Qué esconde (o retrata) la hipócrita postura de TVE con la Supercopa en Arabia

Solo pasadas las Elecciones, el ente público anunció que no pujará por los derechos de la Supercopa en Arabia. El propio Rubiales desveló que el Gobierno de Sánchez le dio autonomía

Foto: Sorteo de los emparejamientos de la Supercopa de España que se jugará en la ciudad saudí de Yeda. (EFE)
Sorteo de los emparejamientos de la Supercopa de España que se jugará en la ciudad saudí de Yeda. (EFE)

Se trata de lo nunca visto en filtraciones periodísticas. Un medio utiliza a otro para que informe de algo que solo le incumbe a él, pero, en lugar de disimular, incluso se lo confirma: "TVE, la televisión pública española, no concurrirá al concurso para la emisión de la Supercopa de España que se celebrará en Arabia Saudí los días 8,9 y 12 de enero. Según han confirmado a la SER fuentes de TVE, la razón que esgrime la pública para no acudir a la subasta de los derechos sería "humanitaria" al disputarse dicha competición en un país que, según la corporación, viola los derechos humanos y no respeta la libertad de expresión".

Después de haber estado mirando para otro lado desde que se conocieron las intenciones del presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, conocido ya como Rubiales de Arabia, informando con total naturalidad de una polémica decisión que solo faltaba que se hiciera oficial —causal, que no casualmente, una vez pasadas las Elecciones Generales—, resulta que en TVE les dio un ataque de integridad. ¿Tendrá algo que ver el apresurado acuerdo Sánchez-Iglesias?

"RTVE no optará a la transmisión del partido (sic) de la Supercopa. Me alegro. El partido (sic) se juega en Arabia Saudí, donde no se respetan los derechos humanos y las mujeres están oprimidas. Una gran decisión de RTVE". Esto es lo que escribió en su cuenta de Twitter Alicia Gómez Montano, la editora de igualdad de TVE, quien aún no se ha enterado de que no se trata de un partido, sino de tres, y a la que tampoco se le escuchó o leyó nada cuando hasta el propio Rubiales confesó que "el Gobierno nos ha dado plena autonomía". Quién sabe, igual Gómez Montano pensó que se refería al de Arabia...

Por cierto, y antes de seguir, lanzo esta pregunta: ¿tiene el ente público capacidad económica para pujar por los derechos de la Supercopa de España? Porque no quiero pensar que TVE realmente no lo hace porque económicamente no puede, justo lo contrario que Rubiales de Arabia, quien habla de valores, pero solo se mueve por dinero. Concretamente, un sueldo de 160.000 euros y el 0,6% de los "ingresos de patrocinio". Y es que, por si no lo recuerdan, TVE sí que transmitió los recientes —y patéticos— Mundiales de Atletismo disputados en Qatar, primo hermano de Arabia, lo hizo el año pasado con el Mundial de Clubes que se jugó en los Emiratos Árabes y ganó el Real Madrid y en enero no faltará a la cita con el Dakar, cuya salida en la edición de 2020 es precisamente en Yeda, la sede de la Supercopa. Ahí lo dejo.

Luis Rubiales saluda al presidente de la autoridad general del deporte de Arabia Saudí en el sorteo de la Supercopa de España. (EFE)
Luis Rubiales saluda al presidente de la autoridad general del deporte de Arabia Saudí en el sorteo de la Supercopa de España. (EFE)

Pero, claro, como quiera que ni Mediaset ni Atresmedia tampoco pujarán en la subasta por los derechos audiovisuales de la Supercopa, aunque en su caso aseguran que no han cambiado de opinión, sino que es algo que tenían decidido de antemano, resulta que la RFEF no tiene dónde transmitir su flamante torneo. Sobra decir que Mediapro no tiene la mínima intención y, después del hipócrita posicionamiento de TVE, a ver qué otra cadena, si es que queda alguna, se anima a dar el paso. Eso sí, barato le saldría al no tener competencia, otra genialidad de Rubiales. Aunque, claro, como no lleva "la Supercopa de la igualdad" a Arabia por dinero, sino por valores...

