Esta era la única 'preocupación' de Gareth Bale mientras el Real Madrid volvía a perder

Según Zidane, Bale no viajó a Múnich porque "no se sentía bien". Sin embargo, a la misma hora que el Madrid jugaba contra el Tottenham, él estaba preocupado por mejorar... su swing

Foto: Gareth Bale, jugando a golf en el campo de la Ciudad Banco Santander, en Boadilla del Monte, este martes por la tarde. (Foto: El Confidencial)
Gareth Bale, jugando a golf en el campo de la Ciudad Banco Santander, en Boadilla del Monte, este martes por la tarde. (Foto: El Confidencial)

"No ha viajado porque no se sentía... No estaba bien y, hablando con los médicos, era mejor que se quedase en Madrid". Así, midiendo bien sus palabras, respondió Zinédine Zidane sobre la ausencia de Gareth Bale en el Real Madrid-Tottenham (0-1) disputado en el Allianz Arena. "Se ha quedado entrenando ahí. Es una decisión conjunta, con los doctores también y conmigo, hablando con él", añadió más titubeante de lo habitual el técnico francés al término del mencionado partido.

Sabido es que todo lo que rodea al galés es una incógnita, pues mientras Zidane no ha podido dejar más claro que no cuenta con él, al Real Madrid no le está resultando nada fácil encontrar una salida. Se dio por hecho que se marchaba al Jiangsu Suning chino, de ahí su petición de no jugar contra el Arsenal en Nueva Jersey y que Zizou no se cortara en decir en rueda de prensa que "ojalá su salida sea inminente por el bien de todos, para él también. El club está haciendo la transacción con el club donde él tiene que ir a jugar y ahí estamos". Pero no, al final su marcha fue un cuento chino...

[La triste razón por la que Zidane no quiere a Ceballos]

"Es simple: a Zidane no le gusta Gareth. No hay relación entre ellos, nunca la ha habido", respondió el agente de Bale, Jonathan Barnett, para embarullar aún más el asunto. Lógicamente, quedarse fuera de la lista para Múnich volvió a dar un giro a la situación, pues precisamente cuando parecía que Gareth iba a seguir en el Real Madrid, Zidane prescindía de él. Como quiera que el entrenador no habló hasta después del partido contra el Tottenham y, aparentemente al menos, el galés parecía estar en disposición de jugar, volvieron las especulaciones.

Sin embargo, lo cierto es que Bale tampoco debía de sentirse tan mal cuando a la hora de la semifinal de la Audi Cup que el Real Madrid disputaba precisamente contra su exequipo en la Premier él se encontraba jugando tranquilamente al golf. Concretamente lo hacía en el campo de la Ciudad Grupo Santander, en la localidad madrileña de Boadilla del Monte. Sobre las 20:00 andaba ya por el hoyo 14, así que calculen cuándo empezó a jugar. Vamos, que muy interesado por el partido de Múnich no estaba y tampoco se le veía preocupado por no haber podido viajar junto al resto de sus compañeros.

Es evidente que el Real Madrid tiene un problema con el galés, pues a su clara falta de compromiso y rendimiento se une una situación contractual muy complicada de solucionar. Florentino Pérez, su gran valedor, sabe que Zidane no cuenta con él y, por lo menos de momento, no le queda otra que tragar con lo que diga el francés. El presidente tiene asumido que económicamente poco o nada puede sacar por Bale, pues bastante carga es para cualquier pretendiente hacerse cargo de su alta ficha: 15 millones netos por temporada y con contrato hasta 2022. Casi nada.

Bale, sonriente en el banquillo, durante la goleada del Atlético al Real Madrid en Nueva Jersey. (EFE)
Bale, sonriente en el banquillo, durante la goleada del Atlético al Real Madrid en Nueva Jersey. (EFE)

Solo Toshack le pone en su sitio

"Gareth, sal y da una entrevista. Habla tú. Has estado seis o siete años allí y no hablas el idioma. Es un insulto para la gente con la que trabajas". Pues sí, parece que solo otro galés como el mítico John Toshack se atreve a poner a Bale en su sitio. Y no me refiero al hecho de que el exentrenador de la Real Sociedad y el Real Madrid, entre otros equipos, hiciera jugar a Gareth en la selección del País de Gales en su puesto natural, es decir, el de lateral izquierdo. “Yo espero que tenga la oportunidad de jugar en la posición en la que él puede hacer más daño. No estoy seguro de que su posición tan abierta sea la mejor para él y eso tiene que ver con Cristiano, que siempre fue extremo derecho, pero le gusta jugar en la izquierda. Bale sufre por eso”, explicó Toshack, aunque en el Madrid no le hicieron caso.

No es la primera vez que el ahora entrenador del Wydad Casablanca le reprocha a su paisano no haber aprendido español, algo que él sí hizo cuando en 1985 aterrizó en San Sebastián, por más que mantenga un característico e inconfundible acento británico. "Cuando tú vas a un país a trabajar, debes aprender el idioma para que sea más sencillo. No se ha hecho un favor a sí mismo en este aspecto", dijo Toshack al ser preguntado por Bale con motivo de uno de los últimos clásicos.

Nunca ha sido de hablar por hablar, sino que todo lo que dice tiene su razón de ser. "Mi opinión es que probablemente veremos, por una u otra razón, a Cristiano salir del Real Madrid antes que a Bale", vaticinó con acierto hace cuatro años. "Se necesita un tiempo de adaptación y, obviamente, por el dinero que pagaron por él y por su edad, aún tiene mucho que hacer”, añadió Toshack sobre un futbolista al que hizo debutar en la selección de Gales con 17 años. Sin embargo, es evidente que Bale no se ha adaptado al Real Madrid, aunque sí a la vida en Madrid, y que su única preocupación es mejorar… su 'swing'.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios