Hasta Julen Lopetegui levanta la voz por el maltrato a su Sevilla: "Solo pasa en España"

El equipo andaluz, elogiado por su gran partido ante el Bayern en la Supercopa de Europa, sufre otro daño colateral de la guerra del presidente de la RFEF contra el fútbol profesional

Foto: Julen Lopetegui habla con sus jugadores en el Puskas Arena de Budapest. (REUTERS)
Julen Lopetegui habla con sus jugadores en el Puskas Arena de Budapest. (REUTERS)

Pocos entrenadores de fútbol son tan comedidos en sus declaraciones como Julen Lopetegui. De hecho, el invicto ex seleccionador español es famoso entre la prensa deportiva por lo difícil que es sacarle un titular dado lo cauto que es en sus análisis, ya sea de los equipos que entrena, a los que siempre protege y nunca cuestiona públicamente, o de sus rivales, a los que nunca hace de menos y siempre respeta al máximo. Sin embargo, y después de todo lo que ha pasado estos dos últimos años y lo que día tras días está pasando en el fútbol español desde la irrupción de un dirigente cuya toxicidad él sufrió en sus propias carnes, es normal que tras la final de la Supercopa de Europa el técnico del Sevilla FC no pudiera morderse la lengua.

"Esto no pasa en ninguna parte del mundo, solo en España", comentó Julen en referencia al hecho de que la Federación Española de Fútbol (RFEF) haya impedido que el partido del Sevilla FC contra el Cádiz pueda jugarse el lunes, tal y como había previsto LaLiga. Eso sí, desde la institución que preside su 'verdugo' Luis Rubiales bien que se subieron al carro tras ver cómo su equipo plantaba cara al Bayern de Múnich. "El fútbol español está orgulloso de vuestro trabajo y sacrificio, @SevillaFC ¡Gracias por la entrega y la pasión con la que disputáis cada balón! ¡Os quedan muchas noches históricas por vivir!", pudo leerse en la cuenta de Twitter de la RFEF.

Sí, aunque el citado mensaje rezuma la propaganda de estos tiempos en los que nunca fue más cierto aquello de 'dime de qué presumes y te diré de qué careces', el conjunto sevillano cayó de pie y con todo el honor ante el todopoderoso equipo alemán, que solo fue capaz de derrotarle en una prórroga a la que llegó tras no acertar En-Nesyri en su mano a mano con Neuer en el minuto 87. "La hemos tenido en el momento que había que tenerla y, aunque ahora estamos tristes, hay que levantar la cabeza porque en menos de 72 horas jugamos otro partido", comentó Julen Lopetegui, para, tras hacer un impasse, añadir un significativo "de forma increíble".

Julen Lopetegui, entre Luis Rubiales y Fernando Hierro, tras su renovación hasta 2020, aunque fue destituido en 2018. (EFE)
Julen Lopetegui, entre Luis Rubiales y Fernando Hierro, tras su renovación hasta 2020, aunque fue destituido en 2018. (EFE)

Los espurios motivos de Rubiales

"Creo que merecíamos que hubiera una excepción", se quejó el entrenador del Sevilla FC sin disimular su enfado, pero manteniéndose al margen de la guerra entablada por Rubiales contra LaLiga. Es decir, no solo contra Javier Tebas, que también y principalmente, sino contra los 42 clubes que forman el futbol profesional, a quienes perjudica económica y ahora también deportivamente no jugar los lunes y los viernes. En realidad, como recordó el juez en el auto de una causa en la que el Consejo Superior de Deportes (CSD) ni está ni se le espera, el presidente de la RFEF nunca ha querido acabar con los partidos de los viernes, como demuestra el hecho de que existiera una negociación en la que pidió más de 30 millones de euros para permitirlos. ¿Los de los lunes? Pues es de suponer que otro tanto.

"Cualquier equipo lo habría entendido, pero, bueno, nos prepararemos. Nadie lo entiende, pero es lo que hay", sentenció el entrenador guipuzcoano del Sevilla FC. Tras jugar el jueves la mencionada Supercopa de Europa en el Puskas Arena de Budapest, el equipo andaluz regresó el viernes a Sevilla y este sábado tendrá que viajar ya a Cádiz para cumplir el protocolo de LaLiga por el Covid-19, donde finalmente juega el domingo a las 18:30 horas en lugar del lunes a las 21:00 horas. Como es sabido, sin público, de ahí que el sinsentido de no autorizarlo sea aún mayor. ¿Habría hecho lo mismo Rubiales de Arabia —ya saben, "hemos podido comer, viajar por todo el país... sin ningún problema"— en caso de ser Real Madrid o FC Barcelona quienes hubieran estado en la situación del Sevilla? No hace falta que respondan...

A la lógica indignación del sevillismo se sumó un Lopetegui que bastante ha tenido que aguantar como para seguir callado: "Nadie entiende que no se haya hecho una excepción en nuestro caso. Somos el representante de España en la Supercopa de Europa, el Cádiz estaba dispuesto a jugar ese día... No lo entendemos", insistió un Julen a quien su buen papel al frente del Sevilla FC está sirviendo para reivindicarse después de ser maltratado por Rubiales, posiblemente por no votarle en las elecciones a la presidencia de la RFEF en las que tampoco apoyó a su paisano Juan Luis Larrea, sino que se abstuvo, y posteriormente por Florentino Pérez cuando caprichosamente le fichó para entrenar al Real Madrid y luego no tuvo ni el valor de despedirle cuando a los cuatro meses ordenó echarle.

"Aparte de las peleas que haya por fuera, en las que yo no me meto, las cosas del fútbol español son inexplicables", llegó a comentar Lopetegui en todo un exceso para lo que él acostumbra. Sí, el Bayern de Múnich también juega su partido de la Bundesliga este domingo, concretamente en el campo del Hoffenheim, pero los alemanes no son precisamente sospechosos de perjudicar a sus clubes, sino todo lo contrario. Lo comentó el español Fernando Carro, CEO del Bayer Leverkusen, en una charla que mantuvo con periodistas en la Agencia EFE: "Lo que sucede en España entre la Federación y LaLiga es impensable en Alemania". Claro, es que allí no tienen a un Rubiales que quiere dinamitar el fútbol profesional ni un Gobierno que quiere nacionalizar el deporte... con el dinero de LaLiga.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios