Rosa María Mateo y su doble vara de medir: ¿por qué la Supercopa no y el Dakar sí?

RTVE ve "razones humanitarias" para no pujar por la transmisión de la Supercopa, pero sí del Dakar. Es una incoherencia, pero quizá la razón sea que Castera no vende las burras de Rubiales...

Foto: Rosa María Mateo, administradora única de RTVE. (EFE)
Rosa María Mateo, administradora única de RTVE. (EFE)

Lo escribí hace unos días, pero como vivimos tiempos en que las vergüenzas, como las palabras, se las lleva el viento y la coherencia no se estila, creo que no está de más reincidir en ello. Como recordarán, Radio Televisión Española (RTVE) ha descartado pujar 'por razones humanitarias' por los derechos de la Supercopa de España que se disputará en Arabia Saudí. El ente público anunció que no aspirará a emitir esa competición a celebrar a principios de enero en Yeda, con cuatro clubes en liza: FC Barcelona, Valencia, Atlético de Madrid y Real Madrid.

"Razones humanitarias hacen que para RTVE resulte incompatible la participación en ese evento deportivo con los principios constitucionales y con su compromiso reiterado con la promoción del deporte femenino", expuso la corporación que lidera Rosa María Mateo, la administradora provisional única de la radiotelevisión pública, si bien su mandato tiene más de único que de provisional. En ausencia de un consejo de administración que valide sus decisiones, la periodista acapara todo el poder, por lo que es a ella a quien debe señalarse después de que este jueves se confirmara que RTVE transmitirá en exclusiva el Dakar 2020, el rally que por primera vez se correrá el año próximo precisamente en Arabia Saudí.

¿Cuáles son las 'razones humanitarias' que llevan a decir no a Arabia Saudí y sí a Qatar o a los Emiratos Árabes Unidos, donde se han disputado el reciente Mundial de Atletismo y el último Mundial de Clubes de la FIFA, respectivamente, y que sí transmitió RTVE, igualmente bajo el mandato de la mencionada Mateo? Y, es más, ¿qué diferencia hay para Rosa María entre 'razones humanitarias' que llevan a no pujar por la Supercopa de España y tener los derechos del Dakar, que Teledeporte ofrecerá en directo del 5 al 17 de enero?

Quizá la explicación pueda estar en que, a diferencia de Luis Rubiales, quien ha intentado vender la Supercopa de España en Arabia prácticamente como una causa solidaria, el director de esta emblemática carrera, David Castera, va de frente y asegura que han recibido garantías del Gobierno de Riad de que se respetarán los derechos humanos y, lo más importante, que vigilarán que se cumplan. "Hemos tenido muchas garantías del país. Las mujeres tendrán su espacio, se podrá circular de forma libre. Durante los reconocimientos del terreno, hemos ido sin escolta, nos hemos movido con libertad, sin problema. El Dakar no habría ido si no se hubieran dado esas condiciones", aseguró Castera durante la presentación del recorrido.

David Castera, director del Dakar.
David Castera, director del Dakar.

Las diferencias de Castera con Rubiales

A diferencia del presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Castera no tiene ningún reparo en decir que el Dakar no aprueba la legislación saudí, por más que asegure que el país ha iniciado una apertura y que el 'rally' puede contribuir a apuntalarla. "El Dakar no puede cambiar por sí solo todos los problemas de Arabia Saudí. En ese país, se organizan muchas cosas, hay centenares de empresas de todos los países que negocian allí. Todo el mundo comercia con ellos", explica el director del rally, que accedió al cargo tras la edición del año pasado.

"Es fácil decir que no hay que ir allí, pero me pregunto si esa es la solución", reflexiona David sin hacer demagogia. "El Dakar es una prueba deportiva que llega en un momento en el que Arabia Saudí se abre. Si podemos contribuir a esa apertura, mejor, pero no somos más que una prueba deportiva". Castera indica que el contrato con el Gobierno de Riad abarca las cinco próximas ediciones, si bien no descartan romper ese contrato si consideran que no se cumplen las garantías recibidas en materia de cumplimiento de los derechos humanos. "Ahora mismo, tenemos esas garantías. Pero vamos a estar muy atentos a todo lo que pueda pasar y a la dirección que toma el país", avisa Castera, algo que en ningún momento ha hecho el 'transparente' Rubiales de Arabia.

Este jueves el presidente de la RFEF volvió a intentar tomarnos a todos por tontos al decir que "si RTVE no quiere pagar para emitir la Supercopa, cuando ese dinero va para el fútbol modesto y el fútbol femenino, pues seguro que alguna otra televisión querrá hacerlo". "Y si no la hay, nos inventaremos una televisión y cobraremos algo muy barato para que todo el mundo pueda verla", añadió, para volver a quedar como el Rey Desnudo, la famosa fábula de Hans Christian Andersen.

Por cierto, a diferencia de lo que ha sucedido con los clubes de fútbol que van a participar en la Supercopa y sus respectivos jugadores, el director del Dakar confiesa que muchos participantes han mostrado su inquietud por la situación de un país cuya legislación no equipara a hombres y mujeres y que no respeta los derechos de los homosexuales, entre otras cosas. Y es que a la hipocresía de Rubiales y de Rosa María Mateo hay que sumar la de los dirigentes de los cuatro clubes e, incluso, de sus futbolistas. Ninguno de ellos ha dicho esta boca es mía en un asunto en el que RTVE no puede tener una doble vara de medir, aunque quién sabe si ello le servirá finalmente para acabar pujando por la Supercopa. Como decía al principio, vivimos tiempos en los que nos falta de todo menos vergüenza...

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios