Sobredosis (de mentiras) en un fútbol femenino financieramente dopado

En su lucha para arrebatar el fútbol femenino a LaLiga, la RFEF informa que casi 2 millones de personas vieron el FC Barcelona-Tacón. ¿Se puede crear una estructura sobre mentiras?

Foto: La jugadora del CD Tacón, Malena Ortiz (c), intenta controlar el balón ante Alexia, del FC Barcelona. (EFE)
La jugadora del CD Tacón, Malena Ortiz (c), intenta controlar el balón ante Alexia, del FC Barcelona. (EFE)

'La falsedad en tiempo de guerra: las mentiras de la propaganda de la I Guerra Mundial'. Este es el título de un libro escrito en 1928 por el político pacifista inglés Arthur Ponsonby en el que se explica cómo las naciones beligerantes aprendieron a mentir, no solo al enemigo, sino también a sus propias poblaciones para hacer de la guerra una causa justificada. Se trata de un decálogo que empieza por "nosotros no queremos la guerra" y acaba con "los que ponen en duda la propaganda de guerra son unos traidores". Entre medias, "el enemigo es el único responsable de la guerra", "el enemigo es un ser execrable" o "pretendemos nobles fines", sin duda el punto más utilizado por propagandistas como Luis Rubiales, a quien se le llena la boca al hablar de "valores", cuando el único valor que le mueve es el del dinero.

[El impulso del Madrid al fútbol femenino duró hasta el 9-1 del Barça... al Tacón]

¿Y a qué viene todo esto?, se preguntarán. Pues les cuento. Según los datos oficiales, el partido de fútbol femenino entre el FC Barcelona y el CD Tacón que terminó con goleada de las azulgranas por un estruendoso 9-1 lo vieron un total de 113.897 espectadores en toda España. De ellos, 40.993 lo hicieron a través de ESPORT3, el tercer canal de la televisión pública catalana TV3, 65.641 por Real Madrid TV, que lo ofreció porque el Tacón ha sido absorbido por el club blanco, y 7.263 en La Otra, el segundo canal de Telemadrid. Más concretamente, en la Comunidad de Madrid fueron 12.657 los espectadores que vieron este partido por Real Madrid TV y 6.984 por La Otra, mientras que en Cataluña, 40.993 siguieron el Barça-Tacón por ESPORT3 y 12.061 por Real Madrid TV.

Sin embargo, y en una demostración de que, efectivamente, en la guerra todo vale y las mentiras de la propaganda son utilizadas como armas de destrucción masiva, la RFEF se despachó con un comunicado en el que se aseguraba que "cerca de 2 millones de personas siguieron el encuentro entre el FC Barcelona y el CD Tacón de la Primera Iberdrola, la nueva competición de la RFEF que se estrenó el pasado fin de semana con varios encuentros y que supone una apuesta clara por el fútbol femenino".

Como si hasta esta temporada la apuesta por el fútbol femenino no hubiera existido en España. ¿Y qué era si no la Liga Iberdrola, ahora llamada Primera Iberdrola, precisamente para poder hablar de "nueva competición" cuando en realidad es la misma, aunque, eso sí, partida en dos por aquello del divide y vencerás? Por si no lo sabían, 12 de los 16 clubes de la ahora llamada Primera Iberdrola tienen cedidos a Mediapro los derechos audiovisuales de todos sus partidos, como local o visitante. Los otros 4, a saber FC Barcelona, Athletic, Sevilla FC y CD Tacón, submarino del Real Madrid, no. Aunque, claro, estos necesitan autorización de la productora de Jaume Roues para poder televisar sus partidos, tanto en casa como fuera, contra los 11 primeros.

Pero, volviendo a la cuestión de las mentiras de la propaganda, una cosa es engordar un poco las cifras, algo que hasta puede ser comprensible, pero otra bien distinta es hablar de casi 2 millones de espectadores los que siguieron un partido cuando en realidad fueron 113.897 los que lo vieron. Sí, no es lo mismo seguirlo que verlo, y ahí está el truco. Es por ello que da risa leer que "este encuentro generó expectación a nivel nacional e internacional a la vista de los datos de audiencia, recogidos en las distintas plataformas en las que se pudo ver", e incluir "las webs de los diarios deportivos de mayor difusión (marca.com y as.com); plataforma de streaming Footters y la web de la RFEF", además de "Claro TV y TyC Sports a través de canales en redes sociales y aplicaciones" por aquello de la "expectación internacional". Ridículo.

Pero propaganda también es escribir que "la nueva competición femenina de la Federación que acaba de ponerse en marcha busca fomentar el fútbol base, logrando que en 6 años la mayor parte de las niñas y jóvenes españolas menores de 14 años practiquen prioritariamente este deporte y mejorar la calidad de las selecciones nacionales, sin olvidar potenciar y apoyar a los clubes para lograr situar al fútbol femenino en el lugar que se merece". Es decir, como si de hechos consumados se tratara, cuando en realidad no son más que unos simples propósitos sobre algo que, además, llevaba años en marcha y con excelentes resultados.

Alexia, tras marcar uno de los 9 goles que el Barça le endosó al CD Tacón. (EFE)
Alexia, tras marcar uno de los 9 goles que el Barça le endosó al CD Tacón. (EFE)

La intimidación al Madrid CFF

Es evidente que lo que intentan desde la sitiada Ciudad del Fútbol de Las Rozas es potenciar su 'modelo' a base, no solo de mentiras más o menos bien contadas, sino también seguir creando división en el fútbol femenino. De ahí que hayan intimidado al Madrid CFF para que incumpla lo que había acordado con Mediapro a través de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF). ¿O por qué creen si no que el club de Alfredo Ulloa no dejó entrar a las cámaras de la productora catalana en su partido contra el Betis Féminas? Uno más para la causa: 11 contra 5, entre ellos, por supuesto, el Real Madrid a través del Tacón, definitivamente absorbido 'solo' con el 90,6% de votos a favor en la Asamblea de Socios que Florentino Pérez controla cual república bananera, de ahí que el 4,9% en contra y el 4,5% de abstenciones parecieran demasiados.

Como si de un mercadillo se tratara, desde la RFEF venden que su programa "pone en común los activos de la RFEF y de los clubes que decidan participar para gestionarlo conjuntamente. Entre ellos, los derechos de televisión que están siendo negociados de forma conjunta para lograr la mayor visibilización del fútbol femenino a nivel nacional e internacional. En este sentido, la OTT de la UEFA será el operador que retransmita fuera de Europa mientras que en España en este momento se están cerrando los acuerdos". De ahí lo de engordar las cifras, como si no supiéramos que el fútbol femenino está dopado, financieramente hablando, y que su crecimiento se debe a tener el amparo del fútbol profesional que tanto dinero genera.

Lo más triste de todo es que clubes como el FC Barcelona, el Athletic, el Sevilla y el Real Madrid a través del CD Tacón, además del mencionado Madrid CFF, le estén siguiendo la ocurrencia a Rubiales, quien solo ha logrado dividir el fútbol femenino español. Por suerte, y salvo desgraciadas excepciones que nos pillan lejos, vivimos tiempos de paz, aunque no por ello las mentiras de la propaganda hayan dejado de utilizarse en otros tipos de guerras, como la que se ha instalado en el fútbol español desde que 'Rubi' sustituyera a Villar en la presidencia de la RFEF. Por cierto, ¿recuerdan lo del Villarato? Pues Rubiales, además de a los árbitros, controla el VAR. No digo nada y lo digo todo...

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios