Tres motivos (y 200 millones de euros) por los que la RFEF recula con Adidas

Tras anunciar que rompía su contrato, el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, tiene motivos para recular con Adidas, empezando por una millonaria demanda... y el 0,6% que él se lleva

Foto: Sergio Ramos celebra su último gol con la Selección española. (EFE)
Sergio Ramos celebra su último gol con la Selección española. (EFE)

¿Recuerdan aquello de donde dije digo, digo Diego? Pues resulta que donde la Federación Española de Fútbol (RFEF) dijo que rompía unilateralmente su contrato con Adidas, es probable que en breve anuncie que lo renueva, por más que no concluya hasta 2026. Los motivos por los que Luis Rubiales está pensando en recular son fundamentalmente tres, aunque todos confluyen en lo único que le mueve al presidente federativo: el 0,6% de los ingresos por patrocinio que van a su bolsillo. Una decisión aprobada por la Asamblea de la RFEF sin ningún rubor y esa integridad de la que tanto se alardea en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, aunque brilla por su ausencia. Podía compararlo con el caso del presidente de la Federación Española de Bádminton (FESBA), David Cabello, pero les remito a la hemeroteca.

Por si no lo recuerdan, el pasado mes de mayo la RFEF sorprendió con un comunicado en el que se indicaba que "tras meses de infructuosas conversaciones con Adidas y plasmándose la imposibilidad de un entendimiento, la RFEF comienza desde este preciso momento los trámites para la contratación de una nueva marca técnica, y todas aquellas marcas del sector que así lo decidan, tendrán la oportunidad de dirigirse a la RFEF con el objetivo de ser el próximo proveedor técnico de sus selecciones, campeonatos, material deportivo, etc".

[La oscura maniobra de la RFEF que une a Adidas y Puma]

Según el mismo comunicado, "el contrato con Adidas tenía vigencia hasta 2026, pero las condiciones que se acordaron cuando se firmó años atrás no se ajustan a los criterios de legalidad, transparencia y equidad que la RFEF considera mínimamente aceptables". Una vez más, y aquí lo denuncié con las pruebas que lo demuestran, Rubiales no tuvo ningún reparo en exhibir su desfachatez, pues cuando se firmó aquel contrato con Adidas, él no solo era directivo de Ángel María Villar, sino que votó a favor, lo cual le deslegitima, no solo moralmente, sin duda lo más importante, sino también en cualquier juzgado.

Como no podía ser de otra forma, Adidas no tardó en contestar: "No hay motivo alguno que justifique la resolución que pretende la RFEF. Adidas manifiesta su intención de mantener el acuerdo firmado hasta el final del periodo pactado. Y, llegado el caso, tomará las medidas que sean necesarias para la defensa de sus derechos". Y es que, una cosa es lo que se quiere y se dice, y otra bien distinta lo que se puede hacer por muy impune que uno se crea.

Rubén Rivera ya tiende la mano

Así, el primer motivo por el que Rubiales está pensando recular es que la demanda por incumplimiento de contrato que prepara Adidas asciende a 200 millones de euros de indemnización y, lo más importante, con el convencimiento jurídico de ganarla. De ahí que el responsable de marketing de la RFEF, Rubén Rivera, a quien no por casualidad Rubiales fichó del sindicato que antes presidía, haya tendido la mano a la marca de las tres bandas para intentar reconducir la relación, tal y como pudo comprobarse en el viaje de vuelta de la Eurocopa Sub 21.

Luis Rubiales, durante la Asamblea General Extraordinaria de la RFEF.
Luis Rubiales, durante la Asamblea General Extraordinaria de la RFEF.

El segundo motivo para recular es que, como era de esperar, la cantidad que la RFEF pensaba que podía ingresar de un nuevo patrocinador, casi 30 millones de euros anuales, es decir, el doble de lo que actualmente percibe de Adidas, es otra ocurrencia de Rubiales. La intención era que las equipaciones de la Selección para la Eurocopa 2020, cuya presentación está prevista para noviembre, ya tuvieran el logo del nuevo patrocinador. Aquí lo contamos también: más allá del fondo de la cuestión, en la que, insisto, 'Rubi' no tiene ningún rubor en apelar a "criterios de legalidad, transparencia y equidad" como si supiera lo que estos significan, las formas utilizadas para intentar romper con Adidas no gustaron al resto de marcas, algo que entiende cualquiera que tenga un dedo de frente.

Y el tercer motivo para que la RFEF recule es, como comentaba al principio, el 0,6% que su presidente cobra de los ingresos por patrocinios, con un límite superior máximo al 0,175% de los ingresos de la RFEF, además de 160.000 euros brutos anuales de sueldo. Por todo ello no sería de extrañar que, si finalmente Adidas hace borrón y cuenta nueva y finalmente renueva, aunque, eso sí, con un aumento testimonial, Rubiales pretenda cobrar el 0,6% del total del patrocinio al considerarlo un nuevo contrato.

Cierto que en la mencionada Asamblea donde se aprobó esta medida no se especificó que fuera por los nuevos patrocinios que se consigan o también con los preexistentes a su llegada, pero por si acaso. Ya lo dijo la firma deportiva en su comunicado: "Adidas y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) llevan juntos más de 35 años, en los que la marca de las tres bandas ha venido prestando su mejor servicio y calidad al máximo organismo del fútbol español". Claro que durante ese tiempo el presidente de la RFEF no tenía un porcentaje del patrocinio...

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios