El sobrevalorado David Luiz, el paquete bomba que Emery dejó a Arteta en el Arsenal

Su cara al tener que salir contra el City solo fue el preludio de su lamentable actuación. Con 33 años y cinco traspasos de más de cien millones de euros, el brasileño es la peor herencia

Foto: David Luiz, tras hacer un penalti y ser expulsado en el Manchester City-Arsenal. (Reuters)
David Luiz, tras hacer un penalti y ser expulsado en el Manchester City-Arsenal. (Reuters)

Sucedió antes de la primera media hora del partido que el miércoles pasado enfrentó al Manchester City y el Arsenal (3-0) en el Etihad Stadium. Tras llegar en el mercado de invierno y debutar el 7 de marzo contra el West Ham, el español Pablo Marí jugaba su segundo partido en la Premier con los gunners. A los 23 minutos, el central valenciano sufrió una lesión de tobillo y tuvo que pedir el cambio, de ahí que Mikel Arteta se viera obligado a sacar a David Luiz (Diadema, Brasil, 1987). Tal y como reflejaron las cámaras, la desgana que el brasileño mostró cuando fue reclamado para entrar al campo se confirmó con su desastrosa actuación.

Como señalaron unánimemente las crónicas, David Luiz dio un recital, aunque en contra de los intereses de su equipo. En el minuto 46, cuando el Arsenal ya daba por bueno irse al descanso con 0-0, el ex del Chelsea se tragó un balón que Sterling aprovechó para marcar el 1-0. Claro que lo peor aún estaba por llegar. A los cuatro minutos de la reanudación, el brasileño remató la faena al cometer un clamoroso penalti sobre Mahrez que, además, le costó la tarjeta roja. Esta acción desnudó las vergüenzas del defensor indefendible y sirvió a los citizens para poner el 2-0 y condenar a los gunners a una inapelable derrota. "No fue culpa del equipo, fue mi culpa", reconoció el central en los micrófonos de Sky Sports, aunque tampoco hacía falta.

[Raül Sanllehí, el catalán que mueve los hilos del Arsenal]

Este partido era el regreso de Mikel Arteta al Etihad, donde hasta diciembre del año pasado formó parte del staff técnico de Pep Guardiola. El donostiarra solo ha sumado 4 triunfos en los 12 encuentros que ha dirigido al Arsenal en la Premier, con 5 empates y 3 derrotas, dos de estas consecutivas y tras el regreso de la competición. En total, suma 17 partidos, con 7 victorias, 6 empates y 4 derrotas, y cada vez resulta más evidente que de cara a la próxima temporada necesitará regenerar su plantilla, aunque otra cosa será el dinero del que disponga para ello.

Como no podía ser de otra forma, al menos públicamente, Arteta declaró que "mi opinión sobre David no ha cambiado y no olvido lo que ha hecho por el equipo y por mí. Ha hablado con el vestuario, es un tipo muy honesto y claro". Sin embargo, más allá de su mal partido ante el Manchester City y su ausencia por sanción este sábado en la visita al Brighton (2-1), la pésima actitud de David Luiz la confirman quienes han tenido la oportunidad de entrenar al internacional brasileño, sin duda unos de los futbolistas más sobrevalorados de la última década, pues sus cinco traspasos han movido más de cien millones de euros. En 2007, el Benfica pagó por él 500.000 euros al EC Vitória y cuatro años después lo vendió por 14 millones al Chelsea. En la temporada 2014-15 el Paris Saint-Germain se gastó casi 50 por el brasileño, quien dos años después volvió a Stanford Bridge por 35. En agosto del año pasado, el Arsenal le fichó por 8,7 y le hizo un contrato por una temporada.

David Luiz ve la tarjeta roja que le muestra Anthony Taylor, árbitro del Manchester City-Arsenal. (REUTERS)
David Luiz ve la tarjeta roja que le muestra Anthony Taylor, árbitro del Manchester City-Arsenal. (REUTERS)

La opción de Gary Cahill

Lo cierto es que el fichaje de David Luiz fue, junto a la imposibilidad de quitarse de encima a Mestu Özil, uno de los errores que le acabaron costando muy caro a Emery, sustituto de Arsène Wenger, con todo lo que ello suponía después de los 22 años del técnico francés en el banquillo del Arsenal. Unai había coincidido con el brasileño en el PSG en la temporada 2016-17, aunque brevemente, pues al cierre del mercado de verano fue 'empaquetado' de vuelta al Chelsea. En el club londinense había voces autorizadas que aconsejaban fichar al inglés Gary Cahill, otro veterano central del Chelsea, aunque en su caso libre. Sin embargo, la insistencia de Emery y, probablemente, la complicidad del también brasileño Edu, llegado un mes antes a la dirección deportiva, llevaron a Raül Sanllehí a cerrar el fichaje de David Luiz.

Ahora, a sus 33 años, el central no ve nada claro su futuro. "Tomé la decisión de jugar. Debí tomar otra decisión los últimos dos meses, pero no lo hice", reconoció Luiz tras su pésima actuación ante el Manchester City. "Fue todo sobre mi contrato, si me quedaba o no. Tengo dos semanas para seguir aquí y eso es todo", añadió. Por cierto, si el fichaje del ex de Benfica, Chelsea y PSG fue un evidente error del Arsenal, un auténtico paquete bomba, mención a parte merece la cesión con opción de compra del mencionado Pablo Marí, sin el nivel que un equipo puntero de la Premier requiere y al que rodearon algunos extraños movimientos.

Por no hablar del lateral portugués Cedric Soares, quien llegó al equipo londinense en el mercado de invierno cedido desde el Southampton y se marchará sin haber ni siquiera debutado. Primero una lesión de rodilla y ahora unos problemas en la nariz le han llevado a no jugar ni siquiera en los últimos amistosos previos al regreso de la Premier, ante Charlton y Brentford. Es aquí, en la gestión del club, más que en la dirección técnica del equipo, donde hay que buscar las miserias que a los 'gooners' —como se les llama a los aficionados del equipo londinense— deberían preocupar.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios