto a Florentino Pérez, tras recibir el premio 'The Best'. (EFE)
Modric posa junto a Florentino Pérez, tras recibir el premio 'The Best'. (EFE)

Cristiano tampoco asistió la semana pasada a la gala de la FIFA, en la que se entregó el premio 'The Best' al mejor futbolista de la temporada. Un galardón creado hace dos años tras la escisión del Balón de Oro y el Jugador Mundial de la FIFA y que en las dos ediciones anteriores se las llevó el delantero luso. Esta vez Cristiano quedó segundo en el trío finalista, pero también debió de parecerle poco. No viajó igualmente ningún representante de la Juve, su actual club, según explicaron "por cuestiones de agenda que lo hacen imposible", aunque tampoco necesitaban poner excusas al no acudir su estrella.

A mí personalmente estos galardones no me gustan nada y creo que no hacen ningún bien al fútbol, pues, como dijo Iniesta, "los premios individuales en un deporte colectivo siempre son injustos". Sin embargo, así funciona la industria del fútbol, en la que interesa todo menos el fútbol. Por si lo habían olvidado, sobre todo ahora que en España nadie ha pedido el 'The Best' ni pedirá el Balón de Oro para Cristiano, el Real Madrid llegó prácticamente a exigirlo a través de un comunicado oficial. Lo hizo en respuesta a unas declaraciones de Michel Platini, entonces presidente de la UEFA, en las que apuntaba que debería llevárselo un alemán por haber ganado el Mundial. Ridículo, sí, pero con una gran parte de la prensa bailando el agua.

La maldad de la Prensa... en el elogio

Lo denunció recientemente Pep Guardiola en una charla —más que entrevista— con Jorge Valdano: "La maldad y la crueldad de la prensa española no existe en ningún lado". Y añadió: "Y en el elogio, igual". Aunque es una teoría muy personal, yo siempre he pensado que mucho peor que una crítica injusta es un elogio inmerecido. Principalmente porque el primero casi siempre se puede enmendar, en caso de tener que hacerlo, claro está. Como la sal en la cocina, para entendernos. Si un plato está soso, se le puede echar sal. Pero como esté salado... Además, a la larga los elogios inmerecidos o desmedidos confunden a quienes los reciben, mientras que los donantes no lo hacen por generosidad o convicción, sino habitualmente por simple peloteo.

"En España, la prensa es mucho más cruel que en Inglaterra. Van a hacerte daño y saben cómo hacerlo", le explicó Guardiola a Valdano, gran conversador, aunque sin colmillo periodístico, pues este asunto merecía ahondar en él y no pasarlo de puntillas. "Aquí me siento muy bien. Muy protegido del fútbol. Estoy en el club que me interesa, con Ferrán Soriano, Txiki, a los que conozco desde que estábamos en el filial. No me siento juzgado por una derrota o por una victoria", añadió el técnico catalán.

Cristiano, durante el partido de la Juve contra el Nápoles. (Reuters)
Cristiano, durante el partido de la Juve contra el Nápoles. (Reuters)

Esta es la gran diferencia de lo que le espera, por ejemplo, a Lopetegui en el Real Madrid. Julen no solo va a depender de los resultados que obtenga a final de temporada, sino del resultado de cada jornada. El caso más cercano es lo sucedido en el derbi, en el que los blancos no fueron capaces de batir la portería del Atlético, lo que ha provocado que vuelva a hablarse de falta de gol. Este ventajista debate no va a dejar en paz a Lopetegui durante toda la temporada. La sombra de Cristiano es alargada y siempre lo será, de ahí que alguno se escaquee. De momento, el portugués solo lleva tres goles en los ocho partidos que ha jugado con la Juve, por los cinco en nueve de Benzema, los cuatro de Bale también en ocho o el gol de Mariano en los 78 minutos de los que ha dispuesto.

Aunque la primera parte del Pizjuán el Sevilla le pasó literalmente por encima, el Real Madrid es ahora más equipo que cuando estaba Cristiano, algo que debe poner en valor el trabajo que está haciendo Lopetegui. Después de nueve años poniendo el foco permanentemente en él, es normal que los madridistas echen de menos al portugués, pero deben acostumbrarse a vivir sin él. Por suerte para los italianos, en su país no existe esta obsesión por el Balón de Oro, quizás porque lo ha ganado hasta Cannavaro, aunque precisamente cuando jugaba en el Real Madrid. Desde el 'calcio' llegaron al equipo blanco Ronaldo, Zidane y Kaká, además del mencionado central italiano. Ahora ha sido Cristiano quien ha hecho el camino contrario y, por si acaso le va bien, ya saben que la culpa de su marcha la tuvo Hacienda.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios