Por fin una futbolista levanta la voz, aunque sea en euskera: "Todo es mentira"
  1. Deportes
  2. A mi bola
Kike Marín

A mi bola

Por

Por fin una futbolista levanta la voz, aunque sea en euskera: "Todo es mentira"

Damaris Egurrola, por la que el Athletic exigía 250.000 euros pese a terminar contrato, llevó su caso a la Audiencia Nacional y acabó en Inglaterra, señala a AFE, el conocido ya como sindicato de la patronal

Foto: Damaris Egurrola, en la final de la Women's FA Cup disputada entre Everton y Manchester City. (REUTERS)
Damaris Egurrola, en la final de la Women's FA Cup disputada entre Everton y Manchester City. (REUTERS)

A mediados del pasado mes de diciembre, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) se descolgó con un comunicado en el que 'informaba' que, "a iniciativa de AFE", la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) había adquirido "el compromiso de no judicializar" la famosa Lista de compensación que se incluye en el I Convenio Colectivo del Fútbol Femenino y que fija la cantidad que un club español —los extranjeros están excluidos— debe pagar a otro por los derechos de formación de una futbolista sub 23 que termina contrato. "Se establecen unos criterios para que las cantidades de dicha lista no resulten desproporcionadas, una vez que la Audiencia Nacional no la declaró ilegal", añadió AFE.

Normal que cualquiera que no supiera de qué va este polémico asunto pensara que el sindicato que preside el 'masterizado' David Aganzo había logrado un gran acuerdo para las futbolistas. Sobre todo cuando a continuación celebraban que "a partir de estos momentos solo se podrán exigir por parte de los clubes cantidades razonables en relación con la situación actual del fútbol femenino en Primera División". Sin embargo, basta con recordar cómo AFE y la ACFF se unieron en contra de las 17 futbolistas a las que la temporada pasada afectó la Lista de Compensación, para comprender que el compadreo del sindicato mayoritario con la patronal continua vivito y golfeando.

Foto: David Aganzo, presidente de AFE, tras una reunión en la sede de LaLiga. (EFE) Opinión

Queco Piña, uno de los cuatro directivos contrarios a Aganzo y portavoz de #AFEUnidos, no pudo decirlo más claro: "Es el mundo al revés, ya no sé si AFE es un sindicato o es la patronal. Celebran como si fuera un triunfo que continúe vigente la cláusula abusiva contra las futbolistas. No entiendo para qué está AFE. Ha dejado a las jugadoras totalmente desprotegidas, algunas incluso han cambiado de sindicato y ahora mismo las sub 23 afiliadas a AFE tienen menos y peores derechos que las que no lo están". Efectivamente, este es el panorama del que las futbolistas siguen sin enterarse.

"Aunque sea tarde para ti, estarás contenta ahora que AFE y la ACFF van a cambiar el tema de la lista de compensación, ¿no?". Esta fue la primera e ingenua pregunta que en una reciente entrevista le hicieron a Damaris Egurrola, la joven centrocampista por la que el Athletic Club pretendía cobrar 250.000 euros por su libertad pese a terminar contrato y no querer renovarlo. "Para nada, porque todo es una mentira", respondió la ahora jugadora del Everton, el equipo inglés al que se marchó por cero euros y después de estar en la mencionada Audiencia Nacional para pedir la nulidad de la Lista de compensación, la cual, por cierto, fue concedida parcialmente, tal y como puede comprobarse en la sentencia.

"Me dejas con la boca abierta", le reconoció la periodista del diario Naiz, quien evidentemente tenía una información cuanto menos distorsionada, por no decir directamente tergiversada. "Sí, te entiendo. Porque lo han vendido muy bien", respondió Damaris, para añadir que "han incluido un montón de cláusulas, excepciones y puntos, pero si la primera lista fue mala para nosotras, la actual es aún peor". Esta entrevista fue realizada y publicada en euskera, idioma que 'Dama', hija de un pelotari vasco, madre holandesa y nacida en Orlando (Estados Unidos), domina, además del español, el holandés y el inglés.

placeholder Damaris Egurrola, la tercera por la izquierda, en la puerta de la Audiencia Nacional junto a sus padres, varias futbolistas y la gerente del sindicato Futbolistas ON
Damaris Egurrola, la tercera por la izquierda, en la puerta de la Audiencia Nacional junto a sus padres, varias futbolistas y la gerente del sindicato Futbolistas ON

"No estoy criticando la cláusula en sí", dejó claro la internacional sub 20 por España y que pronto debería hacerlo con la absoluta. "Estoy a favor porque entiendo que un club que te ha entrenado durante tantos años merece una compensación. Pero hay que poner límites, límites lógicos y realistas, de lo contrario tienes jugadoras jóvenes completamente atadas, dependientes de los clubes", explicó con una madurez poco frecuente para una chica que en agosto cumplirá 22 años y no digamos ya comparado con la mayoría de los futbolistas. "Todos los trabajadores tienen derecho a decidir su futuro. Se estará de acuerdo o no, pero por lo menos respetarlo. Yo no sentí eso con todas las cosas que me dijeron. Ni yo ni mi familia ni mis amigas", sentenció.

La 'Dama' de hierro del fútbol español

Y es que 'Dama' hace honor a su nombre y lleva camino de convertirse en la dama de hierro del fútbol femenino español. Apoyada por su padre, Pablo Egurrola, más conocido como Osa II en los frontones de Florida, donde, además de profesional de la cesta punta, estuvo tres años al frente de un piquete de pelotaris. "Eso no puede ser y por eso hemos protestado tanto, hemos luchado e incluso llegamos a la Audiencia Nacional", asegura su hija, para acabar lamentando y denunciando que "hemos sido muy pocas y a menudo nos ha faltado una protección más clara de las veteranas. El apoyo público de jugadoras importantes y conocidas".

"¿Y por qué cree que no tienen ese apoyo?", le preguntaron en Naiz a 'Dama'. "Porque la mayoría están en AFE y eso le da poder a ese sindicato. Es igual que estemos a favor o en contra si le damos todo el poder a AFE. Ese es nuestro mayor problema", respondió. Y es que Egurrola no habla por hablar, sino que ella ha sido la primera que ha vivido y sufrido en primera persona esta tremenda injusticia. Mientras Athletic y Real Madrid siguen sin presentar el justificante de los 250.000 euros que dicen haber cobrado/pagado por Maite Oroz, quien se encontraba en la misma situación que Damaris, ella estuvo esperando al FC Barcelona, aunque el club catalán le dejó literalmente tirada.

A la pregunta de si en su caso puede decirse que la Lista de compensación fue la que llevó a estar fuera de la Liga Iberdrola, la futbolista del Everton no lo dudó. "Sí, mi primera opción era quedarme. Recibí un par de buenas ofertas, pero las cosas se complicaron, pasaron los meses sin aclarar nada. Llegó agosto, no tenía equipo y no había hecho pretemporada. La situación fue muy difícil y la incertidumbre me puso muy triste. No se trata solo de no jugar o entrenar. Tienes veinte años, queda muy poco tiempo para comenzar diferentes ligas y ni siquiera sabes dónde estarás en unas semanas. Más los comentarios y juicios... Momentos difíciles, sí".

Foto: La presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Irene Lozano, con la camiseta de Iniesta. (EFE) Opinión

Lo cierto es que después de todo lo que ha pasado, 'Dama' está encantada en la Premier. "No se puede comparar con la Primera División española. En cualquier sentido, no se puede comparar. Está a mil años de distancia. No es casualidad que hayan llegado los mejores jugadores del mundo. Es el fruto de años de arduo trabajo", comenta. Y, efectivamente, eso es lo que le falta al fútbol femenino español: trabajo, pero en el sentido cualitativo de la palabra y no solo el cuantitativo y de cara a la galería, sobre todo si, como pretende la secretaria de Estado para el Deporte, Irene Lozano, la próxima temporada quiere ser profesional.

En la última reunión de la comisión paritaria del Convenio Colectivo del Fútbol Femenino, el cual, por cierto, solo se desbloqueó, pudo firmarse y publicarse en el BOE en agosto gracias precisamente a que Futbolistas ON y diez jugadoras llevaron a la Audiencia Nacional la Lista de compensación, AFE y la ACFF volvieron a retratarse. Con un acuerdo pactado de antemano, es decir, al margen de los otros dos sindicatos, el citado Futbolistas ON y UGT, y en el que las futbolistas vuelven a salir claramente perjudicadas, tal y como denuncia Damaris Egurrola, la primera futbolista que por fin levanta la voz. Y es que, aunque haya tenido que hacerlo desde Inglaterra y en euskera, la dama de hierro del fútbol femenino español no puede decirlo más claro: "Todo es mentira".

Liga Iberdrola Audiencia Nacional Asociación de Futbolistas Españoles (AFE)