Un fichaje sin sueldo: lo que no se ha contado del regreso de Casillas al Madrid

Iker regresa como adjunto al director general de la Fundación, cargo en el que, en teoría, no puede cobrar, aunque al mismo tiempo sigue siendo embajador de LaLiga, quien sí le paga

Foto: Iker Casillas tiene su mano a Florentino Pérez el día de su marcha del Real Madrid. (EFE)
Iker Casillas tiene su mano a Florentino Pérez el día de su marcha del Real Madrid. (EFE)

"Si una historia es demasiado emocional o dramática, es probable que no sea real. La verdad suele ser aburrida", afirmó la periodista ucraniana Olga Yurkova, activista contra las noticias falsas —aunque si es noticia nunca puede ser falsa— y cofundadora del sitio StopFake, quien añadió que "la gente ya no sabe lo que es real y lo que es falso, muchos han dejado de creer. Y eso es incluso más peligroso".

Si sobre la tortuosa situación que Iker Casillas vivió en el Real Madrid se contaron muchas mentiras hasta provocar su marcha por la puerta de servicio, también ahora, tras su regreso cinco años después, pueden hacerse muchas lecturas en vista de la mínima información que se ha dado. Desde las más inocentes, ya saben, la magnificencia del 'ser superior' con una leyenda a la que se maltrató, a las más malpensadas, esas que apuntan a que el multimillonario constructor que empezó como concejal de urbanismo tiene claro aquello de mantener cerca a tus amigos, pero aún más cerca a tus enemigos.

Es evidente que Florentino Pérez nunca da puntada sin hilo y tener a Casillas de vuelta en el Real Madrid, aunque no se sepa para qué, hasta cuándo y por cuánto, es algo parecido a lo que ya hizo, por ejemplo, con Hierro, Guti o Raúl. Casos todos estos muy diferentes al de Arbeloa, a quien Figo se encargó de poner en su sitio. "Nunca volvería al Real Madrid para ser un cono", dijo el portugués. Mención aparte merece Del Bosque, un hombre con una moral y una dignidad inquebrantables, así como un madridismo tan profundo que en 2012 le llevó a rechazar nada menos que la Medalla de Oro del club.

Como tantas cosas en este Real Madrid en el que impera la incomunicación y la falta de transparencia, el regreso de Casillas se filtró hace meses, para tranquilidad del posteriormente reelegido presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), pues, por si lo habían olvidado, Iker anunció su intención de presentarse a las elecciones, si bien su proyecto murió antes incluso de nacer. De ello es encargaron en Moncloa, aunque alguno —alguna, para ser exactos— ya se ha dado cuenta del error que cometió. Y no por no atender a Casillas, quien, todo hay que decirlo, estuvo pésimamente asesorado, sino por despejar el camino al presidente del 0,15%.

La vuelta de Iker fue anunciada la semana pasada en un escueto comunicado, en el que, eso sí, se le describió como "leyenda del Real Madrid, que representa los valores de nuestro club y es el mejor portero de nuestra historia". Y, casualmente, se hizo tras el último escándalo perpetrado a cara descubierta por el VAR, pues tan solo dos días antes Florentino Pérez tuvo ocasión de hacer público "el orgullo de recibir de vuelta a casa a uno de sus grandes capitanes" en la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria de Socios Representantes.

Manolo Redondo, de pie, junto a Florentino Pérez durante una Asamblea del Real Madrid. (EFE)
Manolo Redondo, de pie, junto a Florentino Pérez durante una Asamblea del Real Madrid. (EFE)

Como al presidente del Real Madrid hay que escucharle por boca de otros, desde la propaganda 'florentinista' se apresuraron a asegurar que "la posición de adjunto al Director General de la Fundación del Real Madrid es un lugar clave a la par que cómodo tanto para el club como para el recién incorporado". Por si no lo sabían, ese director general al que Iker es adjunto no es otro que Manuel Redondo, una de las personas de máxima confianza de Pérez que, además, forma parte del Gabinete de Presidencia del club.

Las mismas fuentes añadían que "para quien bien conoce el funcionamiento del Real Madrid, este cargo suena a que es el ideal para empezar a aprender con detalle cómo funciona el Club por dentro. Además, que su nueva etapa en el Madrid sea a la sombra de quien es considerada por muchos la mano derecha del Presidente, posiciona al guardameta en un lugar privilegiado". La pregunta, claro está, es para qué.

Sin remuneración económica

Y como toda operación de propaganda que se precie, no podía faltar lo más importante, el sueldo de Casillas, aunque en ningún momento se ha asegurado cuál es. Para ello se recuerda que "los documentos públicos que la Fundación Real Madrid tiene a disposición en su sitio web dentro de la pestaña Transparencia y buen gobierno, donde se explica que los máximos responsables de la Fundación y miembros del Patronato no perciben remuneración económica, siendo su cargo absolutamente gratuito (...) lo que convertiría la vuelta de Iker Casillas al Real Madrid en el ‘fichaje más barato’ de su historia".

Para dar más fuerza a esta teoría, pues también hay voces dentro del propio club que no solo no lo confirman, sino que hablan de una importante retribución, se aprovechó el recién estrenado documental que Casillas protagoniza en Movistar +, donde Iker dice que quiere aprovechar para disfrutar más de su familia. "Si la ausencia de remuneración económica tiene que ver con este hecho es algo que se desconoce, aunque podría ser clave en su nueva posición, ya que por parte del Real Madrid no le comprometen ni fuerzan a nada, él les da el tiempo que tenga o la atención que considere y ambas partes se benefician". Raro, raro, raro...

Para reafirmar esta tesis, tampoco hubo ningún pudor en asegurar que "en mayo de 2019 el patrimonio de Casillas se valoró en 350 millones de euros. Una cantidad de dinero más que suficiente para vivir de manera desahogada y poder vivir un nuevo comienzo en el Real Madrid, cambiando los palos y el césped del Santiago Bernabéu por los pasillos y despachos en los que, desde ahora, vuelve a ser uno más de la familia". Pero, ¿acaso alguna vez dejó de pertenecer a esa familia a la que llegó con 14 años?

Iker Casillas, junto a Javier Tebas, cuando el presidente de LaLiga le hizo embajador. (EFE)
Iker Casillas, junto a Javier Tebas, cuando el presidente de LaLiga le hizo embajador. (EFE)

Y es que Iker no solo forma parte de la familia del Real Madrid, sino que también lo es de la familia de LaLiga, de la que no en vano es su primer embajador ‘Icon’. Esta figura fue creada por Javier Tebas, pues, según el presidente de la patronal del fútbol profesional español, "Casillas es el jugador nacional con más millones de seguidores en las redes sociales y esto es muy importante". Entre sus perfiles en las redes sociales Facebook, Instagram y Twitter, el ex guardameta cuenta con una comunidad de más de 45 millones de seguidores.

Al igual que ahora el Real Madrid, Tebas ya dijo que LaLiga quería hacer suyos los valores que transmite Casillas. "Representa mucho en el fútbol español y los valores que él ha llevado siempre de humildad, trabajo en equipo y ser un ejemplo para los demás son los que quiere transmitir LaLiga". Por su parte, Casillas destacó la propuesta de Tebas de "una idea diferente, brillante, y siento la responsabilidad de que mi nombre vaya ligado a una marca grande".

Ni que decir tiene que este puesto está generosamente retribuido por LaLiga, de ahí que está por ver su compatibilidad con la labor en la Fundación Real Madrid si esta la desempeña de manera altruista. Aunque para ello primero habrá que conocer cosas que no se han contado. Y es que el silencio tiene un precio y no suele ser precisamente barato.

A mi bola