El zasca de Iván Campo sobre Odegaard, el cuarto del patíbulo de Zidane

El que fuera central del Real Madrid sale en defensa del noruego, a quien se pone en el disparadero sin pensar lo que pasó con sus contemporáneos Marcos Llorente, Reguilón y Mayoral

Foto: Odegaard, calentando en la banda durante el Real Madrid-Celta. (REUTERS)
Odegaard, calentando en la banda durante el Real Madrid-Celta. (REUTERS)

"No sé si te has quedado en el 28 de diciembre, pero creo que Odegaard se ha ganado el respeto y la admiración jugando en un equipo como la Real Sociedad". Así de irónica, a la vez que contundente, fue la respuesta de Iván Campo (San Sebastián, 1974) a unos comentarios en el programa 'Carrusel Deportivo' sobre el noruego. La temporada pasada Martin (22 años) deslumbró en la Real, pero, tras ser repescado por el Real Madrid, resulta que Zidane no termina de confiar en él, aunque las malas lenguas aseguran que no es una mera cuestión de confianza.

Como quiera que su talento es indiscutible y el técnico francés no es sospechoso de no apreciarlo, el trasfondo podría ser una cuita personal que Zizou arrastra de la época en la que dirigió al Castilla, donde Odegaard era, junto a Marcos Llorente, Mayoral y Reguilón, causalmente los tres fuera del Real Madrid, uno de los jugadores enfrentados al enchufado Enzo Zidane. Sabido es, porque él mismo lo dijo, que Martin decidió fichar por el Madrid porque precisamente al frente de su segundo equipo estaba Zidane, aunque tanto para él, pero sobre todo para su padre, exfutbolista y entrenador, descubrir sus métodos fue una decepción.

"Odegaard tiene que espabilar, el día a día en el Madrid no es el día a día de la Real, con todo respeto", fue exactamente el comentario en el mencionado programa radiofónico sobre el noruego que molestó a Iván Campo, quien curiosamente nunca jugó en la Real Sociedad, el equipo de su ciudad, pero sí lo hizo en el Real Madrid. La cuestión es que el pasado sábado, después de tres partidos en el banquillo sin jugar un solo minuto, Zidane solo sacó a Odegaard los últimos cinco ante el Celta, para sumar un total de 238 en lo que va de temporada.

Lo contábamos hace unos días: el año pasado por estas mismas fechas, 'Martintxo' sumaba 17 partidos completos con la Real, con 4 goles y 5 asistencias, mientras que ahora sigue con estos tres casilleros a cero. A diferencia de Imanol Alguacil, a quien quizás esta temporada se le está yendo la mano a la hora de dosificar a sus jugadores, de ahí que el equipo donostiarra se esté dejando tantos puntos en LaLiga, Zidane no es amigo de las rotaciones y, mientras Modric siga a su nivel, va a ser complicado que el noruego tenga la continuidad necesaria para mejorar sus registros.

Zidane e Iván Campo, juntos en su etapa como jugadores del Real Madrid
Zidane e Iván Campo, juntos en su etapa como jugadores del Real Madrid

"Si vienes al Madrid tienes que demostrar el hambre de un juvenil todos los días", comentaron en el programa de la Cadena SER, dando a entender que Odegaard no se gana el puesto en Valdebebas, a lo que Iván Campo también respondió sin cortarse un pelo. "Que no esté jugando no significa que no entrene bien ni la cantidad de tonterías que has dicho", añadió el que fuera central del Real Madrid durante cuatro temporadas, con el que ganó dos Copas de Europa, una Liga y una Intercontinental, y donde precisamente tuvo a Zidane como compañero.

De hecho, el donostiarra fue uno de los primeros en apostar por Zidane como entrenador del Real Madrid. "Va a triunfar porque en el Bernabéu le adoran y él sabe lo que necesita para conseguirlo: comunicación, respeto y tranquilidad en el vestuario", dijo Iván cuando el francés relevó a Rafa Benítez en el banquillo. "Es más fácil convencer a Cristiano, Bale o Benzema para defender si eres Zidane. Si Zizou habla, se le escucha", explicó.

Si alguien sabe por experiencia la presión que supone jugar en el Bernabéu ese es Iván Campo, quien, después de jugar un partido en el Alavés, 23 en el Valladolid, 8 en el Valencia y 34 en el Mallorca, llegó al Real Madrid dispuesto a triunfar nada menos que como central, uno de los puestos más complicados en el fútbol en general, pero en el equipo blanco en particular. "Si el primer balón que tocas, lo das mal, ya te pitan 80.000 personas, y al final tú solo piensas que estás acojonado", llegó a confesar. Sus 95 partidos con la camiseta blanca solo los superan los 190 en el Bolton inglés, de ahí que incluso forme parte del equipo de leyendas del Real Madrid.

Aunque el zasca de Iván estaba más justificado, quizás detrás de comentarios tan desafortunados se esconda el hecho de que Odegaard va camino de ser el cuarto del patíbulo de Zidane. Con Marcos Llorente en el Atlético de Madrid, Reguilón en el Tottenham y Mayoral en la Roma, el noruego estaba encantado en la Real y la Real encantada de tenerle, pero la falta de fichajes llevó al director deportivo del Real Madrid a incumplir lo acordado con el club donostiarra y la temporada de 'Martintxo' está siendo tan triste.

Con este panorama, es normal que se hable de una posible salida del noruego en este mercado de invierno, algo que quizás Zizou viera bien como padre, pero no como entrenador. Y es que por mucho que Luka Modric siga rindiendo a un altísimo nivel y en otro ejemplo de compromiso vaya a renovar su contrato por una temporada más, desgraciadamente para el fútbol el croata no es eterno y Odegaard está llamado a ser su heredero.

A mi bola