Por qué Guardiola puede 'olvidarse' del Madrid pero debe tragarse su palmarés

Guardiola apela a la regularidad en las competiciones nacionales para no incluir al Madrid entre los tres mejores equipos de la última década, un discurso resultadista y, por tanto, con trampa

Foto: Pep Guardiola, con una de las dos Copas de Europa que ganó con el FC Barcelona. (Reuters)
Pep Guardiola, con una de las dos Copas de Europa que ganó con el FC Barcelona. (Reuters)

"Me parece una omisión deliberada, pero tampoco nos vamos a pelear por una década cuando el Real Madrid es el mejor club del siglo y, por tanto, de la historia". Así respondió Santiago Solari a unas declaraciones de Pep Guardiola al 'Manchester Evening News' en las que, preguntado por cuáles eran para él los tres mejores equipos -que no clubes- de la última década en Europa, el técnico catalán contestó: "Lo he dicho muchas veces: Juventus, Bayern y Barcelona. ¿Por qué? Porque cada temporada ganan la liga, cada temporada ganan las copas, cada temporada están ahí... Porque son los mejores".

"Hombre, sinceramente no estoy de acuerdo", dijo el siempre comedido Emilio Butragueño, vieja gloria del madridismo y ahora portavoz de su presidente, sobre el 'olvido' de Guardiola. "Este equipo, este grupo de jugadores, ha ganado cuatro Ligas de Campeones en los últimos cinco años", dijo en referencia al Real Madrid. "En la historia de esta competición solamente ha habido un equipo que lo consiguió; bueno, un equipo que lo consiguió un poco más, que fue el de Alfredo di Stéfano, que ganó cinco Copas de Europa seguidas. No ha habido ningún otro equipo en la historia, ni de los más grandes, ni los más prestigiosos, ni de los más halagados, que haya conseguido lo que ha conseguido este grupo de jugadores. Por lo tanto, ahí está la respuesta", sentenció 'El Buitre'.

La verdad es que, siendo entendible la argumentación de Guardiola en cuanto a la regularidad de los tres equipos que menciona, hacer referencia a los resultados de las competiciones nacionales y dejar de lado los de las continentales, sí parece deliberado, además de injusto. Otra cosa es que Pep hubiera basado su podio de los tres mejores equipos de la década en el juego, donde la presencia de la Juve chirría y es verdad que también la del Madrid lo habría hecho. Pero, por más que el formato de la Champions permita a un equipo ser campeón continental en siete partidos, ya que para algunos la fase de grupos es un paseo, en esta última década a la que el técnico del Manchester City hace referencia el Real Madrid ha ganado cuatro Copas de Europa, tres de ellas consecutivas, de ahí que en términos cuantitativos Guardiola no puede obviar a los blancos.

En mi opinión, y siempre desde una perspectiva puramente futbolística, es decir, vinculada al fútbol como juego y no como una mera cuenta de resultados en la que el negocio y los mercaderes habituales lo han convertido, el mejor equipo de la última década ha sido el FC Barcelona, y más concretamente el entrenado precisamente por Guardiola. El único, además, que merece un hueco junto a los otros tres grandes referentes de la historia, tres equipos también con nombre y apellido: el Arsenal de Chapman, el Ajax de Michels y el Milan de Sacchi.

El Madrid es el 'best seller' mundial

Para que nos entendamos, el Real Madrid es el 'best seller' del fútbol mundial, pues nadie tiene más títulos y más prestigio internacional que este club al que hizo grande Santiago Bernabéu, y sin perder su famoso señorío. Sin embargo, el Madrid siempre ha sido un equipo más de futbolistas que de entrenadores, de jugadas y goles que de juego. De ahí, por ejemplo, que el propio Butragueño hable del Madrid de Di Stéfano y que en ningún momento haga referencia a Zidane... Pero, como dice un periodista amigo mío, "se habla mucho y se escucha poco. Se escribe a destajo y se lee cada vez menos. El balón rueda y cada uno lo patea hacia donde le conviene".

A la hora de mencionar a entrenadores que dejaron una huella profunda en la historia del fútbol mundial es imposible no empezar por el citado Herbert Chapman, uno de los pioneros en revolucionar este deporte desde el punto de vista táctico. En los años 20, los equipos solían formar con un 2-3-5, conocido como la pirámide invertida, pero en 1925, con el cambio de la ley del fuera de juego por la que el atacante debía tener dos rivales (y ya no tres) entre él y la portería contraria, a Chapman se le ocurrió emplear un 3-2-2-3. Se gestó así la famosa WM, es decir, tres defensas y dos medios (la W) y dos interiores y tres delanteros (la M), toda una verdadera revolución táctica, primero en Inglaterra y luego en todo el mundo. A España llegó de la mano de Benito Díaz, mítico entrenador de la Real Sociedad. El Arsenal dominó el fútbol inglés y durante más de 20 años la WM fue el sistema de juego por excelencia.

Rinus Michels, levantado por sus jugadores, tras ganar con Holanda la Eurocopa de 1988.
Rinus Michels, levantado por sus jugadores, tras ganar con Holanda la Eurocopa de 1988.

El nombre de Chapman encabeza la lista de los entrenadores más innovadores y que han contribuido a la evolución del juego. Rinus Michels, Arrigo Sacchi y Pep Guardiola son, en opinión de expertos en la materia, los más destacados junto al inglés, mientras otros como Jimmy Hogan, Hugo Meisl, Gusztav Sebes, Ernst Happel, Valeri Lobanovski, Konstantin Béskov o Johan Cruyff también merecen una mención. No, no se trata de los técnicos que más títulos han ganado, una lista que encabeza Alex Ferguson con 49, seguido de Mircea Lucescu (32), el sí citado Lobanovski (30), Ottmar Hitzfeld (28), Jock Stein (26), Luis Felipe Scolari (25) y José Mourinho (25), hasta llegar a Pep Guardiola (24), con uno más que Giovanni Trapattoni (23), y el único que hoy por hoy tiene opciones de seguir engordando su palmarés.

El ejemplo de Rinus Michels

Efectivamente, ni Chapman ni Michels ni Sacchi aparecen en esta lista de levantadores de títulos. Sin embargo, el holandés fue elegido el mejor entrenador del siglo XX por la FIFA cuando 'solo' ganó una Copa de Europa de las cuatro que tiene el Ajax y su Holanda perdió la final del Mundial 74, si bien pudo sacarse la espina en la Eurocopa 88. En un deporte y un juego de habilidades abiertas como es el fútbol resulta muy difícil definir qué es ser 'el mejor'. Y lo es tanto a nivel colectivo como individual, de ahí lo absurdo del Balón de Oro y lo justo que es por contra la Bota de Oro, que premia al máximo goleador, lo cual no quiere decir que necesariamente sea el mejor. Claro que siempre hay excepciones, como sucede actualmente con Messi, a quien no resulta complicado definir como 'el mejor'.

"Sacchi no habría existido sin Rinus Michels", aseguró Arrigo, quien reveló que "Guardiola me escribió un mensaje de agradecimiento, en el que me confesó que espera ser recordado dentro de veinte años como soy recordado yo". "Pep es uno de los técnicos que más han contribuído al desarrollo del fútbol. Hay un hilo conductor entre el Ajax, el Milan y su Barcelona".

¿Que Sacchi omita al Real Madrid también es deliberado, como dijo Solari? Pues no, porque Arrigo habla del juego, el mismo criterio que debería haber seguido Guardiola si no quería valorar el incuestionable palmarés de los blancos en Europa. Por cierto, su gran objetivo al frente del Manchester City, aún más después de haber ganado la Premier la temporada pasada. Que nadie lo olvide, y menos deliberadamente...

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios