Florentino confirma "una conversación de barra de bar" para dinamitar LaLiga
  1. Deportes
  2. A mi bola
Kike Marín

A mi bola

Por

Florentino confirma "una conversación de barra de bar" para dinamitar LaLiga

Se sabía, pero, como tantas cosas que pasan en el Madrid, no por boca de su presidente, sino de filtraciones. Aunque no la nombró, Pérez apuesta por la Superliga europea y Tebas le respondió

placeholder Foto: Florentino Pérez, durante una imagen de archivo en un acto del Real Madrid. (EFE)
Florentino Pérez, durante una imagen de archivo en un acto del Real Madrid. (EFE)

Como no podía ser de otra forma después de ver —y denunciar— cómo fueron elegidos sus 2.200 miembros, la Asamblea Ordinaria y Extraordinaria de Socios Representantes del Real Madrid que se celebró este domingo volvió a parecerles a muchos madridistas una farsa. Por primera vez fue telemática, aunque el paseo del plenipotenciario presidente fue el de siempre. Sin oposición alguna es imposible debate y sin debate solo cabe la imposición. Ese perverso 'o con Florentino Pérez, o contra el Real Madrid', de manera que todo lo que se diga o escriba en un tono crítico es automáticamente descalificado.

Aunque son varios los puntos que a muchos madridistas no 'florentinistas' les hubiera gustado aclarar, hay uno que daña especialmente la imagen del Real Madrid como el gran club que siempre ha sido. Su famoso señorío, del que cada vez queda menos. Así, en la parte final del discurso de apertura de la Asamblea, Florentino hizo una clara defensa a la idea de una nueva competición, la Superliga europea, para acercarse al modelo de la NBA e incrementar los ingresos de los principales clubes, entendiendo por 'principales' los más ricos. Tanto tienes, tanto vales.

Foto: Florentino Pérez, aclamado durante una Asamblea General del Real Madrid. (EFE) Opinión

"Ya nada volverá a ser igual. La pandemia lo ha cambiado todo. Nos ha hecho a todos más vulnerables y también al fútbol", dijo el presidente del Real Madrid, como si la idea de la Superliga europea no fuera anterior al Covid-19... Es lo que tiene ingeniárselas para formar una asamblea de socios, más que compromisarios, comprometidos, pero no con el Real Madrid, sino con un presidente que, sin oposición alguna, hace de su capa un sayo.

Resulta que, según Florentino, "el fútbol necesita fórmulas que lo hagan más competitivo y emocionante", lo que traducido al lenguaje de los aficionados que de verdad les gusta el fútbol significa únicamente generar más ingresos para poder tener más gastos. Ya saben, fichajes galácticos, obras faraónicas, cada vez más palcos vips, ridículas gradas fans, megatiendas, museos itinerantes, millones de clientes, que no necesariamente aficionados al fútbol ni por supuesto madridistas...

"El Real Madrid ha participado de todas las innovaciones y ha protegido estas innovaciones en nuestro deporte", añadió el máximo dirigente blanco, cometiendo así un pequeño dislate, pues, aunque, efectivamente, sea Club de Fútbol, el Real Madrid también tiene equipo de baloncesto y curiosamente en esta ocasión la Asamblea se celebró en una cancha de baloncesto de Valdebebas. "Nuestro club fue el único fundador de la FIFA en 1904 junto a siete federaciones y en 1955 L'Equipe y el Madrid impulsaron la creación de la Copa de Europa, un momento revolucionario que cambió la historia del fútbol", presumió Pérez.

De este modo, y aunque según los presentes no se atrevió a nombrarla, Florentino hizo un alegato en favor de la Superliga europea, para llevarse así a su Real Madrid a jugar con los clubes más ricos del viejo continente y dejar de lado a la mayoría de clubes españoles. Algo que, de hacerlo el FC Barcelona o el Athletic Club, por poner solo dos ejemplos, no duden que desde la caverna mediática se calificaría de insolidarios e incluso antipatriotas.

placeholder Josep María Bartomeu, ex presidente del FC Barcelona, y Javier Tebas, presidente de LaLiga, en una gala de la patronal del fútbol español. (EFE)
Josep María Bartomeu, ex presidente del FC Barcelona, y Javier Tebas, presidente de LaLiga, en una gala de la patronal del fútbol español. (EFE)

Bartomeu, a los pechos de Florentino

Sí, es verdad que el Barça está, o al menos lo estaba, por la labor de la Superliga europea. Pero, ya lo dijo el presidente de LaLiga, quien quizás hable más de la cuenta, pero generalmente lo que dice es porque le consta: "Bartomeu estaba dirigido por Florentino", aseguró Javier Tebas, cuando el dimitido expresidente del Barça quiso morir matando y anunció sin venir a cuento que su junta directiva ya había aprobado la entrada del club catalán en la mencionada competición.

Claro que después de buscar la complicidad del presidente de la FIFA y decir que "el fútbol tiene que hacer frente a este nuevo tiempo y ahí estará el Madrid buscando, como dice Infantino, la defensa de los aficionados", llegó el momento más cómico. Cuando Florentino dijo que "los propios aficionados se encuentran con una saturación del calendario que lo hace todo muy difícil, incluso identificar la competición que se está jugando" y que "hay jugadores que se lesionan por esta saturación".

¿Lo dice, por ejemplo, por la nueva Supercopa de España de su amigo Rubiales en cuyo estreno el Real Madrid jugó sin haber ganado ni LaLiga ni la Copa? ¿O se refiere a las millonarias pretemporadas en países como Australia, Estados Unidos o China, según el momento u otros intereses colaterales? "La reforma del fútbol no puede esperar y hay que afrontarla", añadió Pérez como si fuera un revolucionario. "Tenemos la responsabilidad de luchar por este cambio. Las nuevas generaciones consumen más contenidos. Deben mejorar la competitividad y la calidad". ¿Y no será que precisamente proyectos tan artificiales y megalómanos como el suyo son los que están echando a los aficionados del fútbol y a algunos también del Real Madrid?

Al igual que ha sucedido con la Liga ACB de baloncesto tras la irrupción de la Euroliga, a buen seguro el ejemplo que Florentino tendrá en la cabeza, esta es precisamente la causa de la presunta saturación y confusión que él denuncia. Una competición europea entre 16 o 18 clubes, con una liguilla entre todos a ida y vuelta, es decir, 34 jornadas, y un play-off final entre los ocho mejores en una sede única para decidir el campeón de Europa no solo no es mejor fórmula que la actual Champions League, sino que acabaría con ella y también con la Liga Europa.

Foto: El expresidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, durante una rueda de prensa. (EFE) Opinión

Sin embargo, lo más grave de todo es que afectaría gravemente a LaLiga, es decir, a 18 o 17 clubes españoles, en función de si el Atlético de Madrid es invitado a participar, pues es de sentido común que si Madrid y Barcelona juegan 32 partidos de la Superliga europea, no tendrían tiempo para jugar LaLiga. Sabido es lo poco o nada que le importa a Florentino el fútbol español, como demuestra el hecho de que se opusiera a la venta centralizada de los derechos de televisión, y ya veremos qué postura adopta el presidente de la Federación Española de Fútbol, en una encrucijada al ser también vicepresidente de la UEFA.

La vieja idea de 'Súper Pérez' y otros magnates que se han hecho famosos gracias al fútbol ya fue calificada en su momento por Javier Tebas como "conversación de barra de bar a las cinco de la mañana" y una vez que el propio Florentino ha confirmado su apoyo a una competición europea que dinamita la española, el presidente de LaLiga volvió a responderle este domingo en sus redes sociales. Le dijo que está muy despistado y, de paso, le invitó a ver los partidos con el sonido de Real Madrid Televisión, tras sus quejas porque, según él, los comentaristas de otras cadenas "no son muy favorables al Real Madrid". Y lo diría en serio...

Por cierto, tan solo unas semanas después de meditar la destitución de Zidane y filtrarlo como acostumbra, el presidente del Real Madrid no tuvo ningún reparo en decir a sus asambleístas que "nos sentimos orgullosos de los jugadores y al frente de ellos, Zinedine Zidane, que ya suma once títulos y es un símbolo como entrenador y como jugador". En fin, las cosas que pasan en las llamadas repúblicas democráticas, en las que si algo no hay es precisamente democracia.

Florentino Pérez LaLiga Pandemia Javier Tebas FIFA