¿Acaso fichar por el Madrid es más grave que ser detenido por la Guardia Civil?

Si Luis Rubiales destituyó a Lopetegui por fichar por el Real Madrid, lo normal es que hiciera lo propio con su mano derecha en la RFEF e, incluso, se planteara en dimitir él por dignidad

Foto: Luis Rubiales, con Andreu Subies (i), en su visita a la Federación Riojana de Fútbol. (EFE)
Luis Rubiales, con Andreu Subies (i), en su visita a la Federación Riojana de Fútbol. (EFE)

"Julen es uno de los grandes responsables de que estemos en Rusia, pero nos vemos obligados a destituirle. Tiene que haber un mensaje claro para todos los trabajadores de la Federación Española de Fútbol (RFEF). Hay unas formas de actuar que hay que cumplir y que nadie se las puede saltar de esta manera". Así de contundente se mostró Luis Rubiales cuando destituyó a Julen Lopetegui como seleccionador español por llegar a un acuerdo con el Real Madrid para entrenarlo después del Mundial. "Cuando se toma una decisión con responsabilidad y con valores, uno tiene que estar tranquilo", añadió el presidente de la RFEF tras la eliminación de España ante Rusia en octavos. "Toda mi Junta Directiva me dio un apoyo unánime y estamos muy tranquilos", insistió pese al evidente fracaso de la Selección.

Claro que Rubiales no estaría igual de tranquilo cuando el martes pasado se enteró de la detención en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas —y no en Barcelona, como algunos quisieron hacer ver— de su mano derecha. Nada menos que el nuevo vicepresidente económico de la RFEF, Andreu Subies, quien quedó en libertad provisional tras declarar en la Audiencia Nacional ante el juez Santiago Pedraz, encargado del caso Soule. Subies tuvo que explicar las obras que se realizaron en su domicilio, algo que recuerda precisamente al contencioso de Rubiales con una arquitecta de Valencia cuando aún presidía la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), así como en el restaurante de su mujer en Cambrils. La Fiscalía le acusa de haber desviado fondos de la subvención de la RFEF a la federación catalana. Curiosamente, Subies fue el directivo de Rubiales que más le presionó para que echara con cajas destempladas a Lopetegui, despedido del Real Madrid el día anterior a su detención. Donde las dan...

Con esa actitud buenista que solo se pueden creer quienes no le conocen o los que no quieren que se le conozca, Rubiales aseguró su "colaboración máxima con la Justicia a la espera de mayor información para opinar con rigor y responsabilidad". "Mi compromiso con la transparencia es total y también, como jurista, con la presunción de inocencia", dijo. Ahora iremos con lo de jurista, pero antes es importante destacar que estas declaraciones las hizo desde Cantabria, donde se encontraba con José Ángel Peláez, presidente de la cántabra y otro de los investigados en la Soule. Claro que también podríamos hablar —y hablaremos— de La Rioja, Murcia, Melilla, Navarra... ¿Este es el rigor y los valores de los que tanto le gusta hablar a Rubi? ¿Pero cómo puede decir que necesita mayor información si la tiene toda y desde hace meses?

"Rubiales debería ser el primer interesado, y por lo que ha declarado creo que sí, en que esto se aclare", comentó con la tibieza habitual de los políticos José Guirao, ministro de Cultura y Deporte. "Si puso la confianza en alguien que no la merecía, tendrá que actuar, y por lo que he visto en los medios su reacción ha sido positiva", fue lo más duro que dijo Guirao, aunque lo peor vino después, cuando demostró no estar enterado de nada: "Es preocupante que aparezcan cosas que tengan que ver con el pasado, con la época de Villar". ¡Ni Méndez de Vigo fue tan pardillo!

Entérese, señor ministro

¿Y qué se cree, señor ministro, que es Rubiales sino más Villar? Lo del "cambio imparable" es una milonga mejor o peor contada, pero que solo cuela entre quienes no están informados o no quieren estarlo. Rubiales llegó a la presidencia de la RFEF con el apoyo de seis presidentes de territoriales imputados en la operación Soule. De hecho, Subies tenía 12 votos, y lo que votara él iban a votar los presidentes de Baleares, Navarra, La Rioja y Extremadura, de ahí que su apoyo a Rubiales fuera decisivo para derrotar a Juan Luis Larrea. Es increíble que Guirao dijera lo que dijo mientras el vicepresidente económico de la RFEF declaraba en la Audiencia Nacional y se rememoraban imágenes de la detención de Ángel María Villar, su hijo Gorka y Juan Padrón. Es decir, más de lo mismo, si no peor.

Sí, parece mentira que el ministro del gremio no sepa que el sumario está abierto desde hace meses, por lo que Rubiales ya sabía lo que había, aunque poco o nada le importó nombrar a Subies su mano derecha. Por cierto, Andreu no tuvo ningún problema en anunciar recientemente su salida de la presidencia de la Federación Catalana de Fútbol para irse a Madrid con su amigo Rubiales. Otro que pasa de pedir la oficialidad para una selección, en su caso la catalana, a chupar del bote del fútbol español. De hecho, según se comenta en La Rozas, el sueldo de Subies tiene seis cifras y empieza por dos. El clientelismo, ya saben.

Andreu Subies, con Artur Mas, cuando aún presidía la Federación Catalana de Fútbol. (EFE)
Andreu Subies, con Artur Mas, cuando aún presidía la Federación Catalana de Fútbol. (EFE)

Aunque la mayoría de los medios y de la opinión pública miren una vez más para otro lado, el escándalo es tan mayúsculo que Rubiales se vio obligado a convocar una Junta Directiva con carácter extraordinario para este lunes a las 12:30 horas en la Ciudad del Fútbol de las Rozas. En el orden del día no hay otra cuestión más que tratar la situación actual del vicepresidente económico. Diecisiete son los miembros de la actual Junta Directiva de la RFEF, empezando por Luis Rubiales y por el propio Andreu Subies. Veremos qué deciden.

Lo normal sería que rodaran cabezas, pues la Fiscalía ha pedido medidas cautelares, por lo que deben tener indicios muy sólidos contra el catalán. ¿Acaso es más grave fichar por el Real Madrid que ser detenido por la Guardia Civil? Pero no, en lugar de inhabilitar o suspender a Subies e, incluso, presentar su dimisión como presidente de una RFEF que es evidente que sigue sin estar regenerada, todo hace indicar que Rubiales aguantará a conocer detalles de la investigación para tomar medidas. Salvo que le hayan llamado de Moncloa, claro. Hay que tener mucha cara para decir que "por honestidad" estás personado como acusación particular contra alguien al que has nombrado tu mano derecha hace apenas tres meses. Pero mucha cara.

¿De verdad es jurista Rubiales?

Como comentaba antes, lo de jurista tiene su cosa, pues al igual que en El Confidencial destapamos que su delfín y sustituto al frente de AFE, David Aganzo, obtuvo el título de un máster de manera irregular, Enrique de Diego, periodista de 'Rambla Libre', afirmó en 'El Transistor' de Onda Cero que a Rubiales le regalaron varias materias durante la carrera y, por ende, el título de Derecho. "Pongo las dos manos en el fuego y no me quemo. Rubiales no ha pisado la universidad para estudiar Derecho. Le han regalado varias asignaturas", afirmó De Diego.

Según el mismo periodista, Paco Sánchez, director del CEU Elche y portavoz de Ciudadanos en Elda, es el gran culpable de esta presunta situación irregular, una más que rodea a Rubiales. "Todo es gracias a él. Viviendo en Madrid no se puede sacar una carrera en Elche. Yo veo a los chavales estudiar en la biblioteca y no es compatible. Además, el señor Sánchez es una de las personas que más ha presumido de haber llevado a Elche el España-Croacia", apuntó. Pues sí, la verdad es que todo cuadra y la acusación es tan grave que Rubi deberá dar explicaciones en lugar de hablar tanto de valores.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios