El oscuro interés por que Neymar vuelva al Barcelona (y aquí no ha pasado nada)

Lo desliza un ex directivo azulgrana: "No comprendo qué intereses hay con el fichaje del Neymar, pero los del Barça seguro que no". Que le pregunten a Bartomeu por su denuncia...

Foto: Neymar, junto a su padre, a la salida de la Audiencia Nacional. (EFE)
Neymar, junto a su padre, a la salida de la Audiencia Nacional. (EFE)

"No comprendo qué intereses hay en juego con el fichaje del Neymar, pero los del Barça seguro que no". Este comentario en redes sociales de Toni Freixa, ex directivo del FC Barcelona y ex candidato a su presidencia, quizás ayude a entender el empeño de Josep María Bartomeu en fichar al mismo futbolista que hace dos veranos no solo pagó los 222 millones de su cláusula de rescisión para marcharse al Paris Saint-Germain, sino que incluso no tuvo ningún reparo en denunciar al club catalán. No voy a insistir en la indignidad que en mi opinión supondría concretar esta operación, sobre todo si el motivo principal es personal y por más que, efectivamente, el de Neymar pueda entenderse como un fichaje estratégico al tratarse de un futbolista de 27 años, por los 32 que ya tiene Messi.

[La indignidad del Barcelona con Neymar y el papel (o papelón) del Real Madrid]

Lo cierto es que tras muchos dimes y diretes, con una nueva telegrafiada reunión en París y después de que el principal implicado por fin haya movido ficha, parece que Bartomeu está cerca de lograr que el indiscutible crack brasileño regrese al Camp Nou. Quién lo iba a decir después de que el máximo dirigente azulgrana asegurara públicamente que Dembelé era mejor que él... Sin embargo, según el mencionado Freixa, "de lo que estamos más cerca es de poner en peligro el proyecto deportivo y la sostenibilidad económica del club".

Además de las carísimas renovaciones que cerró la temporada pasada, el Barça ya se ha gastado este verano 239 millones en Griezmann, De Jong, Neto y Junior Firpo, y las cifras que se manejan para hacer realidad el fichaje de Neymar rondan los 170, más algún jugador con una alta cotización en el mercado como el caso del citado Dembelé, por el que no olvidemos que el club catalán pagó 125 al Borussia Dortmund, y Rakitic. Esto solo en lo que al traspaso se refiere, pues a ello hay que sumarle lo que ganará el jugador... y a buen seguro su padre.

Un inciso: curiosamente, el argumento del alto montante de la operación coincide con el filtrado desde el Real Madrid para echarse a un lado. Este movimiento de Florentino Pérez, la garganta profunda que está detrás de todas estas 'exclusivas', solo ha llegado cuando en el Bernabéu han visto que el Barça realmente tenía opciones de cerrar un acuerdo con los cataríes del PSG, a quienes Neymar ha dejado claro que solo quiere ir -en su caso volver- al Barça. "El Real Madrid considera que la operación por la ficha de Neymar es una locura porque rondaría los 500 millones de euros entre ficha y amortización. Una auténtica barbaridad". Con esta rotundidad y prácticamente hablando en primera persona explicaron la posición madridista en 'LaSexta', donde casualmente también recordaron las lesiones de tobillo del brasileño...

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, en la inauguración del Estadi Johan Cruyff. (EFE)
El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, en la inauguración del Estadi Johan Cruyff. (EFE)

Todo sea por que retire la demanda...

Pero volviendo al Barça, no hay que olvidar que, tal y como comentaba al principio, Neymar interpuso una demanda contra el club catalán en la que reclamaba la segunda parte a segunda parte de la prima de renovación que por contrato le correspondía cuando se marchó al PSG. Alrededor de 30 millones de euros, 26 que tenía estipulados más un 10% de intereses. En un principio el Barça llegó a depositar ante notario esta cantidad como muestra de su voluntad de abonarla si el brasileño cambiaba de opinión y no se iba. Sin embargo, al cerrar su traspaso por el PSG, el club que preside Bartomeu comunicó que no abonaría un solo euro, mientras que Neymar advirtió que la reclamaría y dejaba el asunto en manos de sus abogados.

Según publicó el diario 'El Mundo', en caso de ganar el procedimiento judicial, los emolumentos gastados por el Barça en Neymar durante su estancia en la Ciudad Condal superarían los 230 millones, pues la Audiencia Nacional tuvo conocimiento de los ingresos reales que percibió el brasileño en el club azulgrana y que se habían mantenido en secreto. Muy lejos de los 57,1 en los que cifró el ex presidente Sandro Rosell el fichaje del jugador del Santos. Según la documentación inédita del padre del futbolista, el coste del traspaso se elevó a 134 millones de euros netos, a lo que hay que añadir un salario de 71 durante sus años de contrato. Como se puede comprobar, todo lo que gira alrededor de Neymar es carísimo.

"Estoy estupefacto con todo esto, no entiendo nada y espero que sea mentira", se lamentaba Toni Freixa tras conocer la última hora sobre el posible fichaje del brasileño. "La trampa de esta operación es hacernos creer que Messi es el que pide a Neymar para distraer la atención", añadió el ex directivo azulgrana. Sin embargo, y por más que no se pueda negar que en el vestuario del Barça el brasileño sí sería bien recibido, lo cierto es que tras su regreso se esconce el interés del presidente Bartomeu -y del ex presidente Rosell, que fue quien le fichó- de que el brasileño retire su demanda y no ha pasado nada. Ya saben, aquí paz y luego ya veremos si también gloria...

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios