La pulla de Simeone al Real Madrid que ayuda a entender el vodevil Bale (y Neymar)

Simeone dio la clave cuando dijo que el Real Madrid no tiene estilo, de ahí que sucedan casos como los de Bale, quien estaba fuera y "se queda", o pueda acabar llegando Neymar

Foto: Bale y Zidane, durante el partido que el Real Madrid disputó en Balaídos contra el Celta. (EFE)
Bale y Zidane, durante el partido que el Real Madrid disputó en Balaídos contra el Celta. (EFE)

Fue en una entrevista concedida a primeros de este mes de agosto al diario 'La Nación'. En ella, Diego Pablo Simeone analizó la que es su novena temporada como técnico del Atlético de Madrid y dejó varios titulares. Quizás el más llamativo, y de ahí que también fuera el más utilizado por la mayoría de los medios, fue cuando dijo que "ya no somos el equipo del pueblo". El Cholo se refería al hecho de que "ahora, con una gestión muy buena, hay un estadio, grandes instalaciones, podemos comprar a los Lemar, a los João Félix".

Es evidente que el argentino relaciona grandeza con recursos, aunque yo creo que el Atleti sigue y seguirá significando lo mismo para sus aficionados, por más ricos y poderosos que sean los propietarios de su club. Lo que ahora nos queda por ver es si también ese cambio de estatus que reconoce el propio Simeone se refleja en el juego, más allá del talento del jovencísimo portugués por el que han pagado 126 millones de euros. Sinceramente, y ojalá me equivoque, sobre esto tengo serias dudas y en los últimos minutos del partido contra el Getafe (1-0) lo pudimos atisbar. Como dice el refrán, la cabra siempre tira al monte...

[La única 'preocupación' de Bale mientras el Madrid volvía a perder]

Pero hubo una segunda afirmación del Cholo que también fue muy comentada. "El Ajax tiene una escuela definida. El Barcelona la tiene. La Juventus, también, y el Atlético de Madrid, también. El Real Madrid, no, porque alterna en base al talento", aseguró el entrenador argentino. Un comentario que pudo interpretarse como una pulla al Madrid, si bien es una realidad que, por ejemplo, nos puede ayudar a entender el vodevil que se ha vivido con Gareth Bale. Un caso tan estrambótico que Zidane pasó de desear públicamente que el galés se marchara lo antes posible —"si se puede ir mañana, mejor"— a contar con él para el estreno liguero. Y, claro, por si el enredo no fuera suficiente, Bale tuvo su cuota de protagonismo en Balaídos (1-3) y al término del partido su entrenador anunció que "se queda".

Por eso al Madrid le encaja Neymar

Y todo esto pendiente de la posible llegada al Real Madrid de Neymar, otro caso que también podría entenderse mejor desde la perspectiva que plantea Simeone. Me explico. A diferencia del Atlético, donde "tenemos un estilo muy definido y considero que la esencia del equipo es reconocida" (el Cholo 'dixit'), el Real Madrid es una suma de grandísimas individualidades. Aunque es cierto que con Florentino Pérez en la presidencia esta política se ha acrecentado e incluso exagerado, históricamente el Madrid ha sido más de futbolistas que de entrenadores. Más de grandes individualidades que de equipos que destaquen por su juego colectivo. En definitiva: más de jugadas y goles que de juego, algo en lo que, por cierto, cada vez se le parece más el Barça de Valverde.

Simeone, durante el partido del Atlético contra el Getafe que abrió LaLiga en el Metropolitano. (EFE)
Simeone, durante el partido del Atlético contra el Getafe que abrió LaLiga en el Metropolitano. (EFE)

De ahí que cuando la polémica suscitada por unas declaraciones de Pep Guardiola sobre los tres mejores equipos de la última década, entre los que el técnico catalán no incluyó al Real Madrid, el propio Emilio Butragueño hablara de "el Madrid de Di Stéfano", pero en ningún momento hiciera referencia al Madrid de Zidane, en su etapa de entrenador, me refiero, en la que ganó tres Champions consecutivas. Y de ahí también que la marcha de Cristiano Ronaldo se haya notado tanto.

"Todos los jugadores saben que van a ver un equipo fuerte, intenso. Esa esencia hay que moldearla y cuidarla", aseguró Simeone sobre su Atlético de Madrid en la misma entrevista, para a continuación aclarar que "la esencia no tiene nada que ver con el juego. Incluso con mejores jugadores tampoco debemos cambiar la esencia ni las formas, pero sí potenciar la propuesta con esos jugadores". La filosofía 'cholista' contada por su creador. El talento puesto al servicio del equipo, algo que entendió Griezmann hasta que se cansó y enseguida parece haber captado su sustituto, João Félix. ¿Se imaginan esto en el Real Madrid? Complicado, ¿verdad? Y precisamente por eso les cuesta menos entender lo sucedido con Bale y lo que puede suceder con Neymar.

Por cierto, para concluir con su reflexión sobre el estilo y lo que entiende por él, Simeone no se olvidó de "equipos que están creciendo, como el City de Guardiola, que no tiene historia". Y es que el técnico catalán es, junto a Jürgen Klopp, quien posiblemente mejor compagina fichar grandes jugadores en su incesante búsqueda por tener el mejor equipo. Algo, claro está, que se puede permitir gracias al dinero que le proporciona el Manchester City, el equipo del pueblo... emiratí.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios