Guerra civil en el Athletic por su filosofía de chicle (agítese después de leer)

El fichaje de una futbolista alemana para el segundo equipo femenino del Athletic provoca que por primera vez la filosofía del club bilbaíno sea cuestionada desde su propia masa social

Foto: Bibiane Schulze Solano, en un partido del FFC Frankfurt. (Imago)
Bibiane Schulze Solano, en un partido del FFC Frankfurt. (Imago)

Si se entra en la web oficial del Athletic Club y se pincha en la pestaña Filosofía / Cuál es, nos encontramos con esta frase escrita en letras rojas: "La totalidad de futbolistas del Athletic Club han nacido o han sido formados en Euskal Herria". Toda una declaración de intenciones, pues tan rotunda afirmación no siempre se cumple y, por más que se defienda con una abnegación colectiva admirable, tarde o temprano tenía que resquebrajarse. Es lo que tiene estirar el chicle demasiado.

"El Athletic Club como institución, así como el conjunto de sus seguidores, se caracterizan por la defensa de unos valores cada vez menos frecuentes en el fútbol y en el deporte del siglo XXI", puede leerse a continuación en www.athletic-club.eus, para añadir que "el orgullo por lo propio, reflejado en su máxima expresión con su política de cantera, marca la diferencia con cualquier otra filosofía o manera de entender el fútbol en todo el mundo".

[El Madrid ficha a un vasco y el Athletic, a un africano]

En un segundo párrafo se explica que "el Athletic Club está radicado en Bilbao, provincia de Bizkaia (País Vasco). Nuestra filosofía deportiva se rige por el principio que determina que pueden jugar en sus filas los jugadores que se han hecho en la propia cantera y los formados en clubes de Euskal Herria, que engloba las siguientes demarcaciones territoriales: Bizkaia, Gipuzkoa, Araba, Nafarroa, Lapurdi, Zuberoa y Nafarroa Behera, así como, por supuesto, los jugadores y jugadoras que hayan nacido en alguna de ellas".

Pues bien, curiosamente ha sido el fichaje de una futbolista y ni siquiera para el primer equipo femenino del Athletic, sino para el segundo, el que ha provocado una guerra civil en el seno del centenario club bilbaíno. La llegada de Bibiane Schulze Solano, una alemana de 20 años con raíces vascas, ha abierto los ojos a algunos que hasta ahora los habían cerrado ante casos tanto o más flagrantes. "Encaja, claro que encaja", asegura el presidente Aitor Elizegi, una afirmación imposible de compartir por cualquiera que lea la frase "la totalidad de futbolistas del Athletic Club han nacido o han sido formados en Euskal Herria". Cómo será la cosa que hasta la plataforma de socios ‘Athletic Eup’ exige a la Junta directiva que revoque de inmediato la decisión adoptada.

La nueva jugadora del Athletic B, Bibiane Schulze.
La nueva jugadora del Athletic B, Bibiane Schulze.

"Si no lo hiciera, manifestamos públicamente nuestra firme voluntad de apoyar, impulsar, promover y colaborar con cuantas iniciativas sean necesarias para revocar tal decisión que, a nuestro juicio, altera nuestra filosofía, modifica nuestras costumbres y pretende cambiar nuestro futuro sin el refrendo imprescindible del debate con el Socio", añade este colectivo, que en cambio nunca dijo nada sobre los casos de Aymeric Laporte, Enric Saborit o Youssouf Diarra, por poner solo tres ejemplos y sin volver a entrar en ellos para no agitar aún más al personal.

"Encaja su familia, su trayectoria, su deseo de jugar con esta camiseta, su deseo por este escudo", insistió Elizegi sobre Bibiane Schulze, la defensa que llega a Bilbao procedente del FFC Frankfurt. "Encaja porque entiende la filosofía de este club, que no se escribe para debilitar y se hace para fortalecer. Hace años que conoce este proyecto y conoce Bizkaia y Bilbao. Conoce muy bien este escudo. Ojalá todos los jugadores llegaran con el conocimiento que tiene Bibiana. El esfuerzo que ha hecho por trabajar con el Athletic B y las ganas que ha puesto por llegar a una liga que todavía no está dibujada demuestra compromiso por este escudo. Eso sí que es filosofía", sentenció el máximo dirigente rojiblanco para quien le quisiera creer.

El presidente del Athletic, Aitor Elizegi, junto a nuevo entrenador del equipo femenino.
El presidente del Athletic, Aitor Elizegi, junto a nuevo entrenador del equipo femenino.

Y eso es precisamente lo que ha hecho el diario 'Deia', preguntar a los aficionados si creen que el fichaje de la alemana Schulze encaja en la filosofía del Athletic. Más allá de que el sí (con un 58,27%) gane al no (41,73%), algo que a mí personalmente no me sorprende por ess abnegación de la que hablaba al principio, lo que estos resultados confirman es la enorme confusión y ahora también escisión que se ha creado con la dichosa filosofía y la monserga de que "la totalidad de futbolistas del Athletic Club han nacido o han sido formados en Euskal Herria". Todo se solucionaría retirando esta ridícula frase y fichando a quien le dé la gana sin necesidad de buscar excusas. ¿Sabían que el bisabuelo de Bibiane fue el mítico Belauste, jugador del Athletic y de la Selección española que participó en los Juegos de Amberes de 1920, famoso por el "¡a mí el pelotón, Sabino, que los arrollo!"? Pues eso...

Se reabre la vía riojana

Pero hay más. No sé si recordarán que en octubre de 2017, la Junta Directiva presidida por Josu Urrutia consideró que los niños riojanos que se entrenaban en la escuela de Oion y que pertenecían a la disciplina del Comillas y del Berceo no encajaban en la filosofía del Athletic, lo que causó malestar en los mencionados clubes, que dejaron de ser convenidos de la Sociedad Deportiva Oyonesa. Desde Lezama se cortó el trasvase al considerar que no se producía de forma natural y chocaba con los pilares de la filosofía del Athletic

Sin embargo, con la llegada de Elizegi a la presidencia, los riojanos vuelven a entrar en la filosofía del Athletic y el primer fruto de esta nueva polìtica es la incorporación de Enrique González (Logroño, 9 de marzo de 2003), que pasará a formar parte del juvenil Nacional. Se trata de un centrocampista de buen manejo de balón que procede de la Oyonesa, donde recaló un año atrás desde el Club Deportivo Valvanera, de Logroño. Es decir, que la filosofía del Athletic lo mismo vale para fichar a una alemana que a riojanos. "Yo no puedo decir a una vasca que no puede jugar en el Athletic, yo no he nacido para dar pasaportes", dice Aitor Elizegi, acorralado por algunos socios hartos quizás de hacerse trampas al solitario.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios