La grave acusación de Sandoval retrata el juego de tronos del fútbol español

El entrenador del Fuenlabrada no dudó en denunciar que el penalti que dejó a su equipo sin playoff se pitó "desde Madrid", en otro capítulo más de la guerra de Rubiales contra Tebas

Foto: José Ramón Sandoval, entrenador del Fuenlabrada, abandona el hotel Finisterre de La Coruña, tras haber recibido el alta médica (Efe).
José Ramón Sandoval, entrenador del Fuenlabrada, abandona el hotel Finisterre de La Coruña, tras haber recibido el alta médica (Efe).

"He visto bien la jugada en la televisión y no es penalti. Se lo han dicho al árbitro desde Madrid y el hombre lo ha pitado". Así, con una naturalidad que deja claro que en muchas cosas el fútbol español sigue en su vieja anormalidad, denunció José Ramón Sandoval la jugada que en el minuto 95 del Deportivo-Fuenlabrada dejó al equipo madrileño fuera del playoff por el ascenso a Primera División. Una gravísima acusación a la que, sin embargo, nadie respondió y tampoco ha sido motivo de sanción.

Sabido es que el videoarbitraje ha sido un auténtico desastre, especialmente desde la reanudación de los campeonatos, y que más que ayudar a los árbitros, el VAR les está condenando a ser unos títeres de Velasco Carballo, el presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA) y pelota número de Luis Rubiales, como en su día lo fue de Ángel María Villar. Nada nuevo. Es la gran paradoja del fútbol profesional en el que se juegan tantos millones y un estamento tan decisivo como es el arbitral se controla desde la Federación Española de Fútbol (RFEF) y no desde LaLiga. ¿Recuerdan la famosa llamada de Florentino Pérez a Rubiales? Pues eso...

Lo del VAR lo explicó perfectamente ese polemista nato que es Mourinho: "El que está en el campo no es el árbitro. El árbitro está escondido en alguna oficina. El del campo no toma las decisiones. El árbitro que no es bueno en el campo tampoco es bueno en la oficina. Las decisiones sobre penaltis, manos y faltas no las toma el árbitro. El árbitro debe tomar las decisiones en el campo y los que estén en la oficina solo deben apoyarle y ayudarle. Temo que el fútbol va en una dirección equivocada".

Según la tesis del entrenador portugués, la denuncia de Sandoval no solo tiene toda su lógica, sino que detrás de ese "se lo han dicho al árbitro desde Madrid" se esconde una mano negra que, al dejar al Fuenlabrada sin playoff no solo castigó a los madrileños, sino que ahorró muchos problemas al Comité de Competición, el cual, al igual que los árbitros, tampoco depende de LaLiga, sino de la RFEF.

Las manos de Roures... e Iglesias

Así, del mismo modo que hay quien detrás de la apología de Jorge Valdano a Javier Tebas en 'El País' ve la mano del empresario audiovisual Jaume Roures, además de las millonarias campañas de publicidad de LaLiga en algunos medios, hay quien intuye la de Rubiales detrás de la petición de inhabilitación de Tebas por parte de los descendidos Deportivo y Numancia. Parece que el apoyo de la presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD), Irene Lozano, y la 'amistad' con el mismísimo presidente del Gobierno no es suficiente, quizás, porque, como también se comenta entre bambalinas, el vicepresidente segundo está haciendo contrapeso. Ya saben, la siniestra conexión Iglesias-Roures-Tebas...

Sí, en vista de que se marchan de LaLiga, Deportivo y Numancia exigen al CSD la apertura de un expediente disciplinario al presidente de LaLiga "por las reincidentes infracciones muy graves cometidas". Entre estas se encuentran responsabilidad por el desplazamiento del CF Fuenlabrada a A Coruña; abuso de autoridad por no suspensión de toda la jornada 42 de LaLiga Smartbank y decidir la celebración aislada del Deportivo-Fuenlabrada fuera del horario unificado fijado para la competición; e incumplimiento de la normativa en materia de conflictos de interés por su relación con el Fuenlabrada, en referencia a su hijo.

La presidenta del Consejo Superior de Deportes (AFE), Irene Lozano, y los presidentes de LaLiga, Javier Tebas, y de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, tras la firma de un acuerdo para crear un código de buena conducta del fútbol. (EFE)
La presidenta del Consejo Superior de Deportes (AFE), Irene Lozano, y los presidentes de LaLiga, Javier Tebas, y de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, tras la firma de un acuerdo para crear un código de buena conducta del fútbol. (EFE)

Además, y por si fuera poco, ambos clubes acusan a Tebas de incumplimiento del protocolo Covid-19 y de uno de los requisitos para ser presidente de LaLiga por su relación directa e indirecta con el Fuenlabrada; incumplimiento unilateral de los acuerdos con el CSD; actuación negligente en la concesión al Elche de un puesto de playoff y todas las consecuencias posteriores; y, he aquí lo que explica todo, "abuso de autoridad al manifestarse públicamente contra una liga de 24", es decir, justo lo que coruñeses y sorianos quieren para no descender.

Deportivo y Numancia, contra Tebas

Efectivamente, esto es en realidad lo único que a Deportivo y Numancia les importa y lo que, según algunas fuentes, les habría prometido Rubiales a cambio de intentar derrocar a Tebas. Y es que estos dos clubes han solicitado la suspensión inmediata de forma cautelar y provisional del presidente de patronal en el ejercicio de sus funciones, al estar, según ellos, "ocasionando unos graves daños y perjuicios a LaLiga y a los clubes que la conforman. Estos daños y perjuicios que se incrementan día a día son de difícil reparación y están teniendo muy efectos negativos en la industria del fútbol tanto a nivel nacional como internacional".

Sin embargo, y con la excepción siempre de los dos grandes, Real Madrid y Barcelona, además del Athletic, afines a Rubiales como en su día lo fueron a Villar, la mayoría de clubes que componen LaLiga respaldan la gestión de Tebas. Sirva como ejemplo el testimonio del presidente del Getafe, Ángel Torres, al diario Marca: "Me parece ridículo. No tienen ningún sentido. Pero, bueno, en España estamos acostumbrados a estas cosas. Lo que hay que hacer es dejarnos de gilipolleces. Que demasiado bien ha salido. No sé yo quién tiene la culpa del final de Segunda.¡Qué poca memoria tiene el fútbol con Tebas! Hace siete años estaban casi todos en concurso. El trato que se le está dando es horrible. Cuando de verdad se vaya, será cuando todos le echemos en falta".

En definitiva, otro capítulo más de este absurdo juego de tronos en el que se ha convertido el fútbol español desde que Rubiales de Arabia llegó a la presidencia de la RFEF y cameló a Pedro Sánchez para unirse a su lucha y "pararle los pies" a Tebas, a quien ahora pretende derrocar con la ayuda de los clubes descendidos y de paso seguir captando votos para su reelección a la presidencia de la RFEF a base de más y más ascensos para contentar a todos y acabar cargándose el fútbol español por sobrepeso.

A mi bola