Con una Supercopa de España que ni se jugará ni se verá en España, además del comentado posicionamiento de la televisión pública española que invita a denigrarlo, es lógico pensar que a los saudíes no les interese albergar este torneo, por lo que podrían echarse atrás y, en lugar de pagar 120 millones por los tres años que tienen firmados, reclamarle a Rubiales 240. Es decir, el doble, tal y como está estipulado en caso de incumplimiento de contrato. Se supone que en la RFEF tendrán esto bien atado, aunque cuando a la incapacidad se le unen la avaricia y los deseos por nacionalizar el fútbol español, vayan ustedes a saber. "Hay decisiones del ente público televisivo que pueden cambiar y creo que esta es revocable", señaló este mismo domingo un desesperado Rubiales, quien a buen seguro ya habrá telefoneado a su amigo Pedro...

La "opinión personal" de Ana Muñoz...

"Rubiales llevándose la Supercopa de España a Arabia Saudí por la pasta para que ahora ni RTVE ni Mediaset ni Atresmedia vayan a retransmitirla por ser un país que va en contra de los derechos humanos, sobre todo los de las mujeres". Este mensaje de una supuesta jugadora internacional, pues las auténticas no se atreverían a hacer público lo que piensan, a buen seguro que no gustaría al presidente de la RFEF, quien ha utilizado a las futbolistas como floreros, consciente de su debilidad, aunque ellas sí han ido a una huelga por la ausencia de un convenio colectivo que si alguien ha dinamitado ha sido precisamente el anteriormente presidente del sindicato AFE. Qué paradoja. Qué vergüenza.

Aunque menos gracia tuvo que hacerle aún a 'Rubi' que Ana Muñoz, su vicepresidenta para Asuntos de Integridad, rechazara ofrecer su "opinión personal" sobre este polémico asunto. La ex directora general del CSD dijo que se expresaría "ante la Junta Directiva la próxima semana", para acabar con un revelador "podéis leer entre líneas lo que queráis". Cabe recordar que, como informamos en El Confidencial, Aña Muñoz fue la única directiva de la RFEF que votó a favor de aceptar la dimisión al ex vicepresidente Andreu Subies, detenido por la Guardia Civil. Otra exhibición de lo que entienden por integridad en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. En fin.

Los representantes de Valencia, Atlético de Madrid, Real Madrid y Barcelona, tras el sorteo de la Supercopa. (EFE)
Los representantes de Valencia, Atlético de Madrid, Real Madrid y Barcelona, tras el sorteo de la Supercopa. (EFE)

Que Rubiales crea que "la Supercopa estaba abocada a la muerte y en el mes de agosto no se podía disputar", es algo que podría debatirse. Pero lo que es una tomadura de pelo es que diga que "el dinero no es para construir un chalé, sino que va para el fútbol femenino y los clubes de Segunda B y Tercera". De los 40 millones por año, más de la mitad irá a parar a los cuatro clubes participantes. Eso sí, en otra demostración de que Rubiales de Arabia está al servicio de Real Madrid y Barcelona, precisamente los dos clubes que están en contra de Tebas, es que estos cobrarán más dinero (6,8 millones de euros cada uno) que el Atlético de Madrid (4) y el Valencia (2,5), pese a que este último fue el campeón de Copa, mientras que el Real Madrid disputará esta nueva competición como tercer clasificado de LaLiga. De risa.

Eso sí, lo que no tiene ninguna gracia es que al presidente de la RFEF se le permita decir, sin que nadie le llame al orden, que "a Arabia van a ir mujeres europeas y no va a haber ningún tipo de normas. Pueden acudir con plena libertad, sentarse donde quieran", para acabar con un comentario que a mí personalmente me parece para exigir su dimisión: "El Mundial del 82 se lo dieron a España en el 64, cuando las mujeres tenían que pedir permiso para abrir una cuenta y el fútbol vino y ayudó a abrir fronteras". Esta comparación es una vergonzosa exhibición de incultura. Y es que, como dijo Jesús Quintero, El loco de la colina, "los analfabetos de hoy son los peores porque saben leer y escribir, pero no ejercen".

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios