Por qué Cañizares vuelve a acertar con su dardo a Celades (como ya hizo con Reyes)

La acusación de Cañizares a Celades de haber perdido "todo concepto de honor y ética" por firmar por el Valencia refleja la realidad de los entrenadores, el eslabón más débil del fútbol

Foto: Presentación de Albert Celades como nuevo entrenador del Valencia CF. (EFE)
Presentación de Albert Celades como nuevo entrenador del Valencia CF. (EFE)

Si después del accidente de tráfico por exceso de velocidad que le costó la vida a José Antonio Reyes y un primo suyo, Santi Cañizares se atrevió a comentar que "Reyes no merece un homenaje como si fuera un héroe", era de esperar que el ex guardameta internacional y ahora comentarista no iba a morderse la lengua al opinar sobre la destitución de Marcelino como técnico del Valencia CF, un club que él conoce bien. Y no lo hizo, no.

"Se sabía que podía pasar cualquier cosa y que estaba muy desprotegido. Peter Lim ha dicho que echa a Marcelino porque no confía en la cantera del Valencia, pero eso es algo absurdo", declaró Cañizares en la Cadena Cope. "El Valencia debe defender su filosofía de promocionar a los jóvenes formados en la Academia y dejarlos competir al más alto nivel. Han crecido con el club desde niños y representan nuestros valores", había asegurado sin ponerse colorado el cuadragésimo presidente del club de Mestalla, Anil Murthy.

[Aunque sea ventajista, rompo una lanza por Cañizares]

Claro que Santi fue tanto o más contundente cuando al ser preguntado por Albert Celades, el sustituto del técnico asturiano, dijo algo que todos pensamos, pero que muy pocos se atreverían a decir, y menos públicamente: "Es un chico que viene de formarse como entrenador en las selecciones inferiores y no tenía opciones de firmar en Primera División", para añadir que "cuando estás necesitado de firmar un contrato y te llega la oportunidad de entrenar al Valencia, uno pierde todo concepto de honor y de ética".

Suena fuerte, sí, pero no deja de ser la verdad, aunque duela escucharla y no digamos ya leerla. Es evidente que Celades no ha hecho nada legalmente reprobable, pues él recibió una oferta de trabajo que decidió aceptar y que, tampoco nos engañemos, si no llega a hacerlo él, otro entrenador hubiera aceptado. El catalán reconoció en la rueda de prensa de su presentación haber estado en Singapur conociendo a Peter Lim antes de firmar su nuevo contrato. Es decir, que sabía perfectamente que Marcelino iba a ser destituido, aunque él tampoco tenga ninguna culpa, pues su colega iba a caer igualmente e independientemente de quién le sustituyera.

Sin embargo, esto no quita para que pueda pensarse, e incluso pensarse y decirlo públicamente, que este tipo de comportamientos son los que convierten a los entrenadores en ese eslabón más débil del fútbol, como en su día los calificó Jorge Valdano. Cuando Celades dijo que "no venimos a romper lo que hay, tenemos muchísimo respeto y una muy buena opinión de Marcelino y su staff y vamos a intentar seguir fomentándolas para que sigan sucediendo cosas buenas", demostró ser consciente del papelón que tiene por delante, pues va a ser mirado con recelo.

Aunque luego apeló a la unidad para sacar al equipo de esta situación, el mensaje del capitán del Valencia, Dani Parejo, a Marcelino -"míster, te deseo lo mejor. Estoy seguro de que te irá bien allá donde vayas y te dejen trabajar. Gracias por hacer al club más grande y a mí mejor futbolista-, dejó claro que la plantilla estaba con el asturiano y que considera injusta su destitución. "Te vas por la puerta grande, míster. Quien haya tomado esta decisión NO solo te llevó a ti por delante, arrastró a todo un equipo y afición, algo que alto y claro digo: NO ES JUSTO", llegó a escribir Garay por si quedaba alguna duda.

Presentación de Albert Celades como nuevo entrenador del Valencia CF. (EFE)
Presentación de Albert Celades como nuevo entrenador del Valencia CF. (EFE)

Y es que, como bien apuntó Cañizares en 'El Partidazo de COPE', "Celades creo que no sabe dónde se ha metido y cómo está ese vestuario. Su papel desde el principio va a ser muy complicado. Sé lo que está pasando en el Valencia. Se encuentra con un equipo distraído y avergonzado del club donde está, algo que hace que el compromiso descienda. Celades viene con unas premisas: Ferrán y Kan Lee tienen que tirar para arriba, y las alineaciones van a ser ellos dos y nueve más, porque ese es el deseo de Peter Lim".

La ilógica de Peter Lim

Es evidente que Lim se la tenía jurada a Marcelino desde verano y que tarde o temprano iba a tomar una decisión en muchos sentidos ilógica y que solo puede entenderse con un argumento: los 196 millones de euros que tiene invertidos en el Valencia, un club que es suyo, de ahí que haga lo que le dé la real gana. "Marcelino ha cumplido todos los objetivos para los que fue contratado. Prescindir de Marcelino es un atropello tremendo", dijo el ex portero del Valencia y de la Selección española, si bien él sabe que esa no es la cuestión.

Quizás entendamos algo más escuchando a Javier Tebas: "Lim no toma decisiones a las bravas y tendrá motivos profundos. No es ningún inconsciente. Bueno, a lo mejor sí, un poquito, por haber puesto doscientos millones aquí...". Sí, esto fue lo que dijo el presidente de LaLiga sobre la destitución de Marcelino. Entiendo que Tebas se sienta o incluso esté obligado a defender al propietario de un club de la competición que él preside, pero de vez en cuando también debería tener en cuenta lo que piensan los aficionados, sin los cuales no habría fútbol y por tanto la industria de la que él tanto presume.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios